Movilización Alcohol y Menores.

Ante la persistencia del consumo de alcohol por parte de los y las adolescentes, caracterizado por episodios de ingesta desmesurada que suponen un grave riesgo y que han dado lugar, en los últimos tiempos, a casos con un desenlace dramático, diferentes instituciones de la sociedad civil se han unido en un frente común para la puesta en marcha de una movilización preventiva frente al consumo de alcohol por parte de los menores: Movilización Alcohol y Menores.

La Movilización Alcohol y Menores tiene como principal objetivo visibilizar y sensibilizar a la sociedad sobre la problemática del consumo de alcohol en menores. Desde su nacimiento, en enero de 2017, las entidades implicadas trabajan para alcanzar acuerdos y crear posturas comunes respecto a la prevención del consumo de alcohol en menores.

Te invitamos a formar parte de Movilización Alcohol y Menores y a trabajar por una postura común frente al fenómeno del consumo de alcohol en menores.

Si deseas hacer cualquier comentario o sugerencia al respecto, puedes contactar con nosotros a través de Vanessa de la Cruz  (91 302 40 45 / vcruz@fad.es).

¡Sigue/comparte la Movilización a través del hashtag #AlcoholYMenores!

Descarga el Manifiesto Alcohol y Menores


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (9).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en Hello Valencia. Nº 203, enero 2018.

El frío del invierno acaricia nuestras mejillas, nos despierta y nos evoca aquellos momentos y experiencias que acaban de acontecer en nuestra vida. Días de fiesta llenos de celebraciones, reuniones familiares, de compañeros de trabajo, acompañados y aderezados con todos esos ingredientes que pretenden llevarnos a la “felicidad”. Días en los que sacamos del armario nuestras mejores sonrisas, vestidos, trajes… Días de fiesta, en los que todo se engalana y todo se “pone guapo”. Las calles y plazas se visten con atractivos y coloridos adornos y se llenan de luces que irradian esas chispas de alegría, de vida, y nos dejamos envolver por ello, y nos rendimos al anhelo de nuestra alma que nos susurra todo el rato: quiero ser feliz. Poquito a poco nos vamos embriagando de intensos sentimientos que nos sugieren buenos propósitos. De repente el amor brilla, y en ese momento de euforia dejándonos llevar por esa chispa de la vida, decidimos que definitivamente vamos a dar un cambio a nuestra existencia soltando todo aquello que no es útil y constructivo dando paso a hábitos de vida más saludables.

Enero es por excelencia el mes de los buenos propósitos, pero pasado un tiempo observamos cómo todos aquellos “castillos en el aire” se vienen abajo desmoronándose. Pasado ese momento de euforia artificial, nos deshinchamos y volvemos a nuestras rutinas y a nuestros vicios. Es en ese momento cuando nos invade un sentimiento de frustración y pensamos: otra vez, un año más la misma historia…

Y…, de repente, en ese instante de silencio y reflexión auténtica, deteniendo la mirada, reparamos en que en nuestro interior sigue brillando una chispita de luz y vamos tirando de ella y siguiendo su destello observamos que proviene de un inmenso rayo de luz que no se apaga, que permanece, que siempre ha estado ahí. En ese momento el alma sabe que aunque nuestra parte humana se viene abajo cada vez que se siente incapaz de hacer las cosas por sus propios medios, ese poderosísimo rayo de luz nos da la fortaleza y la determinación para perseverar… y sentimos la Luz de Dios en acción. Si en ese momento permitimos que sea nuestro espíritu quien tome el control, todo cambia, porque sabemos que no estamos solos, que nunca lo hemos estado.

Es el momento de dejar de confiar únicamente en nuestras fuerzas dejando de sobrecargarnos y exigirnos hacerlo todo sin ayuda. Es el momento de agradecer y confiar en todo aquello que se nos pone a nuestro servicio para que definitivamente podamos conseguir nuestros propósitos. Podemos sentir que ha llegado el momento de llamar a la “caballería” para que venga en nuestro auxilio.

