Cambio climático y salud humana.

Conferencia de la OMS sobre salud y clima: información de fondo.Health and Climate Conference

Las perturbaciones climáticas pueden poner en peligro la seguridad de la salud con fenómenos meteorológicos extremos y brotes de enfermedades infecciosas. La contaminación atmosférica aumenta la carga de las enfermedades no transmisibles. Si se presta una mayor atención a las medidas de salud pública preventivas, puede aligerarse la presión que recae sobre los servicios de salud y fomentarse un entorno más propicio para la consecución de la cobertura sanitaria universal.

Desde el 2008 la Organización Mundial de la Salud viene demostrando su capacidad de liderazgo en la concienciación de los peligros que supone el cambio climático para la salud. En concreto, la OMS facilita pruebas científicas y orientaciones técnicas y ha puesto en marcha métodos innovadores para proteger la salud frente a los riesgos climáticos

Es necesario impulsar un planteamiento más concreto y sistemático para la protección de la salud que esté encabezado por la comunidad sanitaria, en coordinación con otras partes interesadas.

Fuente: OMS

___________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto emailpromociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

La OMS alerta del aumento de la contaminación ambiental en las ciudades.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de un aumento de la contaminación ambiental en la mayoría de las ciudades del mundo ya que casi el 90 por ciento de las urbes que miden su polución superan los niveles de calidad que establece este organismo de Naciones Unidas, con el consiguiente riesgo de que sus habitantes sufran más problemas respiratorios y otras patologías

Ginebra, 9 de mayo de 2014 (medicosypacientes.com/EP)

Este organismo ha actualizado su base de datos sobre calidad del aire urbano, en la que participan un total de 1.600 ciudades de 91 países –500 más que en el anterior recuento, realizado en 2011–, y ha demostrado que actualmente sólo el 12 por ciento de las personas que viven en estas ciudades respiran aire limpio y alrededor de la mitad está expuesta a niveles de contaminación 2,5 veces mayores a los que establece la OMS.

Además, en la mayoría de las ciudades donde hay datos suficientes para comparar la situación actual con la de años anteriores se ha visto como la contaminación del aire es cada vez peor, a lo que han contribuido diversos factores como el uso de combustibles, el aumento de medios de transporte motorizados y deficiencias en el consumo energético de oficinas y hogares.

Sin embargo, algunas ciudades están llevando a cabo mejoras notables que han demostrado que la calidad del aire se puede mejorar mediante la puesta en marcha de iniciativas como la prohibición de las calefacciones de carbón en los edificios, la apuesta por energías renovables y un mayor control del transporte.

“Hay demasiados centros urbanos que actualmente están tan envueltos en aire sucio que invisibilizan sus horizontes”, según ha defendido Flavia Bustreo, directora general de Familia, Infancia y Mujer de este organismo.

Trece de las 20 ciudades más sucias son de La India, que copa las cuatro primeras posiciones del ranking mundial con Nueva Delhi, Patna, Gwalior y Raipur. La capital india presentaba una media anual de 153 microgramos de partículas pequeñas (pm2.5) por metro cúbico.

En el lado opuesto se sitúan 32 ciudades que presentaban niveles inferiores a 5 PM2.5 por metro cúbico, de las que tres cuartas partes están en Canadá.

Un reciente informe publicado por la OMS reveló como la contaminación atmosférica fue responsable en 2012 de la muerte de unos 3,7 millones de personas menores de 60 años, siendo uno de los mayores riesgos para la salud a nivel mundial.

Pese a esta incidencia de la contaminación atmosférica, la directora de Salud Pública de la OMS, la española María Neira, reconoce que “se puede ganar” la lucha contra este problema y reducir la incidencia del cáncer de pulmón y las enfermedades cardiorrespiratorias, como demuestra la mejora que han experimentado algunas ciudades como Copenhague (Dinamarca) o Bogotá (Colombia), gracias a la promoción de medios de transporte más saludables como el uso de la bicicleta.

Fuente: Médicos y Pacientes

_____________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Recomendaciones mundiales sobre la actividad física para la salud.

