CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (13).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en Hello Valencia. Nº 207, mayo 2018.

“Paseo a orillas del mar” es uno de los óleos más conocidos del impresionista Joaquín Sorolla. Sus largas pinceladas transmiten serenidad, calma, una brisa fresca acariciando los vestidos y el sol del atardecer a orillas del Mediterráneo. Mientras escribo este artículo percibo el mismo aroma a mar que debió percibir él a principios del siglo XX. Mientras escribo este artículo disfruto de una preciosa luz primaveral.Resultado de imagen de paseo por la playa de joaquin sorolla

El frío del invierno dio paso a la primavera. En nuestra mano no había nada para poder acelerar este proceso, solo había que saber esperar, por eso hoy quiero escribir sobre la paciencia.

¿Para qué tanta prisa? ¿Para qué tanto nerviosismo? ¿Para qué tanto agobio? ¿Para qué tantos afanes? ¿Para qué tantas preocupaciones? ¿Para qué tanta impaciencia?

Vivimos en una sociedad sometida a continuas tensiones; una sociedad que nos invita a experimentar una existencia vacía de sentido, triste e infeliz, muy infeliz. No es casualidad el constante incremento de las ventas de fármacos ansiolíticos y antidepresivos.

¿Y si nos proponemos dedicar tiempo y esfuerzo a cultivar la paciencia?

Cuando somos conscientes de una dificultad o queremos conseguir algo bueno, la paciencia es el arte de vivir el paso del tiempo con serenidad, con calma, con paz interior; es el arte de saber esperar.

Claro que me gustaría conseguir ya un planeta limpio, sano y fértil con personas sanas y felices viviendo en él. A través de la prudencia, la perseverancia y la constancia, seguiré escribiendo sobre consejos de vida saludable y seguiré proponiendo a las personas que se acercan a mi trabajo modelos para disfrutar de una vida sana y feliz.

Si solo nos dedicamos a atender lo que se puede lograr a corto plazo, con resultados inmediatos, corremos el riesgo de desatender todas esas cosas, que por su propia naturaleza, necesitan mucho tiempo. Es bueno dedicar la vida a proyectos que quizá no podamos ver fructificar en su totalidad, pero la generosidad nos impulsará a iniciar lo que puedan disfrutar las siguientes generaciones.

Una actividad frenética e irreflexiva puede llevarnos a impacientarnos por la actividad misma perdiendo de vista incluso su objetivo generando nerviosismo, agotamiento, frustración, tristeza y agresividad.

La paciencia nos ayuda a conseguir nuestros buenos propósitos. Alivia el sufrimiento y el dolor de los tiempos de espera, aquieta la mente, anima el entendimiento, es un buen antídoto para la tristeza, calma los pensamientos inútiles y destructivos, modula las emociones y las pasiones y desarrolla hábitos eficientes para recuperar y conservar la calma, la serenidad, la alegría y la paz interior.

“La paciencia todo lo alcanza”, así lo dejó escrito Santa Teresa de Ávila.


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s