Es el momento de la plegaria, es el momento de la oración, es el momento de permitir que el AMOR actúe.

FELIZ VIDA NUEVA


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Sugieren una nueva estrategia para la prevención del cáncer de páncreas.

Científicos del CNIO descubren que las células sanas del páncreas mantienen inhibida la inflamación a menos que ésta sea necesaria mediante un mecanismo controlado por el gen NR5A2.

La inflamación es una respuesta de defensa del organismo ante agresiones, pero cuando persiste puede ser perjudicial e incluso predisponer al cáncer. Por eso es crucial entender bien la relación entre inflamación y cáncer. Un grupo de investigadores del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO) ha descubierto ahora un vínculo inesperado entre ambos procesos: en el páncreas, uno de los genes que aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas se ocupa también de controlar la inflamación en el tejido normal.

Este hallazgo implica “un importante cambio conceptual”, explica Paco Real, jefe del Grupo de Carcinogénesis Epitelial del CNIO, que además de ayudar a entender el origen de los tumores sugiere nuevas estrategias para mejorar la prevención del cáncer de páncreas. El trabajo se publica en la revista Nature.

El cambio de paradigma que implica este resultado tiene que ver con el concepto mismo de inflamación. En general la inflamación se considera una respuesta defensiva que la célula organiza partiendo de cero cuando hay una agresión externa, pero los investigadores la ven ahora como “un mecanismo de defensa que la célula mantiene inactivado, inhibido, a menos que le haga falta”, afirma Real. Lo que demuestra el nuevo resultado es que en el tejido sano la célula cuenta con mecanismos específicos de control que suprimen la inflamación.  

Con este cambio conceptual como punto de partida, el grupo del CNIO ha descubierto además que, al menos en el páncreas, los mecanismos moleculares implicados en las funciones normales del tejido sano, como la diferenciación celular, son también los que suprimen la inflamación. Es decir, mantener la inflamación bajo llave es lo habitual, y se lleva a cabo mediante mecanismos moleculares implicados en el funcionamiento normal de la célula.

Inflamación y cáncer

Estos resultados ayudan a entender otros trabajos previos de los mismos investigadores, en que utilizando modelos de ratón habían observado que cuando se elimina el mecanismo que suprime la inflamación en las células pancreáticas, el tejido se vuelve más propenso a desarrollar un cáncer inducido por mutaciones en el gen KRAS –un gen clave en los tumores de páncreas–.

“Vemos que cuando las células no se diferencian correctamente se produce un estado de pre-inflamación, y sabemos que en ese contexto las células son más sensibles a mutaciones en KRAS; es como si las células se colocaran en una parrilla de salida para la inflamación y el cáncer”, explica Real. El mecanismo que controla la inflamación es un gen llamado NR5A2. Los investigadores han estudiado a fondo su función en ratones y después han comprobado que los resultados son extrapolables a humanos.

Como explica Real, “en ratones, cuando hay niveles normales de NR5A2 se suprimen los fenómenos inflamatorios, mientras que cuando los niveles de NR5A2 bajan, entonces se activan programas inflamatorios y aumenta el riesgo de desarrollar cáncer de páncreas; en humanos, los individuos que tienen niveles bajos de este mismo gen en el páncreas muestran un estado de pre-inflamación muy parecido al que detectamos en ratones”.

No es casual que el interruptor de la inflamación sea NR5A2, dado que en humanos se han identificado ya variantes de este gen que aumentan el riesgo de cáncer de páncreas. Son variantes frecuentes en la población; portarlas no basta para generar cáncer de páncreas, pero ahora se sabe que disparan las etapas iniciales de la inflamación y aumentan el riesgo si concurren además otras circunstancias, como mutaciones en KRAS.

Esto encaja muy bien con lo que se observa en la clínica: el cáncer de páncreas con frecuencia ocurre en pacientes con predisposición genética, mutaciones en el gen KRAS y con pancreatitis –una inflamación del páncreas–.

