Los especialistas aconsejan deporte para afrontar los problemas de varices en la época estival.

Madrid, 16 de julio de 2013 (medicosypacientes.com)

Hacer deporte ayuda a mejorar los problemas venosos, especialmente las varices, agravados por el calor durante la época estival, según recomienda el doctor Vicente Ibáñez Esquembre, presidente del Capítulo Español de Flebología y Linfología (CEFyL) de la  Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV).

Ahora con la llegada del verano, ¿cómo se pueden atenuar los efectos del calor en los problemas venosos en general?

Como bien saben, el calor es un potente vasodilatador y las personas que tienen problemas venosos ven agravados sus síntomas a veces de forma considerable durante la época estival, o cerca de fuentes de calor. Y me refiero al edema, a la pesadez o al cansancio de piernas. La forma de poder minimizar estos síntomas es evitando horas de excesivo calor, sobre todo en la playa en donde se aconseja que se acuda  a horas de la mañana y de la tarde en donde el efecto del calor es menos intenso. Evidentemente utilizar el agua para ejercicios de activación de la bomba muscular: natación, paseos por la orilla del mar, uso de patín de agua, etcétera, son inmejorables siempre que se tenga en cuenta lo anterior.

Y en los viajes, ¿cómo se puede prevenir el tromboembolismo venoso o el también conocido como “el síndrome de la clase turista”?

El llamado “síndrome de la clase turística”, suele ser más prevalente en vuelos de larga duración, en avión o no, y sobre todo en personas con factores de riesgo asociados como: obesidad, edad avanzada, etc. Es consecuencia de la inmovilización de la bomba muscular de las piernas, que está la mayoría del tiempo inactiva. El resultado puede llegar a ser una tromboflebitis de la pierna y no necesariamente un tromboembolismo pulmonar, como consecuencia final de este proceso.

Para evitarlo es aconsejable realizar ejercicios de movilización de las piernas a través de ejercicios de flexo-extensión durante algunos minutos cada hora, la utilización de medias cortas de compresión normal, beber abundantes líquidos y, si es posible, dar un pequeño paseo por el avión, tren y hacer paradas, a lo largo del viaje en coche, “para estirar las piernas “. En casos avanzados de patología venosa o en antecedentes de tromboflebitis o ante la presencia de varices importantes, se aconseja la administración, antes del inicio del viaje largo y a la vuelta del mismo, de una dosis de heparina de bajo peso molecular, ajustada al peso.

¿Qué opina sobre los tratamientos “milagro” de las varices?

No existen. Quien así lo anuncia suele empujarle más un deseo especulativo que científico y los anuncios que así aparecen, lo único que intentan es atraer a personas que ignoran la realidad que rodea su padecimiento. Como los médicos solemos decir: “no hay enfermedades, sino enfermos”, y las patologías, los procesos de cualquier tipo venoso y/o linfático, no suelen responder y presentarse de la misma forma. Nosotros tenemos “estrategias terapéuticas” y en función de las características de cada paciente, elegimos la que creemos mejor para él. Ante un anuncio de un tratamiento milagroso, aconsejo mucho cuidado en la elección, pues suele subsistir una motivación meramente económica. Para evitarlo, estamos los médicos especialistas en Angiología y Cirugía Vascular que podremos informar, aconsejar y dirigir correctamente al paciente.

¿Qué es el linfedema? ¿Cuál es su prevalencia? ¿Cómo es tratado actualmente?

El linfedema se desarrolla si algún proceso patológico reduce la capacidad de transporte y al mismo tiempo incrementa la carga linfática. Básicamente, el linfedema se define como “un estado crónico y progresivo en el cual la acumulación de linfa excede a la capacidad de transporte de la misma. Esta situación aparece con mayor frecuencia en las mujeres que han sido sometidas a una mastectomía por un carcinoma de mama. Se calcula en 800.000 las personas portadoras en España de linfedema tanto de miembro superior como inferior.

El tratamiento actual se basa en el diagnóstico, que solemos hacer los especialistas en Cirugía Vascular, pero el tratamiento fundamentalmente está en manos del especialista en Medicina Física y Rehabilitación, que cuenta con todos los medios necesarios para aplicarlo correctamente. No obstante, en la actualidad, los recortes sanitarios están provocando una espera para el tratamiento y a veces, que no sea todo lo integral que debería hacerse. En ello, el Capítulo Español de Flebología y Linfología de la SEACV y la Sociedad Española de Rehabilitación y Medicina Física (SERMEF) luchan para solucionar este desfase no deseado.

