MEDITACIÓN GUIADA EN DIRECTO.

El jueves 26 de marzo a las 19:30 CET, emitiremos una meditación guiada por:

Ángel Escudero Villanueva, Coordinador Médico de la Unidad de Medicina Psicosomática del Hospital Quirónsalud Valencia.

Para inscribirte pincha en este enlace:

https://attendee.gotowebinar.com/register/6658197521290981131

Puedes escuchar la meditación del 15 de marzo en este enlace:


 

¿Miedo? No, gracias.

Por: Ángel Escudero Villanueva, Coordinador Médico de la Unidad de Medicina Psicosomática del Hospital Quirónsalud Valencia.

El sentimiento de miedo genera en nuestro organismo una respuesta fisiológica que llamamos estrés. Cuando el estrés se prolonga en el tiempo lo llamamos ansiedad. El padre del concepto moderno de estrés fue Hans Selye quien en 1936 publicó en el British Journal Nature lo que llamó “SÍNDROME GENERAL DE ADAPTACIÓN”, y lo definió como el mecanismo fisiológico que actúa contra los ataques externos “stressor” (estímulos estresantes).

Explicaba que había tres tipos de estresores: físicos, sociales y psicológicos. Entre los psicológicos, Selye, incluía el MIEDO. Y sostenía que la activación emocional es uno de los factores más frecuentes del estrés y que, cuando estos estados emocionales son intensos o crónicos, pueden ser más dañinos para nuestra salud que los estresores físicos.

 Selye decía que el mero hecho de poner nuestro organismo en estado de estrés, es

Hans Selye

capaz de producir en los órganos internos modificaciones morfológicas y funcionales que podrían desembocar, si persisten, en estados patológicos.

En los años setenta, Robert Ader y Nicholas Cohen (University of Rochester School of Medicine and Dentistry), observaron una disminución en la inmunidad de los astronautas que regresaron de la estación espacial SkyLab tras un viaje de 3 meses en condiciones de estrés incertidumbre y miedo.

No fue hasta los años noventa cuando Suzanne Felten (University of Rochester, New York), consiguió con microscopía electrónica fotografiar el contacto físico entre terminaciones nerviosas y células linfocitarias del sistema inmunológico.

Ed Blalock (University of Alabama at Birmingham), estudió el comportamiento de células inmunológicas depositadas en un cultivo donde eran activadas por virus o bacterias. Al añadir ACTH, una hormona que interviene en el estrés, las células inmunitarias se dividían más lentamente y disminuían la producción de anticuerpos. Estos estudios mostraban que el sistema nervioso y el sistema inmunológico hablan el mismo lenguaje químico.

Ronald Glaser y su esposa Janica Kiecolt-Glaser (Ohio State University), diseñaron un estudio comparando el tiempo de cicatrización de heridas producidas en un grupo de personas no sometidas a especiales condiciones de estrés y el tiempo de cicatrización en otro grupo de personas con heridas idénticas al anterior grupo, pero sometidas a estrés crónico. En este experimento vieron que las heridas producidas en el grupo de voluntarios sometidos a estrés crónico necesitaban un 24% más de tiempo para cicatrizar. Quedaba claro que el estrés crónico retrasa también los procesos de cicatrización.

Para defenderte de los efectos nocivos del miedo, sigue estas recomendaciones:

Elige una actitud activa, responsable, participativa y constructiva hacia tu salud y la salud de las demás personas.

Deja de juzgarlo todo. Lo que te estresa no es el estímulo en sí, sino tu interiorización de esa circunstancia, tu interpretación y tu valoración de eso a lo que te enfrentas.

Deja de estorbarte con esa cascada de pensamientos inútiles y destructivos que solo producen sufrimiento y engaño, y cámbialos por pensamientos útiles, constructivos y alegres para transmitir confianza y esperanza.

Practica con regularidad técnicas de concentración, de relajación y de meditación con el objetivo de entrenar a tu cerebro para generar confianza, serenidad, esperanza y paz interior.