Ante los investigadores se abren ahora dos nuevas vías de avance. Una es determinar si la existencia de un vínculo genético entre inflamación y cáncer se da también en otros órganos, además del páncreas; la otra es tratar de aplicar el nuevo conocimiento a la prevención del cáncer de páncreas, que es hoy día uno de los cánceres de peor pronóstico en parte debido a su diagnóstico tardío.

Los investigadores creen que detectar los estadios iniciales de la inflamación permitiría disponer de útiles señales de alerta. Pero para eso necesitan poder detectar esas señales en un simple análisis de sangre: “No se puede biopsiar el páncreas como otros tejidos más fácilmente accesibles; vamos a tratar de detectar el estado preinflamatorio en sangre, primero en ratones y luego en humanos”, dice Real.

Fuente: Jano.es


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

El ámbito educativo no basta para prevenir la obesidad infantil.

Investigadores de la Universidad de Birmingham, en Reino Unido, llegan a esta conclusión tras evaluar los programas de hábitos saludables implantados en 54 escuelas primarias estatales de la región West Midlands.

Un estudio de la Universidad de Birmingham, Reino Unido, ha constatado que las intervenciones en el ámbito educativo centradas en promover hábitos saludables no son por sí mismas efectivas en la lucha contra la obesidad infantil. La conclusión, que publica la revista British Medical Journal, se sigue de la evaluación de los programas de hábitos saludables impulsados en 54 escuelas primarias estatales de la región West Midlands.

El estudio, financiado por el Instituto Nacional de Investigación Sanitaria de Reino Unido (NIHR, en sus siglas en inglés), analizó la eficacia clínica y económica de varios programas de actividades diseñados para ayudar a niños de 6 y 7 años a mantener su peso en un nivel saludable, mediante una alimentación saludable y la actividad física.

Los programas evaluados se aplicaron durante 12 meses y constaban de sesiones adicionales de actividad física de 30 minutos al día, y un plan de habilidades interactivas de 6 semanas con un club de fútbol. También se enviaban correos electrónicos a los padres con propuestas para fomentar la actividad física en la familia y se impartían talleres de cocina saludable al término del horario escolar.

En el estudio participaron casi 1.500 alumnos y en todos ellos se monitorizó el peso, la altura, el porcentaje de grasa corporal, el perímetro abdominal, el grosor del pliegue cutáneo y la presión arterial, tanto al inicio como al final de la prueba.

También utilizaron un monitor de actividad durante cinco días, registraron su ingesta de alimentos y se realizaron diferentes evaluaciones para medir la percepción de su calidad de vida y de su imagen corporal, repitiéndolas 15 y 30 meses después y comparando los resultados con los alumnos que no participaron en estos programas.

“Nuestra investigación, combinada con una evidencia más amplia, sugiere que las escuelas no pueden liderar la agenda de prevención de la obesidad infantil”, ha destacado Peymané Adab, uno de los autores del estudio, en el que urgen una mayor implicación de familia, industria alimentaria y medios de comunicación.

Fuente: Jano.es


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Motivación: la clave para que los mayores hagan ejercicio.

Investigadores españoles han evaluado el efecto de un programa de entrenamiento de fuerza unido a estrategias motivacionales para aumentar el nivel de actividad física en la población mayor. Los resultados han constatado los efectos positivos, tanto físicos, sociales y psicológicos, después de doce semanas de intervención. El objetivo es lograr más adhesión a la práctica habitual de ejercicio físico y, como consecuencia de ello, mejorar la salud desde un punto de vista integral.

<p>El programa de entrenamiento incluyó ejercicios de fuerza en los grupos musculares de pecho, espalda, tríceps, bíceps, hombros y piernas. / URJC</p>

El programa de entrenamiento incluyó ejercicios de fuerza en los grupos musculares de pecho, espalda, tríceps, bíceps, hombros y piernas. / URJC

En la población mayor, el nivel de actividad física disminuye a medida que se incrementa la edad. Este estado de inactividad física no solamente afecta a la intensidad del ejercicio, sino también a su duración, lo que conlleva una mayor dificultad en la realización de tareas cotidianas y un descenso en su calidad de vida.

