LA FRUTA Y LA VERDURA: ¡MUCHO MÁS QUE VITAMINAS!

En términos de nutrición consideramos que los alimentos se componen generalmente de macronutrientes (glúcidos, proteínas y lípidos) y micronutrientes (vitaminas y minerales). Sin embargo, esta descripción es incompleta porque la composición de la fruta y la verdura no se limita a estos elementos nutritivos. Existen otras moléculas que están presentes en cantidades significativas: los compuestos fitoquímicos. Estos compuestos son las moléculas responsables del color, el olor, el sabor…

El rojo brillante de la frambuesa, el olor tan característico del ajo o la fuerte ARÁNDANOS Y FRESAS ricos en fitoquímicossensación de astringencia causada por el cacao o el té son características directamente relacionadas con la presencia de diferentes compuestos fitoquímicos.

Hasta hace muy poco, se consideraba que las únicas propiedades beneficiosas de la fruta y de la verdura, venían de las vitaminas, los minerales y la fibra, pero los resultados obtenidos en estudios realizados en los últimos años indican que la fruta y la verdura protegen nuestra salud a través de los compuestos fitoquímicos.

Como las plantas no pueden huir de sus agresores, para defenderse de los daños causados por microorganismos, insectos o depredadores,  producen compuestos fitoquímicos con acción antibacteriana, antifúngica e insecticida.

Dado que la producción de compuestos fitoquímicos está directamente relacionada con el estrés de la planta, es previsible que los vegetales cultivados de manera natural, sin pesticidas sintéticos, contengan mayores cantidades de compuestos fitoquímicos protectores.

Pero, los compuestos fitoquímicos ¿protegen solo a las plantas? Cada vez son más los estudios que evidencian el papel protector de los compuestos fitoquímicos de origen vegetal en los humanos.

La mayoría de las frutas de colores vivos son una fuente de abundantes polifenoles. Se han identificado más de 4.000 polifenoles diferentes hasta el momento y son especialmente abundantes en la uva, las manzanas, la cebolla y las bayas silvestres así como en infusiones como el té verde. También se han encontrado en hierbas, especias, verduras y nueces.

Otros compuestos fitoquímicos son más característicos por su olor; por ejemplo el olor azufrado del ajo triturado o el de la col cocida se debe a la presencia de compuestos azufrados, mientras que el olor más agradable de los cítricos se debe a la presencia de terpenos.

Así como nuestro cerebro más primitivo relaciona el sabor de la grasa y el de los alimentos dulces con un aporte rápido y eficaz de energía, no sucede lo mismo con el sabor amargo y la astringencia de los vegetales. Es por esto que se debe educar desde la infancia a nuestro paladar para reconocer los colores, aromas y sabores protectores y saludables.

ALIMENTOS RICOS EN COMPUESTOS FITOQUÍMICOS
CÚRCUMA (Curcumina) UVA (Resveratrol)
ARÁNDANOS (Delfinidina) CÍTRICOS (Limoneno)
FRESA (Ácido elágico) AJO (Sulfuro de dialilo)
TÉ VERDE (3-galato de epigalocatequina) COL (Indol-3-carbinol)
TOMATES (Licopeno) BRÓCOLI (Sulforafano)

Revisado por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Bibliografía: R. Béliveau, D. Gingras. Los Alimentos Contra el Cáncer. RBA Libros, S.A. Barcelona 2008.

__________________________________________________________

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s