FAMILIAS PROMOTORAS DE LA SALUD.

Por: Ángel Escudero Villanueva, Coordinador Médico de la Unidad de Medicina Psicosomática del Hospital Quirónsalud Valencia.

Vivimos en una sociedad muy agresiva con la familia. Es una sociedad en la que se sobrevaloran los éxitos académicos, profesionales, económicos y se infravaloran los éxitos en el hogar y en la familia.

La familia debería ser un refugio donde poder recuperar la paz interior, encontrar consuelo ante las dificultades y alivio para el sufrimiento.

Es difícil encontrar personas sanas conviviendo en familias enfermas.

No te conformes con sobrevivir. ¡Puedes disfrutar de tu vida!

Nuestro trabajo consiste en ayudar a esas personas que son víctimas de la incertidumbre, del miedo y mantienen una lucha personal para “sobrevivir” en una vida sin sentido. Les ayudamos a diseñar modelos sanos de convivencia y practicar modelos pacíficos de comunicación. Les ayudamos a no dejarse vencer por las contrariedades y las circunstancias adversas.

Tu opción no es la derrota. Tu opción es vivir con determinación y audacia para superar y vencer los obstáculos y las dificultades de la vida.

Cuando sientes que el desorden y la desorganización te atrapan y no sabes qué hacer, pide ayuda, porque al adquirir recursos, herramientas y habilidades personales, irás recuperando la fuerza, la esperanza y luego la confianza para seguir viviendo.

Con el adecuado trabajo interior irás restaurando la armonía; sentirás cómo se van sanando tus heridas y recuperarás la sensación de victoria, alegría y paz interior.

Es bueno recuperar el interés por convivir en una familia sana porque te permite volver a disfrutar de la vida. Acepta que lo único que te dará la felicidad es buscar la felicidad de las personas que te rodean.


Contacto e información: promociondelasalud.sepis@gmail.com 

Anuncios

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (28).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en hello Valencia. Nº 223, septiembre 2019

En ocasiones las circunstancias adversas, el dolor, el sufrimiento, las contrariedades, la ansiedad y la angustia parecen generar una atmósfera de caos a nuestro alrededor. El caos exterior no es más que la suma del caos interior de cada persona. El caos se contrarresta con orden, equilibrio, armonía, perfección y belleza.

Frente a los cotidianos estímulos estresantes, presentamos una natural tendencia a generar pensamientos y sentimientos inútiles y destructivos que no hacen más que aumentar el caos. Es necesario entrenar al cerebro para que responda ante estos mismos estímulos estresantes generando pensamientos y sentimientos útiles y constructivos.

Si queremos protegernos de los efectos nocivos del caos debemos confrontar las pasiones y las emociones con la razón. La luz de la razón ilumina la oscuridad que genera el caos.

La práctica diaria de las técnicas de concentración, relajación y meditación permiten entrenar al cerebro para responder ante los retos que nos plantea la vida con prudencia, sabiduría, inteligencia y fortaleza.

El objetivo no es la meditación. La meditación es el recurso, la herramienta que nos permite entrenar al cerebro para que genere buenos pensamientos y buenos sentimientos.

Silenciar los sentidos, buscar un lugar que nos permita conseguir un silencio sensorial y un descanso corporal aquietando el cuerpo, facilita la meditación.

Es bueno que la meditación sea metódica y ordenada. Es bueno que transmita sencillez y humildad.

La meditación se debe practicar con confianza, sin dudas ni vacilaciones. Las dudas impiden que se consigan buenos resultados y retrasan los efectos beneficiosos del trabajo mental.

Durante la meditación se debe dirigir la atención hacia lo que se quiere conseguir y hacia los hábitos que se desea consolidar.

A través de la meditación el cerebro se entrena para entender y comprender el para qué de todo lo que sucede en la vida. Porque todo lo que sucede en la vida tiene un para qué.

A través de la meditación el cerebro se entrena para activar la Intuición que permite ir dos pasos por delante de los acontecimientos de la vida.

A través de la meditación el cerebro se entrena para activar la creatividad que permite encontrar soluciones imaginativas y efectivas ante los retos que plantea la vida.


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Seminario: “Guiando la neuroplasticidad”.

Seminario organizado por:

Asociación Valenciana de Justicia Restaurativa (AVAJURES)

Cómo cuidar la salud afectiva a través de las prácticas contemplativas.

Clases de Meditación guiada por:

Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud

Martes 10, 17 y 24 de septiembre de 18 a 19 horas.

En la sede de AVAJURES, C/ Navarra, 5 bajo – Valencia.

Precio de cada clase: 5€ socios de AVAJURES, 10€ no socios.