La Universidad Rey Juan Carlos (URJC) ha participado en un estudio que evalúa el efecto de un programa de entrenamiento de fuerza con sobrecargas de intensidad moderada-alta en el que se incluyeron una serie de estrategias motivacionales sobre la composición corporal y la motivación autodeterminada. Uno de los objetivos ha sido analizar qué factores son determinantes para conseguir una adhesión a la práctica regular de actividades físicas y deportivas.

Numerosos estudios han mostrado que la realización de ejercicio físico regular por parte de las personas mayores puede posponer los efectos del envejecimiento. Sin embargo, ninguna investigación hasta ahora ha explicado por qué un porcentaje tan bajo de personas que buscan un estilo de vida saludable son capaces de integrar con éxito la actividad física en su forma de vida.

Las experiencias negativas en la práctica, la baja percepción de la competencia motriz o la falta de apoyo social y cultural son algunos factores que impiden que la población mayor realice ejercicio físico de forma regular.

Las estrategias incluidas en el estudio, en colaboración con la Universidad de Alicante y la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM), se basan en reforzar las sensaciones más positivas hacia la práctica regular de ejercicio físico.

“Este trabajo ofrece 10 estrategias motivacionales para ser incluidas en programas de entrenamiento de la fuerza muscular en personas mayores, las cuales ayudan a los participantes a conseguir una mayor satisfacción de las necesidades psicológicas básicas de autonomía, competencia y relaciones sociales”, explica Alexander Gil Arias, investigador de Centro de Estudios del Deporte de la URJC. “Con una mayor motivación intrínseca hacia la práctica de ejercicio físico, junto con la realización de un adecuado programa de entrenamiento, se pueden alcanzar beneficios a nivel integral y mejorar la calidad de vida”.

Programa de entrenamiento específico

La investigación ha sido desarrollada a partir de un diseño cuasi-experimental con un grupo de control y un grupo experimental. Las sesiones fueron aplicadas tres veces por semana durante tres meses. El programa de entrenamiento incluyó ejercicios de fuerza en los grupos musculares de pecho, espalda, tríceps, bíceps, hombros y piernas. La intensidad de los ejercicios fue moderada y, a medida que los participantes podían realizar un mayor número de repeticiones de las prescritas inicialmente, se fue incrementando progresivamente. De forma complementaria al entrenamiento, se incluyeron una serie de estrategias motivacionales con el propósito de incrementar la adherencia al programa de intervención.

“Los participantes que pertenecían al grupo experimental, respecto a los sujetos del grupo control, mostraron una mayor autonomía, competencia y relaciones sociales y, consecuentemente, una mayor motivación intrínseca hacia la práctica de ejercicio físico”, explica Alexander Gil. Además, los investigadores han observado que los participantes del grupo experimental disminuyeron significativamente el porcentaje de masa grasa, peso corporal e índice de masa corporal, al mismo tiempo que se incrementó la masa magra.

A la luz de estos resultados, este programa de entrenamiento de la fuerza específico y de carácter multidimensional ha constatado los efectos positivos, tanto físicos como sociales y psicológicos, después de doce semanas de intervención.

La importancia de los educadores 

Los autores también hacen referencia al destacado papel que pueden llegar a tener los educadores físicodeportivos en la utilización de diferentes estrategias motivacionales durante los entrenamientos con personas mayores. Su labor puede ayudarles a adherirse, dentro de sus hábitos diarios, a la práctica regula de ejercicio físico y conseguir mejoras a nivel físico, psicológico y social.

“Son necesarios más proyectos de investigación de carácter multidimensional donde no solamente se investiguen variables biológicas, sino también variables psicosociales para conocer cuáles son los motivos que mueven a las personas a mantenerse regularmente en un programa de ejercicio físico”, según manifiesta el investigador de la URJC.