Fuente: http://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_recommendations/es/index.html

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha elaborado las Recomendaciones mundiales sobre la actividad física para la salud con el objetivo general de proporcionar a los formuladores de políticas, a nivel nacional y regional, orientación sobre la relación dosis-respuesta entre frecuencia, duración, intensidad, tipo y cantidad total de actividad física y prevención de las enfermedades no transmisibles (ENT).

Descargar la publicación

Las recomendaciones que figuran en ese documento distinguen tres grupos de edad: 5-17 años, 18-64 años y más de 65 años. A continuación se indican las recomendaciones para cada grupo de edad. Para más información, haga clic abajo y descargue el documento completo, o pulse un grupo de edad concreto para consultar las recomendaciones específicas.

Jóvenes (5 a 17 años)

Para los niños y jóvenes de este grupo de edades, la actividad física consiste en juegos, deportes, desplazamientos, actividades recreativas, educación física o ejercicios programados, en el contexto de la familia, la escuela o las actividades comunitarias. Con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares y la salud ósea y de reducir el riesgo de ENT, se recomienda que:

  • Los niños y jóvenes de 5 a 17 años inviertan como mínimo 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.
  • La actividad física por un tiempo superior a 60 minutos diarios reportará un beneficio aún mayor para la salud.
  • La actividad física diaria debería ser, en su mayor parte, aeróbica. Convendría incorporar, como mínimo tres veces por semana, actividades vigorosas que refuercen, en particular, los músculos y huesos.

Más información sobre la actividad física en los jóvenes.

Adultos (18 a 64 años)

Para los adultos de este grupo de edades, la actividad física consiste en en actividades recreativas o de ocio, desplazamientos (por ejemplo, paseos a pie o en bicicleta), actividades ocupacionales (es decir, trabajo), tareas domésticas, juegos, deportes o ejercicios programados en el contexto de las actividades diarias, familiares y comunitarias.

Con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares y la salud ósea y de reducir el riesgo de ENT y depresión, se recomienda que:

  • Los adultos de 18 a 64 años dediquen como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, de intensidad moderada, o bien 75 minutos de actividad física aeróbica vigorosa cada semana, o bien una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.
  • La actividad aeróbica se practicará en sesiones de 10 minutos de duración, como mínimo.
  • Que, a fin de obtener aún mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edades aumenten hasta 300 minutos por semana la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien hasta 150 minutos semanales de actividad física intensa aeróbica, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.
  • Dos veces o más por semana, realicen actividades de fortalecimiento de los grandes grupos musculares.

Más información sobre la actividad física en los adultos

Adultos mayores (de 65 años en adelante)

Para los adultos de este grupo de edades, la actividad física consiste en actividades recreativas o de ocio, desplazamientos (por ejemplo, paseos caminando o en bicicleta), actividades ocupacionales (cuando la persona todavía desempeña actividad laboral), tareas domésticas, juegos, deportes o ejercicios programados en el contexto de las actividades diarias, familiares y comunitarias.

Con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares y la salud ósea y funcional, y de reducir el riesgo de ENT, depresión y deterioro cognitivo, se recomienda que:

  • Los adultos de 65 en adelante dediquen 150 minutos semanales a realizar actividades físicas moderadas aeróbicas, o bien algún tipo de actividad física vigorosa aeróbica durante 75 minutos, o una combinación equivalente de actividades moderadas y vigorosas.
  • La actividad se practicará en sesiones de 10 minutos, como mínimo.
  • Que, a fin de obtener mayores beneficios para la salud, los adultos de este grupo de edades dediquen hasta 300 minutos semanales a la práctica de actividad física moderada aeróbica, o bien 150 minutos semanales de actividad física aeróbica vigorosa, o una combinación equivalente de actividad moderada y vigorosa.
  • Que los adultos de este grupo de edades con movilidad reducida realicen actividades físicas para mejorar su equilibrio e impedir las caídas, tres días o más a la semana.
  • Convendría realizar actividades que fortalezcan los principales grupos de músculos dos o más días a la semana.
  • Cuando los adultos de mayor edad no puedan realizar la actividad física recomendada debido a su estado de salud, se mantendrán físicamente activos en la medida en que se lo permita su estado.

