CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (24).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en Hello Valencia. Nº 219, mayo 2019

El personaje del centauro Quirón, mitad hombre y mitad caballo, es uno de los más fascinantes e ingeniosos de la mitología griega. Hijo de Cronos y Filira fue educado por sus padres adoptivos, Apolo y Atenea, en diversas disciplinas: filosofía, caza, música, medicina… De esta forma, Quirón se convirtió en un centauro sabio, prudente, bondadoso, capaz de aconsejar, guiar y curar a las personas en su angustia, en sus enfermedades, en su dolor, en su sufrimiento.

A Quirón también se le conoce como el sanador herido. Hércules, de forma accidental, le clavó en una de sus patas una flecha impregnada con la sangre de la hidra de siete cabezas causándole una herida incurable y un terrible dolor.

A su alma herida por haber sido abandonado por su madre y su padre, el destino le añadió una herida física.

La búsqueda del remedio para curar su herida le llevó a encontrar la forma de curar a otras personas. Su dolor y su sufrimiento le ayudaron a comprender mejor el ajeno. Esto es lo que hoy llamaríamos empatía.

No eligió adoptar el papel de víctima y rendirse ante lo incurable generando en su interior frustración. No eligió proyectar su frustración en forma de agresividad hacia quienes le rodeaban. No eligió cultivar su amargura y amargar la vida de sus semejantes. No eligió construir un infierno a su medida lleno de resentimiento y odio convirtiéndose en un ser resentido, cruel y vengativo.

Aceptar con humildad que ni somos infalibles ni somos invulnerable nos hará más fuertes. ¿Cuántos ejemplos conoces de personas heridas que consiguieron hacer grandes cosas?

Ante un destino no elegido, impuesto, ineludible y doloroso, sueles formular las siguientes preguntas: ¿Por qué esto? ¿Por qué a mí? ¿Por qué ahora? Hacerte estas preguntas es inútil y destructivo. Prueba a preguntarte: ¿Para qué me ha puesto la vida ante esto? ¿Para qué a mí? ¿Para qué ahora? En este caso las respuestas suelen ser útiles y constructivas porque te permiten descubrir, entender y comprender el verdadero sentido, en ocasiones oculto, de las vicisitudes de la vida que te irán convirtiendo en una persona más fuerte, más evolucionada, capaz de ir más allá de tus propios límites una y otra vez.

No debes permitir que el dolor te aísle y te encierre en tu propia cárcel. Puedes transformar el sufrimiento en un reto que al superarlo te haga más fuerte y te permita abrirte y conectar con personas capaces de aportar algo bueno a tu vida.


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s