LA SALUD EN TUS MANOS (4).

 

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en Hello Valencia. Nº 186, agosto 2016

la-salud-en-tus-manos-4

Sin la filosofía no se alcanza la salud del alma y ni siquiera la del cuerpo. Para esta última bastan unos ejercicios sencillos e inteligentes. Del cuerpo hay que pasar al espíritu y concederle algún descanso. Debemos educar además la voz, para lo cual basta con adquirir una modulación suave. No obremos como los insensatos cuya vida está llena de preocupaciones por el futuro. Consideremos los bienes y el progreso ya obtenido, sin esperar de la fortuna lo que nosotros mismos podemos procurarnos cada día.

Lucio Anneo Séneca (4 a.C.-65 d.C)

Según la Organización Mundial de la Salud la buena salud no se basa únicamente en las intervenciones médicas, sino que también depende de las condiciones de vida y las opciones personales. Los determinantes de la salud son propiedades basadas en el estilo de vida condicionadas por amplias fuerzas sociales, económicas y políticas que influyen en la calidad de la salud personal.

Nuestra salud, a grandes rasgos, está determinada en un 20% por la herencia genética, es decir, por nuestro ADN; en otro 20% está determinada por el medio ambiente haciendo referencia a la calidad del aire, del agua y del suelo; la calidad del sistema sanitario determina nuestra salud en un 10% y el 50% restante depende de nuestros estilos de vida.

Con el final del verano, los últimos ecos de las vacaciones y el comienzo de un nuevo curso, podemos hacer una lista de buenos propósitos que despierte el interés por cuidar nuestra salud. El objetivo es, en la medida de nuestras posibilidades, darle prioridad a nuestra salud mediante la adquisición y el desarrollo de las debidas habilidades personales.

Si bien, esto puede resultar complicado durante la jornada laboral, una interesante opción es el explorar el “ocio saludable”, es decir, ¿qué actividades puedo realizar en mi tiempo libre que mejoren mi salud? Y el realizarlas en grupo ayuda porque contamos con el apoyo y la colaboración de otras personas para mantener un buen nivel de motivación.

En promoción de la salud la motivación es esencial. Pasar de un estado de pasividad o de resignación silenciosa a la acción requiere una buena dosis de fortaleza y determinación. Si no te crees capaz, pide ayuda porque la soledad en estos casos no es la mejor opción. Pedir ayuda y recibirla propicia un estado de mutua confianza muy enriquecedor y satisfactorio.

Conocer los efectos sobre la salud de los hábitos de vida contribuye a incrementar el nivel de motivación. Afortunadamente cada vez son más las evidencias científicas que muestran estos beneficios.

En 2013, el profesor Dean Ormish y su equipo del Instituto de Investigación en Medicina Preventiva de Sausalito en California (EEUU), publicaron en la revista The Lancet Oncology un trabajo en el que concluían que un programa de hábitos saludables en el que se incluía entre otros una dieta sana, actividad física, práctica de técnicas de relajación y meditación así como actividades terapéuticas de grupo, mantenían el ADN de sus células en mejor estado.

Existe una enzima llamada telomerasa encargada de regular el tamaño de los telómeros situados en los extremos de nuestros cromosomas. El acortamiento de los telómeros se asocia al envejecimiento celular y a la deficiente protección ante diversas enfermedades incluyendo el cáncer. Unos telómeros en buen estado, proporcionan estabilidad y protección a los cromosomas.

Los autores de esta investigación concluyeron que tras este entrenamiento en hábitos saludables se detectaba un incremento en la sangre de los niveles de telomerasa y consecuentemente un aumento en la longitud de los telómeros lo que contribuye a mantener protegidas las células.

Un estudio anterior publicado en 2008 por J. A. Dusek y su equipo de la Universidad de Montreal (Canadá), asoció el estrés psicosocial con una aceleración del envejecimiento celular debido a un acortamiento de los telómeros y una baja actividad de la telomerasa. En este trabajo también mostraban que la práctica de técnicas de relajación se asociaba con cambios en la expresión de los genes que mejoraban el metabolismo celular proporcionando protección ante los procesos oxidativos celulares.

En definitiva, la promoción de la salud también actúa cuidando el ADN de nuestros genes siendo útil para mantener jóvenes y protegidas nuestras células.

____________________________________________________________

ביהשמו

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s