Plan Cuídate + 2012

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) pone en marcha el “Plan Cuídate + 2012” para reducir el consumo de grasas e impulsar hábitos saludables. 

Madrid, 21 de noviembre 2012 (medicosypacientes.com)

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), a través de su presidenta, Pilar Farjas, ha insistido en la importancia de reducir el consumo excesivo de grasas y sal en las comidas para prevenir enfermedades no trasmisibles (ENT) o crónicas como la obesidad, diabetes mellitus tipo 2, y problemas cardiovasculares, como la enfermedad isquémica cardiaca y la enfermedad cerebro-vascular, entre otras.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), las principales causas de estas ENT están estrechamente relacionadas con la alimentación inadecuada y la falta de actividad física. En concreto son la hipertensión arterial, la hipercolesterolemia, la obesidad, el escaso consumo de frutas y verduras y el sedentarismo, además del consumo alcohol. Factores de riesgo que pueden ser modificados a través de medidas sencillas dirigidas a los estilos de vida.

Por otro lado, en 2011 la ONU aprobó una declaración política sobre la Prevención y Control de las Enfermedades No Trasmisibles (ENT), en el seno de la Asamblea General de las Naciones Unidas que tuvo lugar en Nueva York. En ella se recalcaba que las ENT, constituyen un problema grave y creciente en todo el mundo, y afectan a millones de personas causando muertes de forma creciente también en la población joven y en edad productiva.

Además de la preocupación existente en términos de salud pública, prevenir la obesidad, la hipertensión y otras enfermedades crónicas es importante para evitar una futura escalada de los costes sanitarios y mantener la viabilidad del Sistema Nacional de Salud, según se indica desde la AESAN.

Por otro lado, recuerda que muchos alimentos contienen  grasa en exceso. Un  consumo elevado de ellos conduce a incrementar ciertos factores de riesgo,  que  se podrían reducir con un menor consumo de ellos, sustituyéndolos por productos que han ido reduciendo paulatinamente la  grasa en su composición y de los que ya hay una importante oferta en el  mercado, así como con un mayor consumo de frutas y verduras. De esta forma, con este cambio de hábitos,  el consumidor mantiene una alimentación variada y saludable que le ayuda a disminuir la ingesta calórica y el consumo de grasas saturadas, estrechamente relacionadas con la concentración de colesterol plasmático y ciertas enfermedades cardiovasculares.

Respecto a la sal, hace referencia a un estudio realizado por la Universidad Complutense de Madrid y la AESAN (Ortega y col, 2011), en España se consumen 9,8 g de sal por persona y día, lejos de los 5 g que recomienda la OMS. Se estima que la reducción del consumo de sal a los niveles recomendados por la OMS podría evitar cada año 20.000 accidentes cerebrovasculares y 30.000 eventos cardíacos en España.

Por ello, la reducción del consumo de sal, grasas y azúcares se ha convertido en una prioridad para organismos como la OMS y la Comisión Europea. En concreto, en el Grupo de Alto Nivel sobre Nutrición y Actividad Física de la Comisión Europea, en el que están representados cada uno de los estados miembros de la UE, se acordó realizar estrategias de reducción del consumo de sal y grasas en 2008 y 2012, respectivamente.

PLAN CUIDATE + 2012

La Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN), a través de la Estrategia NAOS, y continuando con sus acciones de sensibilización y visibilidad del problema de la obesidad y de los derivados de una alimentación poco saludable y del sedentarismo,  presenta el Plan Cuídate 2012,  una propuesta moderna e interactiva para aquellas personas que, independientemente de su edad, han decidido cuidarse más.

Tras el éxito de la  primera convocatoria, con el Plan Cuídate menos sal es mas salud,  lanzada en el 2011,  la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI), para el año 2012, ha centrado la iniciativa fundamentalmente en  informar sobre las grasas y la sal, nutrientes necesarios para nuestro cuerpo, pero cuyo consumo debe ser moderado y no superar los niveles recomendados por organismos internacionales y en la promoción de la actividad física.

El Plan Cuídate 2012 tiene una una página web (www.plancuidatemas.es) para ofrecer información sobre grasas además de la de la sal, y sobre algunos hábitos saludables, como la práctica de la Actividad Física. También habrá un registro para unirse al Plan y dos juegos que, de manera sencilla, ayudarán a transmitir la importancia de implementar hábitos saludables.

Fuente: http://www.medicosypacientes.com/articulos/aesan201112.html

_________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

La Fundación Daniel y Nina Carasso y la Fundación SHE firman un acuerdo de colaboración para promover hábitos saludables entre los más pequeños.

Información revisada por:  Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Fuente: http://fundacionshe.com/portal/noticiaID=2000/1213/Default.aspx

La clave: un cambio en el estilo de vida

La hoja de ruta marcada por ambas instituciones parte de la colaboración en el desarrollo, evaluación y comunicación del programa Si! en España. Un ambicioso programa educacional de Salud Integral, dirigido a niños de 3 a 16 años, que trabaja para que la adquisición de hábitos saludables desde la infancia disminuya el impacto de las enfermedades cardiovasculares en el futuro. Según el Dr. Fuster, Presidente de la Fundación SHE, “Siempre he dicho que en la prevención está la clave y sólo si infundimos en los niños la importancia de la buena salud enseñaremos como tener buena salud que dé calidad de vida de adultos. Y este es el objetivo de la Fundación SHE”.