¿Por qué me he decidido a publicar este post? Hace un rato recibí un mensaje de un ángel llamado Fani. El mensaje decía: “Tengo una sugerencia para ti: Explicar a la gente el efecto fisiológico del MIEDO y sus consecuencias. (…) Cuando trato de explicar a la gente qué ocurre en su salud cuando sintonizan con el miedo, no tengo autoridad alguna y no suelen escucharme. ¡Pero tú sí tienes esa autoridad!.”


Contacto e información: promociondelasalud.sepis@gmail.com

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (32).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en hello Valencia. Nº 227, enero de 2020

Vivimos en un mundo cada vez más crispado y cada vez más triste porque busca la alegría y la felicidad donde no está. Da la impresión que el mundo se mueve por su propia inercia habiendo perdido la conexión con todo lo que le da sentido. Es como si se hubiera perdido el fin principal de la vida.

El corazón del mundo late a ras de tierra sin suficiente energía para poder volar. ¿Será por su insuficiente predisposición para abrirse a la dimensión transcendente de la vida?

La gran mayoría de tus estados de ánimo crispados, no están producidos por grandes acontecimientos catastróficos. Es la suma de pequeños imprevistos, pequeñas dificultades, pequeños obstáculos o pequeñas decepciones la que provoca tu agotamiento, tu frustración, tu tristeza, tu agresividad.

Las dificultades y las contrariedades son inevitables, así que acéptalas como una oportunidad para el crecimiento y la evolución interior; son una oportunidad para cultivar la paciencia. Y cuando se consolida esta poderosa virtud, aparece la esperanza. Generar esperanza aún en medio del caos es el gran reto.

No basta con saber qué tengo que hacer, lo importante es disponer de la energía necesaria para ponerlo en práctica. Se hace necesario vencer la innata inclinación al mínimo esfuerzo y a la comodidad. Comienza por entrenarte con pequeñas cosas como cuidar la puntualidad, mostrar un gesto amable, hacer tus pequeñas rutinas con orden. Esfuérzate por crear a tu alrededor un entorno acogedor. Esfuérzate por dibujar una sonrisa precisamente en esos momentos en los que más te cueste.

La soberbia, la codicia o también la tibieza, generan, entre otras cosas, mucha tristeza y amargura. La humildad, atrae a la sabiduría y con ella viene todo lo necesario para restaurar el equilibrio y la armonía que nuestro estilo de vida destruye. Comienza por disculpar con una palabra amable y una sonrisa los errores cometidos por otras personas. ¡Siempre puedes modelar un poco mejor tu temperamento!

La alegría interior templará tu ánimo. Cada paso que das para vencer el agotamiento y el desánimo te acerca a la fuente de la alegría.


Contacto e información: promociondelasalud.sepis@gmail.com 

MEDITACIÓN Y MATERNIDAD.

Por Ángel Escudero Villanueva, Médico Coordinador de la Unidad de Medicina Psicosomática del Hospital Quirónsalud Valencia.

La ciencia lleva décadas demostrando cómo la práctica de la meditación modela la mente y cuida el cuerpo.

La práctica habitual de las técnicas de concentración, relajación y meditación son una parte muy importante del trabajo mental necesario para llevar una vida sana. Su práctica antes, durante y después el embarazo te permite disfrutar de sus beneficios:

  • Te proporciona equilibrio emocional y afectivo.
  • Disminuye el estrés y la ansiedad.
  • Desactiva los pensamientos inútiles y destructivos que alimentan tus miedos
  • Guía la neuroplasticidad de tu cerebro entrenándolo para generar sentimientos útiles y constructivos.
  • Te permite vivir un embarazo más consciente…

Y estos beneficios los compartes con tu bebé que también experimenta en su cerebro y en todo su cuerpo los efectos de la práctica habitual de la meditación.

Es por todo esto por lo que en el Hospital Quirónsalud Valencia te ofrecemos la posibilidad de que recibas entrenamiento personal en técnicas de concentración, relajación y meditación.

Para ello escríbenos al teléfono 617 84 52 50


Contacto e información: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Cuidarse a los 50 ayuda a evitar las enfermedades crónicas en la vejez.

