Greenpeace denuncia presencia de sustancias tóxicas en ropa para niños.

La última investigación de Greenpeace ha revelado la presencia de sustancias químicas peligrosas en ropas para chicos de 12 marcas conocidas.

Según el estudio, estos productos químicos no sólo impactan en las comunidades locales -cuando son liberados en los ríos por las fábricas contaminantes en los centros de producción, como China e Indonesia- sino también están presentes en la ropa y se liberan a través de las lavadoras. 

El cóctel de productos químicos peligrosos encontrados en este estudio ha generado graves efectos adversos sobre la fauna, el aire y el agua y plantean riesgos para la salud de los seres humanos, en particular a nuestros sistemas inmunológicos, reproductivos y hormonales.

El estudio no mostró diferencias significativas entre el nivel de los productos químicos peligrosos que se encuentran en la ropa de los niños y los que se encuentran en las prendas hechas para los adultos.

Los tóxicos hallados son resultado de una nueva investigación realizada por la organización, como parte de su campaña Detox, que identificó que productos químicos peligrosos están presentes en productos textiles y de cuero, como resultado de su uso durante la fabricación.

El estudio se realizó en los Laboratorios de Investigación de Greenpeace de la Universidad de Exeter, en Reino Unido, por expertos de varios laboratorios acreditados independientes, a varios artículos de más de una docena de reconocidas marcas internacionales. 

Greenpeace destacó que la investigación se realizó a 82 prendas para niños, desde ropa interior, deportiva, de moda y lujo y zapatos. Las prendas fueron compradas entre mayo y junio del año pasado en diferentes comercios de 25 países diferentes en todo el mundo para analizar si había presencia de etoxilatos de nonilfenol (NPE) y en algunos también se examinó la presencia de estaño y polifluorado (PFC). 

“Todos los productos químicos peligrosos mencionados anteriormente se detectaron en varios productos, por encima de los límites técnicos de detección utilizados en este estudio”, destacó la organización ambientalista, con sede en Amsterdam. 

Greenpeace destacó que a pesar del hecho de que todos los productos comprados eran para niños y bebés, no hubo diferencia significativa entre la gama y los niveles de productos químicos peligrosos que se encuentran en este informe en comparación con estudios anteriores.

De los productos analizados, Greenpeace destacó que se encontraron 50 artículos, el 61.0 por ciento, con altos índices de nonilfenol o NPE, sustancia tóxica que causa daños al sistema reproductivo y los sistemas hormonales o inmunológicos.

Fuente: ComunicaRSE

____________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email:  promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s