Los investigadores sugieren que los educadores físicodeportivos diseñen programas de entrenamiento de la fuerza para personas mayores en los que se incluyan estrategias motivacionales. El objetivo sería fomentar la motivación adecuada en la población mayor para adherirse a la práctica habitual de ejercicio físico y, como consecuencia de ello, ayudarles a disfrutar y mejorar su salud desde un punto de vista integral según los principios de la OMS.

Referencia bibliográfica:

Marcos-Pardo, P. J., Martínez, A., & Gil-Arias, A. Impact of a motivational resistance training programme on adherence and body composition in the elderly. Sci. Rep. 8, 1370 (2018).

Fuente: Agencia sinc


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (8).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en Hello Valencia. Nº 202, diciembre 2017.

La Promoción Educación y Comunicación para la Salud se propone conseguir que las personas se mantengan sanas y felices.

Entendemos por salud un estado de bienestar físico, psicológico, social y espiritual.

Para conseguir el bienestar físico, la promoción de la salud propone seguir una alimentación consciente que consiga reparar, regenerar y reoxigenar las células de nuestro organismo. Podemos obtener este beneficio con una alimentación en la que abunde la fruta natural, las verduras de temporada y los alimentos ricos en ácidos grasos insaturados. Proponemos practicar regularmente actividad física para cuidar el corazón, ayudar a una buena circulación sanguínea, mantener fuertes y elásticas las estructuras musculoesqueléticas y las articulaciones, así como bajar los niveles de estrés y favorecer la liberación de endorfinas encargadas de aumentar la sensación de bienestar. De esta forma nos defendemos de la sobredosis de sedentarismo, calorías, sal, azúcar y grasas saturadas a la que el estilo de vida occidental nos tiene sometidos.

Si hablamos de conseguir un bienestar psicológico, proponemos un entrenamiento mental encaminado a la práctica cotidiana de la concentración para acallar los sobreestimulados sentidos, relajación para aquietar el cuerpo y meditación para activar nuestra esencia y nuestras mejores capacidades. Manejando de forma constructiva el estrés nos protegemos de la ansiedad, la excesiva fatiga, la frustración, la tristeza y la agresividad que la constante exposición a estímulos estresantes puede producir.

El bienestar social lo conseguiremos con la filosofía práctica. Con ella reequilibraremos las pasiones y los vicios y con la luz de la razón los convertiremos en virtudes que nos ayudarán a que en nuestra vida predomine el equilibrio y la armonía, la perfección y la belleza.

Conseguiremos un bienestar espiritual a través de la inteligencia espiritual. La logoterapia de Viktor Frankl ayuda a reconectar con la dimensión trascendente de la vida del ser humano. Propone una búsqueda del sentido de la vida. Propone seguir el principio de equilibrio entre la búsqueda del placer, del poder y del sentido. Propone aplicar el principio de equilibrio entre la libertad y la responsabilidad. Esta búsqueda de lo que da sentido a la vida nos protege del vacío existencial tan extendido en nuestra sociedad.

Los promotores de la salud no imponemos, sino que proponemos y sugerimos estilos de vida saludables para que las personas ejerzan un adecuado control sobre los determinantes de la salud.

La búsqueda de la salud no es el objetivo, la búsqueda de la salud es el medio por el cual los seres humanos podemos vivir una vida plena y feliz.


Q.S.D. N.S.D.

Contacto emailpromociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Beneficios de una dieta rica en aceite de oliva virgen extra en la microbiota intestinal.

Investigadores de la Universidad de Jaén han demostrado en ratones los beneficios de una dieta rica en aceite de oliva virgen extra como modulador de la microbiota intestinal, en comparación con los efectos de una dieta enriquecida en mantequilla, que desarrolla en mayor medida factores implicados en el síndrome metabólico. Los resultados han sido publicados en la revista Plos One.

