La contaminación del aire causa 7 millones de muertes prematuras al año en todo el mundo.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha alertado de que, al año, la contaminación del aire provoca 7 millones de muertes prematuras, siendo la causa principal las enfermedades cardiovasculares. Esta nueva estimación, “mayor de la esperada”, es un paso importante para el avance de un plan de trabajo de la organización para la prevención de enfermedades relacionadas con la contaminación del aire

Madrid, 27 de marzo de 2014 (medicosypacientes.com/EP)

Muchas personas están expuestas a la contaminación del aire, tanto en interiores como en exteriores. En el caso de la contaminación del aire exterior, estima que hay 3,7 millones de muertes en 2012 por la contaminación urbana y rural en todo el mundo; mientras la contaminación del aire en interiores se vinculó a 4,3 millones de muertes en 2012.

Según sus estimaciones la contaminación causada aire al aire exterior ocasiono un 40 por ciento de muertes relacionadas con cardiopatía isquémica; otro 40 por ciento con los accidente cerebrovascular; el 11 por ciento con la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC); un 6 por ciento con el cáncer de pulmón, y un 3 por ciento se deberían a infecciones respiratorias bajas agudas en los niños.

Mientras, las muertes con la contaminación causada por aire interior – carbón, la madera y la biomasa estufas- serían sobre todo por accidente cerebrovascular en un 34 por ciento de las muertes; un 26 por ciento se atribuye a la cardiopatía isquémica; un 22 por ciento a la EPOC; un 12 por ciento a las infecciones respiratorias bajas agudas en los niños, y un 6 por ciento el cáncer de pulmón.

“Los riesgos de la contaminación del aire son ahora mucho mayor de lo pensado o entendido, sobre todo para la enfermedad cardíaca y los accidentes cerebrovasculares” explicó la doctora María Neira, directora del Departamento de la OMS para la Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud, quien ha recordado que “pocos riesgos tienen un impacto mayor en la salud global hoy en día que la contaminación del aire”.

“La evidencia señala la necesidad de una acción concertada para limpiar el aire que todos respiramos”, añadió. Precisamente, la OMS quiere que se desarrolle una Plataforma Mundial, que tenga como objetivo la calidad del aire y la salud para generar mejores datos sobre las enfermedades relacionadas con la contaminación del aire y reforzar el apoyo a los países y ciudades a través de orientación, información y evidencia sobre los beneficios sanitarios de las intervenciones.

“La contaminación del aire excesivo es a menudo un subproducto de las políticas no sostenibles en sectores como el transporte, la energía, la gestión de residuos y la industria. En la mayoría de los casos, las estrategias más sanas también será más económico en el largo plazo debido a los ahorros en los costos de atención de la salud, así como las ganancias del clima”, advirtió el doctor Carlos Dora, coordinador de la OMS para la Salud Pública, Medio Ambiente y Determinantes Sociales de la Salud.

El riesgo del aire interior a debate

Las nuevas estimaciones se basan en los últimos datos de mortalidad de la OMS de 2012, así como la evidencia de riesgos para la salud de la exposición a la contaminación del aire. Estas se basan en la exposición de las personas a la contaminación del aire en diferentes partes del mundo se formularon a través de un nuevo mapeo de datos global.

Después de analizar los factores de riesgo, la OMS estima que la contaminación del aire en interiores se vinculó a 4,3 millones de muertes en 2012, producto de los hogares por cocinar sobre el carbón, la madera y la biomasa estufas.

La nueva estimación se explica por una mejor información sobre exposiciones a la contaminación entre los cerca de 2,9 billones de personas que viven en casas con madera, carbón o estiércol como combustible primario para cocinar, así como la evidencia sobre el papel de la contaminación del aire en el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y respiratorias, y cánceres.

En este sentido, la doctora Flavia Bustreo, subdirectora general del grupo de Familia, Salud de Mujeres y Niños de la OMS, advierte de que son las mujeres y los grupos vulnerables, incluidos los niños y los ancianos, los que más sufren. “Las mujeres y los niños pobres pagan un alto precio por la contaminación del aire en interiores, ya que pasan más tiempo en casa para respirar en el humo y el hollín de carbón y las estufas de madera del cocinero con fugas”, añadió.

A finales de este año, la OMS publicará directrices calidad del aire interior en la combustión de combustibles de los hogares, así como los datos de los países sobre exposición a la contaminación del aire exterior e interior y la mortalidad relacionada, además de una actualización de las mediciones de la calidad del aire en 1.600 ciudades.

Fuente: Médicos y Pacientes

______________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto emailpromociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s