CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (5).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en Hello Valencia. Nº 199, septiembre 2017.

-Eres un misterio, querida –dijo su madre, y Grady, desde el otro lado de la mesa, a través de un centro de rosas y helechos, sonrió con indulgencia: sí, soy un misterio, y le agradaba pensarlo. Pero Apple, ocho años mayor que ella, casada y nada misteriosa, dijo:

-Grady es sólo una tonta; ojalá yo te acompañara. ¡Imagínate, mamá, la semana que viene, a estas horas desayunando en París! George siempre me promete que iremos… Pero no sé.

Así comenzaba Truman Capote su novela Crucero de Verano, y sí, no solo Grady es un misterio para su familia; la humanidad entera es un inescrutable misterio para el ser humano.

Este siglo XXI que ya hace tiempo que comenzó, es desconfiado, superficial, está lleno de cinismo y contaminado por una insaciable demanda de lujo. Nada debe adquirirse con esfuerzo ni agobiar demasiado. Un siglo donde se gasta más en cosméticos que en educación y formación. Un siglo en el que , a pesar de los grandes avances en el bienestar social y material, los indicadores no muestran un aumento de la felicidad, al contrario, cada vez se diagnostican más depresiones y el consumo de antidepresivos y ansiolíticos va en constante aumento.

Hoy decido hacer una búsqueda bibliográfica. Tecleo en el buscador la palabra “happyness” (felicidad) y encuentro 7.243 trabajos científicos publicados hasta el momento. Tecleo la palabra “depression” (depresión) y obtengo 373.269 trabajos científicos publicados. ¿Qué sucedería si la ciencia dedicara más medios, dinero y esfuerzo a estudiar la felicidad? Yo, por mi parte, voy a poner mi granito de arena y dedicaré lo que resta de página a escribir sobre la felicidad.

Vivimos en la “Sociedad de la Información”, que nada tiene que ver con el conocimiento, la sabiduría y la verdad, así que decido ignorar a la legión de majaderas y majaderos hablando y escribiendo majaderías sobre la felicidad y los medios rápidos y sin esfuerzo para conseguirla y elijo a los clásicos: Aristóteles y Séneca.

La vida feliz se consigue con la sabiduría perfecta. Pero esta verdad evidente debes robustecerla y enraizarla más profundamente con la meditación cotidiana. Hemos de perseverar e incrementar la firmeza con el estudio constante hasta que se convierta en rectitud del alma lo que es buena voluntad.

La felicidad no se funda en las palabras sino en las obras. La filosofía es necesaria para la felicidad.

Si esto es lo que decía Séneca sobre la felicidad, Aristóteles nos dejó escrito:

Vivir bien y obrar bien es lo mismo que ser feliz. La felicidad es una cierta actividad del alma de acuerdo con la virtud.

Quien es feliz, será feliz toda su vida; pues siempre o preferentemente hará y contemplará lo que es conforme a la virtud, y soportará las vicisitudes de la vida lo más noblemente y con moderación. Si se es verdaderamente bueno y prudente, se soportan dignamente todas las vicisitudes de la fortuna y se actúa siempre de la mejor manera posible. Y si esto es así, quien es feliz jamás se sentirá caer en desgracia.

Esta página va dedicada a todas aquellas personas inquietas y de alma despierta que intuyendo la bondad de la filosofía nunca encontraron la forma de ponerla en práctica.


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s