Científicos de la Universidad de Jaén (UJA) han demostrado los beneficios de una dieta rica en aceite de oliva virgen extra (AOVE) como modulador de la microbiota intestinal, en comparación con los efectos de una dieta enriquecida en mantequilla, que desarrolla en mayor medida factores implicados en el síndrome metabólico.

El estudio, realizado en ratones y publicado en la revista Plos One, surge del trabajo previo en torno a la comparación del aceite de oliva y otras grasas para analizar su papel diferencial en el desarrollo de obesidad e hipertensión, dos de los factores ligados al síndrome metabólico.

“En nuestros estudios anteriores las diferencias más marcadas con el AOVE –una grasa de origen vegetal, monoinsaturada y con un elevado nivel de polifenoles– las presentó la mantequilla –una grasa saturada de origen animal que contiene colesterol–”, argumenta como principal razón para elegir la mantequilla Isabel Prieto, responsable del grupo Neuroendocrinología y Nutrición de la UJA.

Además, como apunta Magdalena Martínez Cañamero, otra de las autoras, “existe la cuestión social añadida de los tipos de patologías presentes en Centroeuropa, donde la mantequilla ha sido la grasa utilizada por antonomasia para cocinar, y en la zona mediterránea, donde se ha usado habitualmente el AOVE para ese fin”.

“Hasta el momento no se pensaba que el aceite de oliva pudiera tener un efecto distinto al de otras grasas sobre la microbiota intestinal, el conjunto de microorganismos que residen en el intestino”, explica Magdalena Martínez Cañamero. En ese sentido, señala que “desde la perspectiva de la nutrición y la fisiología esto es relevante porque la idea generalizada era que las dietas altas en cualquier tipo de grasa eran malas para la microbiota intestinal”.

La muestra de ratones se dividió en tres grupos, dos de ellos se alimentaron con una dieta enriquecida en AOVE o una dieta enriquecida en mantequilla (grupos con dietas altas en grasa) y el tercero alimentado con una dieta estándar para animales de laboratorio. De cada uno de los animales se obtuvieron datos de las bacterias presentes en sus intestinos. Los perfiles de la microbiota intestinal se relacionaron con los distintos parámetros fisiológicos utilizados como indicadores del desarrollo de síndrome metabólico.

Cambios microbianos

Los resultados sugieren que la mantequilla aumenta el número de proteobacterias intestinales, y esto se relaciona con un aumento de la insulina en sangre y la presión arterial, parámetros fisiológicos ligados al desarrollo del síndrome metabólico. Con el AOVE, pese a ser una dieta alta en grasa, no se produjeron estos cambios microbianos y se detectó un menor incremento en el peso corporal y la presión arterial, junto a un mejor perfil de lípidos en sangre.

“Hemos confirmado que la mantequilla se comporta como las dietas altas en grasa que tradicionalmente se han considerado perjudiciales para la microbiota intestinal, mientras que el AOVE no se comporta de igual manera”, incide Martínez Cañamero. “Por primera vez se observa que hay determinados grupos bacterianos que aumentan en estas dietas. Una dieta enriquecida en mantequilla favorecería su aparición, mientras que una dieta rica en AOVE o la dieta estándar, en general, no lo harían”, comenta.

Por su parte, Isabel Prieto concluye que “este hallazgo es muy importante porque no se le da a la dieta la importancia que tiene como moduladora de la microbiota intestinal, ya que a través de nuestra alimentación podemos modificarla para que tenga un impacto positivo sobre nuestra salud”. 

Referencia bibliográfica:

Isabel Prieto, Marina Hidalgo, Ana Belén Segarra, Ana María Martínez-Rodríguez, Antonio Cobo, Manuel Ramírez, Hikmate Abriouel, Antonio Gálvez, Magdalena Martínez-Cañamero. Influence of a diet enriched with virgin olive oil or butter on mouse gut microbiota and its correlation to physiological and biochemical parameters related to metabolic syndrome. Plos One, 2 de enero de 2018. https://doi.org/10.1371/journal.pone.0190368

Fuente: Agencia SINC


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.