CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (6).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en Hello Valencia. Nº 200, octubre 2017.

¿Te gustaría conseguir que los asuntos de tu vida que consideras más complejos y que te quitan la paz y el sueño se transformaran en asuntos asombrosamente sencillos?

Vivimos en una sociedad que ante las circunstancias vitales que nos abruman y no nos dejan ser felices lo que se nos ofrece es un diagnóstico seguido de un tratamiento farmacológico cuando lo que realmente necesitamos es dialogar y escuchar.

Ante nuestro vacío existencial lo que se nos ofrece son enfoques pseudomédicos o superficiales principios propios de la New Age en lugar de los principios de la sabiduría, valores, ética y racionalidad fruto de siglos de búsqueda, meditación y contemplación puestos a prueba por el tiempo.

Bertrand Russel describió la filosofía como “algo intermedio entre la teología y la ciencia […] una tierra de nadie expuesta a ataques procedentes de ambos bandos”. El gran reto de este siglo XXI es aplicar a los problemas cotidianos de la vida personal, social y profesional la filosofía. De esta forma, la filosofía nos iluminará y nos guiará para sacar a la superficie ideas útiles y constructivas que nos permitan encontrar soluciones imaginativas y efectivas a los retos que nos plantea la vida.

La filosofía además de servir de una saludable gimnasia mental, proporciona soluciones que cualquier persona puede aplicar en su vida para vivirla en plenitud recuperando el equilibrio, la armonía, la templanza y la paz interior. En lugar de remover el pasado, la filosofía nos ayuda a analizar el presente y diseñar estrategias de futuro. Es un proceso en el que el intercambio de ideas actúa como un bálsamo para las heridas del alma. La filosofía en acción nos ayuda a conocernos a nosotros mismos y nos impulsa a ser mejores personas.

La idea de “autoayuda” va paralela al individualismo del siglo XX y continúa vigente en el siglo XXI constituyendo uno de los conceptos más desafortunados de nuestra civilización. Cuando una persona necesita ayuda, lo mejor que puede hacer es pedirla. ¡Cuánto antes! De esta forma, se siente acompañada, reconfortada, consolada y le da la oportunidad a quien le ayuda de sentirse útil haciendo algo bueno. ¡No hay nada mejor que sentir que estamos acompañados!

En esta ocasión quiero terminar este artículo citando a René Descartes: “Y para que nuestra alma tenga de qué estar contenta, sólo tiene que seguir exactamente la virtud. Pues cualquiera que haya vivido de tal modo que su conciencia nunca pueda reprocharle que haya dejado de hacer lo que creía mejor (que es lo que llamo aquí seguir la virtud), recibe una satisfacción que es tan poderosa para hacerle feliz, que los más violentos efectos de las pasiones nunca tienen poder suficiente como para turbar la tranquilidad de su alma.”      


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s