LACTANCIA MATERNA: LA MEJOR OPCIÓN.

Por: María Pilar Gómez Villena, Graduada en Nutrición Humana y Dietética.

Según indica la Estrategia Mundial para la Alimentación del Lactante y del Niño Pequeño, “la lactancia natural es una forma sin parangón de proporcionar un alimento ideal para el crecimiento y el desarrollo sanos de los lactantes; también es parte integrante del proceso reproductivo, con repercusiones importantes en la salud de las madres”.

La lactancia materna exclusiva durante los seis primeros meses de vida, constituye una forma de alimentación inmejorable para los recién nacidos y lactantes sanos, ya que cubre sus necesidades energéticas y de nutrientes, y se adapta a las limitaciones fisiológicas del tubo digestivo de estos durante este periodo, a partir del cual debe introducirse la diversificación alimentaria (Beikost) pero sin abandonar la lactancia materna hasta el segundo año de edad.

La lactancia materna proporciona tanto a la madre como al lactante, una serie de beneficios que se pueden resumir en los siguientes:

– El inicio de la lactancia debe ser precoz, en las primeras horas postparto ya este hecho fomenta el vínculo madre-hijo.

– Puede servir como método anticonceptivo natural, porque la lactancia materna retrasa la ovulación, aunque no es un método 100% seguro.

– Reduce el riesgo de cáncer de mama.

– Favorece la involución uterina; es decir, la lactancia materna ayuda a que tras el parto el útero vuelva a la normalidad en la mayor brevedad posible.

– Facilita la recuperación del peso y la composición corporal previos al embarazo, dado que se utilizan las reservas de grasa para la producción de leche.

En cuanto a los beneficios para el lactante de la toma de leche materna cabe destacar que:

– Cubre la totalidad de sus necesidades energéticas hasta los seis meses de vida.

– Proporciona nutrientes de fácil digestión y biodisponibilidad.

– Es fuente de probióticos que estimulan el desarrollo y crecimiento gastrointestinal, y el sistema inmune, así como la flora microbiana sana.

– Mejora el desarrollo neurológico y visual.

– Protege frente a infecciones, porque constituye la primera inmunización del bebé, especialmente en lugares donde la leche en polvo es cara y corre el peligro de contaminarse con agua no potabilizada.

– Previene la obesidad y futuras enfermedades crónicas.

La OMS y UNICEF, aconsejan que para iniciar y mantener la lactancia materna exclusiva durante 6 meses, a) la lactancia se inicie en la primera hora de vida; b) el lactante solo reciba leche materna; c) la lactancia se haga a demanda; y d) no se utilicen biberones, tetinas ni chupetes.

Excepcionalmente, la lactancia materna va a estar contraindicada en situaciones en las que la madre tenga una afectación médica como infecciones víricas, o esté en tratamiento quimioterápico, p.ej.

En conclusión, dadas las amplias ventajas que otorga la lactancia materna, es ineludible promover esta actividad y apoyar desde los servicios de maternidad a las madres para evitar que abandonen la lactancia materna exclusiva, porque a pesar de los beneficios mundialmente demostrados, solo el 39% de los niños menores de seis meses recibieron lactancia materna en 2012 según últimos datos de UNICEF.

____________________________________________________________

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s