Ecologistas, consumidores y sindicatos se unen para pedir la eliminación del mercurio de los empastes dentales.

En países como Suecia o Noruega ya es prácticamente un hecho.

Varias organizaciones han pedido al Gobierno español que apoye la eliminación del

MONSTERS Inc. Dirigida por Pete Docter, Lee Unkrich y David Silverman en 2001

MONSTERS Inc. Dirigida por Pete Docter, Lee Unkrich y David Silverman en 2001

mercurio dental para frenar la contaminación del agua, el aire y el suelo, así como las «graves consecuencias para la salud y el medio ambiente» que puede provocar.

Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra, la Confederación de Consumidores y Usuarios, Greenpeace, Comisiones Obreras y el Buró Europeo de Medio Ambiente han pedido al Gobierno español que apoye la eliminación del mercurio dental para frenar la contaminación del agua, el aire y el suelo y las «graves consecuencias para la salud y el medio ambiente» que puede provocar.

De este modo, ecologistas, consumidores y sindicatos han reclamado al Ejecutivo que respalde la eliminación progresiva en la Unión Europea y en el ámbito multilateral, introduciendo una cláusula en el Tratado del mercurio, un instrumento jurídicamente vinculante que actualmente está en fase de redacción en el Programa de Naciones Unidas por el Medio Ambiente (PNUMA).

En este sentido, las organizaciones han señalado que el mercurio dental es «una de las mayores fuentes de contaminación por mercurio después de la producción de cloro-sosa», subrayando que los empastes con mercurio consumen unas 400 toneladas anuales de mercurio y acaban contaminando el agua –a través de las aguas residuales y los residuos urbanos–, el aire –a través de las cremaciones, las emisiones de las clínicas dentales y la incineración–, y el suelo –a través de los vertederos, los cadáveres enterrados y la aplicación de lodos residuales–.

Los portavoces de las organizaciones advierten que una vez liberado, este mercurio puede convertirse en metilmercurio, que produce graves daños cerebrales y problemas neurológicos, especialmente en niños y fetos (mujeres embarazadas y en periodo de lactancia).

A este respecto han insistido en que ya existen «alternativas eficaces y asequibles» para los empastes de amalgama, que, en su opinión, son «altamente costosos si se tiene en cuenta los daños ambientales que provocan». Asimismo, han destacado que en países como Suecia o Noruega el mercurio dental ha sido «prácticamente eliminado» y que existen informes recientes, como el preparado por BIO Intelligence Service para la Comisión Europea, que recomiendan su retirada progresiva.

Fuente: Gaceta Dental. Edición: Enero de 2013 Nº 243    17-Ene-2013  

___________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s