¿Qué misión cumple el Capítulo Español de Flebología y Linfología dentro de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV)?

El Capítulo Español de Flebología y Linfología (CEFyL), nació ya hace 22 años, promovido por un grupo de angiólogos y cirujanos vasculares, socios de la SEACV, que estábamos muy motivados por estos problemas. En aquellos años la demanda de patologías más importantes como las arteriopatías, relegaban a un “segundo plano” a los problemas venosos y linfáticos. Pensamos que la prevalencia de la patología veno-linfática es de las mayores que existen, aproximadamente un 22% en cualquier grado en España, y que esos pacientes deben ser atendidos de una forma, quizás más específica de lo que se está haciendo en estos momentos, que es, precisamente, uno de los motivos y misiones que justifican el nacimiento del CEFyL.

Por otra parte, concienciar a la sociedad de que hay una especialidad que les acoge y dar a conocerla de una forma más completa y rigurosa entra dentro también de nuestra misión. Actualmente, estamos bien posicionados en la sociedad, somos más de 400 socios y seguimos luchando y trabajando por reglar, estructurar, conocer y dar soluciones a los pacientes en su patología veno-linfática.

¿Cuáles son las iniciativas científicas actuales del Capítulo?

Actualmente, durante mi presidencia, aparte de los Congresos anuales del CEFyL, hemos puesto en marcha: una guía de práctica clínica sobre la prevención y tratamiento de la ETEV (enfermedad tromboembólica venosa) en enfermos con daño cerebral adquirido y lesión medular junto con compañeros de la SERMEF; una guía de práctica clínica sobre la prevención y tratamiento de la ETEV en Atención Primaria en concierto con médicos de AP; un consenso sobre el Linfedema, también con la SERMEF; un consenso sobre los nuevos anticoagulantes orales, a punto de formalizar con la empresa patrocinadora; y por primera vez, un verdadero Libro Blanco sobre la Patología Venosa y Linfática en nuestro país, en el que colaboran más de 65 autores de toda España y que, si se cumplen plazos, podremos presentarlo en el congreso de Madrid de 2014. Una vez preparado, será remitido a las correspondientes consejerías de Salud y al Ministerio de Sanidad para su conocimiento y discusión, si así lo desean. Nosotros consideramos que nuestra obligación es hacerlo y creemos que la de la administración sanitaria es buscar unas soluciones que puedan equilibrar los deseos de salud de los enfermos y la situación administrativa, para que ambas partes puedan verse beneficiadas.

¿Cuáles son las principales conclusiones científicas del último congreso nacional del Capítulo, celebrado en Málaga?

Por una parte, la alta prevalencia de la insuficiencia venosa crónica (IVCR) en nuestro país y la constatación de que se necesita una actitud clara de la administración para abordar el problema y disponer de medios suficientes para ello.

Por otra, la problemática en el tratamiento del Linfedema y la posición de la Federación Española de Asociaciones de Linfedema por este problema, de que se precisa la creación de Unidades de Linfedema en todos los hospitales de capitales de provincia de nuestro país.

Dentro de las actividades científicas, se expuso una carpa, abierta a la población de Málaga, en donde, de forma gratuita se hicieron exploraciones venosas, se daba un diagnóstico y los consejos correspondientes. El congreso fue un éxito de asistentes y el nivel científico alcanzado uno de los más significativos, gracias a la actuación del Comité Científico del CEFyL y a la labor personal del presidente del comité organizador del Congreso, el doctor Rafael Gómez Medialdea.

Como ultima conclusión, quisiera evidenciar la importancia y la trascendencia social y personal de estos padecimientos, el costo que generan y la necesidad de un posicionamiento claro de la administración ante todo ello, para entre ambos buscar la mejor solución que sea eficiente, pero sobre todo efectiva. Para todo ello, nos ponemos a disposición de la administración y nos ofrecemos a los Colegios de Médicos para generar ponencias y charlas a lo largo de nuestro país, con el fin de hacer llegar estas preocupaciones a los diversos especialistas que se congreguen. 

FUENTE: Médicos y Pacientes

__________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s