El estado de la felicidad en el mundo.

Por: José Luis Cieri

Fuente: http://enpositivo.com/2011/12/la-felicidad-en-el-mundo/

Desde hace algunos años, la felicidad también parece ser un factor que se puede medir. Es que este “estado de ánimo” despertó la atención de profesionales de distintas ramas y llevó a que se realizaran estudios para comprobar cuáles son las naciones más felices y por qué.

Entre los pioneros de estos análisis se encuentra el profesor de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Erasmus de Rotterdam, el holandés Ruut Veenhoven, quien todos los años actualiza su Base de Datos Mundial de la Felicidad. En diálogo con La Nación, el investigador contó que a la hora de elaborar este índice “se tiene en cuenta la `satisfacción con la vida` declarada por la población general. Dado que podemos definir la felicidad como cuánto a uno le gusta la vida que vive y es algo en lo que las personas piensan permanentemente, ésta puede ser medida a través del tiempo y en diferentes consultas. Por ejemplo, un tipo de pregunta utilizada con frecuencia es: en términos generales, ¿cuán satisfecho o insatisfecho está usted con su vida?”

Del informe de esta universidad se desprende que en 2011 el país más feliz del mundo es Costa Rica, y lo siguen Dinamarca, Islandia, Suiza y Finlandia.

 

Los más felices del mundo se destacan por las siguientes características: son ricos, tienen buena gobernabilidad y permiten a sus ciudadanos grandes niveles de libertad.”

Junto a Veenhoven trabaja el doctor Héctor Vargas, de Chile, quien en estos momentos está abocado a la elaboración de un análisis de la felicidad en América latina. Vargas pretende revisar si la felicidad está en aumento en este continente y si las condiciones difieren aquí y en Europa.

“La felicidad media en la Argentina es más alta que lo que se podría esperar si consideramos las características que incrementan la felicidad en otros países, tales como el desarrollo económico, la buena gobernabilidad, la libertad y la confianza. De hecho, este es un efecto encontrado en todas las naciones latinoamericanas, aunque aún no sabemos claramente por qué ocurre. Es algo sobre lo cual aún no tenemos datos disponibles. Probablemente, la diferencia tenga que ver con una cuestión cultural en el continente”, explica.

En otro estudio relacionado con el tema y que clasificó a 187 países, el Índice de Desarrollo Humano 2011 que dio a conocer recientemente el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) indicó que Noruega es el mejor país del mundo para vivir.

Si bien destacan que no hay una definición única sobre la felicidad, Gabriel Foglia, decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Palermo, consideró que “es un estado relacionado con la libertad para tomar las decisiones y la satisfacción que nos genera lograr los objetivos que nos proponemos. El desafío es ser felices mientras avanzamos y no sólo cuando llegamos a la meta.”

Varios aspectos se unieron para elaborar el informe, ya que la temática cobra cada vez más importancia en distintas disciplinas (psicología positiva, economía, marketing y ciencia política, entre otras). “La Universidad de Palermo busca el desarrollo de contenidos innovadores que tengan un impacto en la sociedad, y a partir de este estudio surgen distintas líneas de investigación”, amplió. El estudio también trató sobre la infelicidad: “El principal motivo que genera infelicidad es la falta de dinero (29% de aquellos que dijeron no sentirse felices respondieron así), seguido por la salud (15%) y por problemas laborales (14%). Es interesante destacar que aquellos que se declaran felices o muy felices no lo atribuyen al dinero sino a la familia (39%), a la buena salud (29%) y al trabajo (22%)”, detalló Foglia.

La doctora Isabel María Mikulic, profesora e investigadora de la Facultad de Psicología la Universidad de Buenos Aires (UBA) y directora de la maestría en Psicodiagnóstico y Evaluación Psicológica, precisó que “de acuerdo con lo que hemos podido intercambiar con otros investigadores de la región, los argentinos son personas que están más satisfechos con lo que viven y asignan mayor importancia a sus afectos especialmente centrados en los otros significativos de su vida como sus hijos, su pareja o sus padres que al dinero como causa de su felicidad. Estas observaciones también las realizan los estudiantes de toda América latina que vienen a cursar carreras de posgrado de nuestra facultad y que resaltan el grado de amabilidad que observan en el argentino a diferencia de sus propios países de origen u otros”.

Al consultársele si la felicidad es diferente entre la gente que vive en la Capital con la del interior, Mikulic expresó que “los estudios que realizamos en el contexto rural mostraron que al estar sometidos a una serie de demandas que se constituyen en poderosas fuentes de amenaza y estrés, como la imposibilidad de cubrir determinadas necesidades o la insatisfacción percibida respecto del ambiente ya sea por razones climáticas como por la distancia que los separa de otros contextos con otro tipo de recursos y servicios, se traducen en aislamiento, incertidumbre y sensación de vulnerabilidad. En cambio, en la ciudad la creatividad y las relaciones interpersonales son fuentes de felicidad a las que se privilegia de manera diferencial”.

_______________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s