Más información sobre la actividad física en los adultos mayores

____________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Nace una alianza europea de empresas para promover hábitos de vida saludables

Fuente: http://www.europapress.es/salud/noticia-nace-alianza-europea-empresas-promover-habitos-vida-saludables-20120510135630.html

EUROPA PRESS – 10-5-2012

El Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social ha presentado este jueves la ‘Alianza Europea de Empresas Saludables‘ con el objetivo de que las compañías promuevan hábitos de vida óptimos ya que, en la actualidad, 40 millones de europeos padecen estrés y 20 sufren alguna enfermedad de tipo crónico.

“Nada mejor que desde el seno de la empresa para promover la salud y asegurar la sostenibilidad del puesto de trabajo”, sostiene el presidente del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social –centro colaborador de la Organización Mundial de la Salud (OMS)–, el doctor Manuel de la Peña.

De este modo, explica que “las empresas que protegen la salud de sus trabajadores son las más exitosas” y asegura que “un euro invertido en salud supone un reembolso de cinco“.

De la Peña advierte que un entorno laboral inseguro o poco saludable genera estrés y, entonces, el trabajador puede sufrir accidentes y lesiones así como una falta de satisfacción por el trabajo realizado. A su vez, este fenómeno, puede traducirse en la aparición de hábitos nocivos, como fumar o a beber alcohol, y, tras ellos, enfermedades crónicas, como hipertensión arterial y enfermedades cardiovasculares.

Por su parte, el director del Programme Management de la OMS, el doctor José Martín Moreno, considera que la divulgación de buenas prácticas desde el ámbito laboral no es otra cosa que “intentar aplicar el sentido común” y recuerda que “el principal activo de las empresas es el trabajador”.

“Cualquier empresa tiene que fomentar el bienestar (entre sus empleados) porque es lo legal. Se trata de prevenir la aparición de patologías y de fomentar un ambiente psicosocial adecuado”, argumenta Martín Moreno. En este sentido, subraya la importancia de impulsar el compañerismo y la solidaridad así como de reconocer los méritos del trabajador.

Por otro lado, considera fundamental que la compañía cuente con recursos sanitarios y que anime a sus empleados a seguir una dieta  saludable y practicar ejercicio físico.

EMPRESAS SALUDABLES

Por su parte, el director de la Cátedra de Empresas Saludables del Instituto Europeo de Salud y Bienestar Social, el doctor Luis Blázquez, apuesta por impulsar la cultura de empresa saludable “en el tejido de los que toman las decisiones”, aunque, lamenta que, en estos momentos, a pesar de que ya exista, “no haya conciencia”.

Sobre si las empresas españolas están más o menos concienciadas con esta cultura saludable en comparación a las europeas, Blázquez reconoce que, en el propio país, este compromiso es muy “desigual” y lamenta que, por “desgracia”, a consecuencia de la crisis económica, “se haya parado”. No obstante, sostiene que, en los años 2006 y 2007, los importantes grupos empresariales estaban trabajando en “esta dirección”.

“El vaso no está tan lleno como nos gustaría”, señala, por su parte,  Martín Moreno, quien considera que “hay más espacio para actuar” y recomienda poner la vista en los países nórdicos, que son los más concienciados con este tema.

En general, las empresas que se incoporen a esta alianza internacional elaboraran un libro blanco que facilitará el intercambio de conocimiento y crearán un comité de expertos en el que participarán reconocidos profesionales a fin de difundir, normalizar y aplicar el conocimiento.

La primera empresa que ya ha manifestado su interés por adherirse a esta iniciativa ha sido Accenture, aunque Blázquez pronostica que las 8.000 empresas que han conseguido el certificado de AENOR sobre riesgos laborales cuentan con la “sensibilidad suficiente” para empatizar con esta iniciativa.

   Según la OMS, un lugar de trabajo saludable es aquel en el que los “trabajadores y administradores colaboran para usar un proceso continuo de mejora para proteger y promover la salud, seguridad y bienestar de todos los trabajadores”.

_______________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.