Por otra parte, y siguiendo la premisa del programa SI!, el acuerdo también recoge el desarrollo de una serie de 26 capítulos de Barrio Sésamo, pioneros en el estándar educativo de la televisión contemporánea. Según Marina Carasso, Presidenta de la Fundación Daniel y Nina Carasso,” El Programa de Salud Integral de la Fundación SHE trabaja en beneficio del equilibrio nutricional de toda una generación, una de las principales preocupaciones de nuestra fundación. Mis padres amaban la juventud y creían firmemente en ella. Es por este motivo que estamos encantados de contribuir a su desarrollo. “

La nueva serie, centrada en la adquisición de hábitos saludables entre los más pequeños, combinará educación y entretenimiento y se emitirá, a nivel nacional, durante los meses de verano de 2012.

El acuerdo alcanzado por ambas fundaciones, con una duración de tres años, supone el punto de partida de una colaboración cuyo principal objetivo es prevenir la salud cardiovascular entre la población infantil.

Sobre la Fundación Daniel y Nina Carasso

La Fundación Daniel y Nina Carasso se creó en el año 2009, bajo los auspicios de la Fundación de Francia, en memoria de Daniel Carasso, fundador de Danone, y su esposa Nina. La vocación de la Fundación es la de financiar proyectos en dos ámbitos fundamentales: la nutrición, por ser lo que conserva la vida; y el arte, por ser lo que enriquece la mente.

La Fundación Daniel y Nina Carasso apoya las iniciativas tanto en las áreas de investigación, salud o educación; así como proyectos que impulsan la inserción económica, la conservación del patrimonio y el desarrollo sostenible.

___________________________________________________________________

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Una vida poco saludable encoge el cerebro.

una vida poco saludable encoge el cerebro

Por: María Sánchez-Monge

Martes 2/8/2011

Hace poco nos enteramos de que el cerebro humano es el único que pierde volumen con los años. Otros primates no sufren este efecto, pero proporcionalmente viven bastante menos que nosotros. Puede ser que el tributo por tener una vida más larga sea que nuestro órgano pensante encoja y padezcamos enfermedades neurodegenerativas. Es nuestro destino y no lo podemos modificar… o tal vez sí. Un nuevo estudio revela que ciertos cambios cerebrales asociados a la demencia se producen con más frecuencia en las personas que fuman, tienen hipertensión arterial, son obesas o sufren diabetes. Estos factores de riesgo pueden controlarse y, con ello, reducir el riesgo de males como el Alzheimer.

Todos esos hábitos y patologías dañan los vasos sanguíneos, produciendo lo que se conoce como enfermedad vascular. Ésta es la causante de los infartos de miocardio y los accidentes cerebrovasculares, pero también está muy relacionada con el deterioro de las funciones cerebrales que conducen a la demencia. Así lo han demostrado diversos estudios. El último de ellos, publicado en la revista ‘Neurology‘, aporta datos clave sobre cómo evoluciona el cerebro de los individuos de mediana edad según el tipo de vida que lleven y las patologías que padezcan.

Un equipo de investigadores liderados por Charles DeCarli, de la Universidad de California (EEUU), estudió a más de 1.300 personas sin demencia cuya edad media rondaba la cincuentena. Se evaluaron los factores de riesgo de todos estos individuos y se les hicieron escáneres cerebrales mediante resonancia magnética. También se les realizaron test para analizar sus funciones cognitivas.

Transcurrida una década, se observó que las personas con factores de riesgo vasculares presentaban una pérdida de volumen cerebralgeneral más acusada, así como una reducción de la zona del hipocampo, que es la más susceptible al Alzheimer. Además, se apreció un aumento de las lesiones de la denominada sustancia blanca, que también pueden ser indicativas de deterioro cognitivo. En las pruebas de habilidades cognitivas se observaron problemas en cuestiones como la toma de decisiones.

Curiosamente, no todos los factores producían el mismo efecto. Mientras que la hipertensión arterial estaba más relacionada con las lesiones de la sustancia blanca, la diabetes y el tabaquismo iban asociados a una mayor pérdida de volumen en el hipocampo. Finalmente, los obesos presentaban una reducción del tamaño del cerebro en su conjunto. Se trata, no obstante, de matices. Lo fundamental es que todos estos signos de una vida poco sana acababan dejando una huella potencialmente dañina.

Estudios como este alientan la posibilidad de prevenir la enfermedad de Alzheimer. “Empezamos a tener datos fehacientes de que un cambio de hábitos de vida a partir de los 50 años puede reducir el riesgo de padecer demencia a los 70”, asevera Pablo Martínez-Lage, coordinador del Grupo de Estudio de Conducta y Demencias de la Sociedad Española de Neurología. Esa apuesta por la salud neurológica se traduce, en la práctica, en los mismos consejos que se dan para evitar los infartos de miocardio o los ictus: dejar de fumar, evitar exceso de peso con una dieta equilibrada y ejercicio físico…

Esto no significa que una persona que siga a rajatabla esas recomendaciones se vaya a librar definitivamente del Alzheimer. El desarrollo de la enfermedad depende de más factores. Pero la adopción de hábitos saludables puede ayudar a los sujetos más predispuestos a padecerla a compensar el daño cerebral que produce y frenar o retrasar su aparición.

Martínez-Lage precisa que aún no se conocen bien los mecanismos por los que peligros como el tabaco o la obesidad provocan neurodegeneración. Mientras que los problemas cardio y cerebrovasculares se producen por roturas u obstrucciones de los vasos sanguíneos, las demencias se generan por procesos más sutiles. “Es un daño que se detecta más a nivel celular y a lo largo de mucho tiempo”, señala el neurólogo. “Lo que ocurre es que los vasos pequeños del cerebro dejan pasar la sangre, pero no cumplen adecuadamente la función de llevar oxígeno y nutrientes a las células nerviosas”, añade. El resultado final es la muerte neuronal.

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2011/08/01/neurociencia/1312220820.html

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal https://promocionintegraldelasalud.wordpress.com/aviso-legal/