Un estudio observacional de la Universidad de Harvard concluye que adoptar una dieta sana, hacer ejercicio con regularidad y evitar el sobrepeso, el alcohol y el tabaco en la edad madura se asocia con una reducción de enfermedades graves como el cáncer, las dolencias cardiovasculares y la diabetes en etapas posteriores de la vida.

Llevar un estilo de vida saludable es importante a cualquier edad. Ahora, investigadores de la Harvard T.H. Chan School of Public Health (Universidad de Harvard, EE UU) han llegado a la conclusión de que tener buenos hábitos en la cincuentena –beber poco alcohol, no fumar, hacer ejercicio y comer sano– no solo alarga la vida, sino que evita en gran medida el desarrollo de enfermedades crónicas en la vejez. El trabajo se ha publicado en el último número de la revista BMJ.

Los autores destacan que la esperanza de vida se ha alargado de media en todo el mundo. Pero a medida que las poblaciones envejecen, las personas suelen vivir con discapacidades y enfermedades crónicas como el cáncer, las dolencias cardíacas y la diabetes.

En cambio, los resultados de este estudio apuntan a que la adopción de buenos hábitos suma años libres de estas enfermedades en alrededor de 7,6 años para los hombres y 10 para las mujeres, en comparación con los participantes que no se cuidan.

El estudio es una continuación de otro previo de 2018 que encontró que el seguimiento de estos hábitos aumentaba la esperanza de vida en general.

Vida larga sin enfermedades graves

Según Yanping Li, científica experta en nutrición y autora principal del trabajo, “el nuevo estudio proporciona una fuerte evidencia de que seguir un estilo de vida saludable en la madurez puede extender sustancialmente los años en que una persona vive libre de enfermedades”.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores tomaron datos de dos grandes estudios realizados durante años en EE UU. Los de 73.196 enfermeras registradas en el Nurses’ Health Study y los de 38.366 profesionales sanitarios masculinos del Health Professionals Follow-up Study. Todos ellos, estaban libres de cáncer, enfermedad cardiovascular y diabetes en el momento de la inscripción.

Los autores utilizaron cinco factores de estilo de vida de bajo riesgo –no fumar, peso saludable, al menos 30 minutos de actividad física diaria, consumo moderado de alcohol y una dieta de buena calidad– para calcular una puntuación de estilo de vida saludable.

Los participantes fueron evaluados regularmente durante un período de más de 20 años. Durante este tiempo, se registraron nuevos diagnósticos y muertes por cáncer, enfermedad cardiovascular y diabetes tipo 2.

Después de ajustar la edad, el origen étnico, el historial médico familiar y otros aspectos potencialmente influyentes, los investigadores encontraron que las mujeres que practicaban cuatro o cinco de los hábitos saludables a los 50 vivían en promedio 34,4 años más libres de diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer, en comparación con 23,7 años saludables entre las mujeres que no practicaban ninguno de estos hábitos.

Por su parte, los hombres que practicaban cuatro o cinco buenos hábitos a la edad de 50 años vivieron 31,1 años libres de enfermedades crónicas, en comparación con 23,5 años entre los que no practicaron ninguno. Además, los fumadores empedernidos y los hombres y mujeres obesos tenían la menor esperanza de vida libre de enfermedades.

Promover hábitos saludables

Los autores resaltan que se trata de un estudio observacional, así que no se puede establecer la causa. También existen algunas limitaciones, tales como confiar en los hábitos de estilo reportados por los propios participantes, y que los integrantes sean profesionales de la salud en su mayoría de raza blanca, por lo que los resultados podrían no aplicarse de manera más general, advierten.

No obstante –añaden– los datos cubrieron un gran número de personas con una evaluación detallada y repetida de los factores del estilo de vida durante un largo período de seguimiento.

Los investigadores concluyen que “las enfermedades crónicas tienen un alto coste en los sistemas de salud”. Por ello, “se deberían promover desde la administración estilos de vida más saludables”.

Referencia bibliográfica:

Yanping Li et al“Healthy lifestyle and life expectancy free of cancer, cardiovascular disease, and type 2 diabetes: prospective cohort study”. The BMJ (9 enero, 2020)

FUENTE: AGENCIA SINC


Contacto e información: promociondelasalud.sepis@gmail.com