CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (25).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en Hello Valencia. Nº 220, junio 2019

Durante alrededor de cuatrocientos años, la ciencia médica consideró al cerebro como una especie de máquina rígida, estática, incapaz de reestructurarse, rehabilitarse o regenerarse.

Hoy sabemos que esto no es así. El cerebro puede modificar conexiones neuronales ya existentes, puede crear conexiones nuevas, incluso puede crear nuevas neuronas. Hoy sabemos que el cerebro puede cambiar su estructura anatómica y funcional. Esta capacidad intrínseca del cerebro de cambiarse a sí mismo recibe el nombre de neuroplasticidad.

La neuroplasticidad fue descubierta por la neurocientífica Marian Diamond. El 30 de octubre de 1964 se publicó en la revista Science su innovador trabajo “Chemical and Anatomical Plasticity of Brain”, en el que se describía la plasticidad química y anatómica del cerebro. En los años sesenta, la comunidad científica aceptaba que los estímulos, las vivencias, la experiencia, podían producir cambios bioquímicos en el cerebro, pero con los trabajos de Marian Diamond, se objetivaba que el cerebro podía modificar su estructura anatómica.

Para llegar a estas conclusiones utilizó tres grupos de ratones de laboratorio viviendo en diferentes condiciones: un primer grupo vivía en condiciones normales, un segundo grupo vivía en un ambiente rico en experiencias, con objetos con los que interactuar y con abundante compañía, y un tercer grupo que vivían solos en estancias vacías sin nada que hacer. Los ratones que vivían en compañía y con abundantes estímulos y experiencias, se desenvolvían mejor en laberintos, producían más colinesterasa y presentaban una corteza cerebral más gruesa que los ratones criados solos y sin estímulos. Por primera vez se observaban cambios estructurales en el cerebro inducidos por la actividad, las vivencias y experiencias. Era la primera vez que se demostraba que el cerebro es un órgano cambiante, que puede adaptarse, que es plástico.

Según Marian Diamond, se puede aumentar la capacidad para aprender mediante ambientes estimulantes y ricos en experiencias e interacciones. Es conocida su frase: “úsalo o piérdelo”, refiriéndose al cerebro. Resumía sus trabajos en cinco puntos: “Nuestros resultados han demostrado al menos cinco factores que son importantes para un cerebro saludable de acuerdo con nuestra investigación: dieta sana, ejercicio, novedad, desafío y amor.”


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s