Confirmar asistencia al 622 15 46 46


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (27).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en hello Valencia. Nº 222, agosto 2019

El concepto de empatía fue introducido en 1905 por Edmund Husserl entendida como la experiencia de las vivencias ajenas. No fue hasta 1916 cuando Edith Stein leía su tesis doctoral sobre el enfoque fenomenológico de la empatía. Es al trabajo de esta gran filósofa alemana a quien debo la inspiración para escribir este artículo.

Una sociedad afectivamente sana es aquella en la que las personas son capaces de manejar unos niveles adecuados de empatía. Saber expresar y compartir los sentimientos propios ayuda a generar empatía, es decir, ayuda a las personas que nos rodean a entender nuestros estados de ánimo y nuestros sentimientos. De esta forma nos situaríamos en la dimensión social de los sentimientos.

Conseguir esto requiere un adecuado trabajo interior y mucho entrenamiento mental porque ante los estímulos estresantes de la vida, nuestro cerebro tiende, con una facilidad pasmosa, a generar reacciones inútiles y destructivas que dificultan generar empatía. Es bueno entrenar a nuestro cerebro a que ante estos mismos estímulos estresantes diseñe respuestas útiles y constructivas capaces de restaurar la armonía social.

La empatía nos permite comprender la vida anímica de las personas con las que convivimos y nos permite participar de su vida interior, de sus propias vivencias. En cierta forma, el yo propio y el yo ajeno se funden en un solo yo.

Para llevar una vida anímicamente sana debemos tomar consciencia de la dimensión trascendente de los sentimientos que generamos ya que tienden a transmitirse y contagiarse. Nuestra confianza, nuestra seguridad, nuestra alegría, nuestra paz interior, serán percibidas por las personas con quienes interactuamos y podrán contagiarse por ellas. Seguro que en alguna ocasión en la que has sentido tristeza, buscaste la compañía de personas alegres para animarte.

Si nos centramos únicamente en nuestro yo personal, nos convertimos en personas soberbias, codiciosas, egoístas y ególatras, manipuladoras y amargadas. De esta forma iremos consolidando un estado de creciente aislamiento y soledad alejándonos de una vida anímicamente sana.

La empatía nos convierte en espejos que reflejan los sentimientos ajenos. Y los sentimientos son construcciones activas de nuestro cerebro y nuestra mente. Es por esto por lo que podemos guiarlos con un adecuado entrenamiento mental. Te invito a que entrenes a tu cerebro a generar en cualquier situación, sentimientos de gratitud, compasión, serenidad, optimismo, alegría, paz interior. Te invito a que en cualquier situación te entrenes a mantener tu mente concentrada y en calma.


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (26).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en hello Valencia. Nº 221, julio 2019

Nunca pensé, hasta hoy, que cumpliría tres años escribiendo sobre Promoción de la Salud en hello Valencia. El hecho es que este mes de julio puede ser un mes para el recuerdo. El 25 de julio de 2017 falleció Marian Diamond. Una mujer que dedicó gran parte de su vida a comprender el funcionamiento del cerebro sentando las bases de la Neurociencia moderna. Con su trabajo contribuyó a describir el concepto de neuroplasticidad, capacidad intrínseca del cerebro para reorganizarse y reestructurarse a sí mismo.

La neuroplasticidad la podemos guiar a través de las experiencias mentales. ¿Alguna vez te has preguntado de qué se alimenta la mente? ¿Qué entendemos por cerebro y qué entendemos por mente?

El cerebro es un órgano formado por tejido nervioso que pesa alrededor de 1,5 Kg (aproximadamente el 2% del peso total del cuerpo), pero que consume un 20% de la energía total. Esta energía la obtiene solo de la glucosa y el oxígeno.

La mente está constituida por el conjunto de capacidades cognitivas o intelectuales soportadas por el cerebro como la facultad de pensar, recordar o imaginar…

Podemos decir que la mente se alimenta de los pensamientos y sentimientos que generamos y almacenamos en la memoria.

El estilo de vida occidental nos somete a constantes estímulos estresantes que nos empujan a generar pensamientos y sentimientos inútiles y destructivos. Las personas tenemos una extraordinaria tendencia a quejarnos, siendo una de las reacciones más inútiles y destructivas. Cuando los científicos observan qué pasa al generar ira, enfado, resentimiento, envidia, desconfianza… ven que se inhiben la neuroplasticidad y la formación de nuevas neuronas.

Podemos entrenar al cerebro para que ante esos mismos estímulos estresantes, genere respuestas constructivas y útiles. De esta forma estaremos alimentando nuestra mente con buenos sentimientos.

Desde aquí te invito a que entrenes tu cerebro a generar empatía, gratitud, compasión, humildad, confianza, serenidad, alegría, paz interior… Estos sentimientos actúan como los “superalimentos para la mente”. Con la práctica sentirás que el mayor reto al que puedes enfrentarte es generar amor allí donde parezca que sea imposible generar una chispa de amor.


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

NEUROPLASTICIDAD en ACCIÓN.

Curso de verano organizado por:

Asociación Valenciana de Justicia Restaurativa (AVAJURES)

Clases de Meditación guiada por:

Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud

Lunes 15, 22 y 29 de julio de 18 a 19 horas.

En la sede de AVAJURES, C/ Navarra, 5 bajo – Valencia.

Precio de cada clase: 5€ socios de AVAJURES, 10€ no socios.

Confirmar asistencia al 622 15 46 46


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal

Un estudio en ratones revela que los beneficios cognitivos del deporte se heredan.

Un nuevo trabajo, liderado por científicos españoles, demuestra que las crías de los roedores más activos aprenden y memorizan mejor que las de los sedentarios. Los investigadores han descrito todos los genes del modelo animal cuya expresión cambia en el cerebro como consecuencia de la actividad física. Según los resultados, estos caracteres son transmisibles a los hijos.

Tinción de células madre neurales en un hipocampo de ratón macho adulto / Patricia Tezanos, Kerry R. McGreevy, José L. Trejo

Un estudio liderado por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha demostrado en ratones de laboratorio que los beneficios cognitivos del ejercicio físico moderado son heredados por las crías, aunque estas sean sedentarias.

Según los resultados, publicados esta semana en la revista PNAS, los hijos de los ratones corredores aprenden y memorizan mejor que la progenie de los padres sedentarios. Para saber más sobre este hallazgo, los científicos analizaron los mecanismos cerebrales a través de los que esta herencia puede tener lugar.

“El ejercicio físico es bien conocido por sus efectos positivos en la salud general y específicamente en la función y la salud del cerebro”, explica José Luis Trejo, biólogo del CSIC en el Instituto Cajal y líder de la investigación.

“En este trabajo, la transmisión directa de los efectos inducidos por el ejercicio desde el cerebro de los padres hasta el cerebro de las camadas demuestra que la actividad física paterna influye en la fisiología cerebral y la cognición de sus crías”, añade.

Estudios anteriores ya habían demostrado la herencia por mecanismos epigenéticos de los efectos negativos del estrés sobre el funcionamiento del cerebro. En cambio, no existían evidencias claras sobre si los efectos positivos de alguna conducta podían heredarse intergeneracionalmente.

“Nosotros hemos determinado que el ejercicio de los padres hace que las crías aprendan y memoricen mejor tareas tanto espaciales como no espaciales, y qué ocurre en el cerebro para que ello suceda”, explica Trejo.

“Concretamente, hemos descrito todos los genes cuya expresión cambia en el cerebro como consecuencia del ejercicio físico, tanto en padres ejercitados como en sus crías sedentarias. Y hemos revelado que las mitocondrias del hipocampo están más activas, y que la neurogénesis hipocampal adulta está incrementada”, precisa.

 Según los expertos, estos cambios en el cerebro de las crías replican los cambios que el ejercicio indujo en el de sus padres corredores.

La buena herencia de los ratones corredores.

Esta mejoría cognitiva se ha replicado en tres modelos experimentales distintos. Primero, se compararon las crías sedentarias de roedores inactivos con las de padres ejercitados. Luego, se cotejaron los resultados de las camadas de ratones sedentarios con las camadas de los mismos padres después de un programa de ejercicio físico de varias semanas.

Por último, se analizaron las camadas de sedentarios y corredores concebidas mediante fertilización in vitro y transferencia de embriones. En los 3 casos se obtuvo el mismo resultado.

“Estos hallazgos tienen un impacto enorme en neurobiología, puesto que revelan que caracteres adquiridos durante la vida de los padres, en función de los distintos niveles de actividad física, son transmisibles a sus crías aun cuando estas crías no hagan ejercicio”, detalla Trejo.

“Además, la posibilidad de que el incremento en el número de neuronas del hipocampo pueda heredarse es de la mayor relevancia, considerando que estas nuevas neuronas han sido asociadas con ansiedad y depresión, con la capacidad de orientación espacial, y con el aprendizaje y la memoria en general”, concluye el investigador.

Este estudio es el resultado de la colaboración de investigadores del Instituto Cajal del CSIC, el Centro Nacional de Biotecnología del CSIC, el Centro Nacional de Análisis Genómico, el Instituto Nacional de Tecnología Agraria y Alimentaria, la Universidad de Valencia, la Universidad de Sevilla, y la Universidad de Cambridge.

Referencia bibliográfica:

McGreevy, K. et al”Intergenerational transmission of the positive effects of physical exercise on brain and cognition”. PNAS22 de abril de 2019. 

FUENTE: Agencia SINC


Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.