SLOW MEDICINE.

Por: Ángel Escudero Villanueva, Coordinador Médico de la Unidad de Medicina Psicosomática. Hospital Quirón Valencia

Cuando en 1986 el periodista Carlo Petri vio cómo abrían en la Piazza di Spagna de Roma un establecimiento de una conocida cadena de Fast Food, comprendió los cambios poco saludables que se producirían en los hábitos alimienticios de los europeos. En respuesta al concepto de Fast Food, creó lo que se convertiría en el movimiento Slow Food.

El movimiento Slow busca que cada persona se pare a reflexionar cómo puede recuperar la conexión con ella misma, con las personas de su entorno y con el medio ambiente así como recuperar el equilibrio y la armonía.

En oposición al Fast Food, el movimiento Slow Food promueve el consumo de los productos locales de cultivo respetuoso con el medio ambiente y las comidas tradicionales.

El espíritu Slow no implica ir lento. En ocasiones deberemos tomar decisiones y actuar con rapidez, pero debemos entrenarnos para hacerlo sin perder la paz interior, manteniendo la mente concentrada y en calma.

La filosofía de este movimiento pronto se extendió a otros ámbitos como el sexo, el trabajo, la educación, el ocio o la salud…

SLOW MEDICINESLOW MEDICINE

Si aplicamos los principios del movimiento Slow a la Medicina, obtenemos una práctica basada en la escucha respetuosa y atenta hacia nuestros pacientes que nos invita a una profunda reflexión para, no solo tratar enfermedades, sino atender personas. Nos lleva a reconocer que los problemas de salud necesitan, no una mágica y rápida solución farmacológica, si no además, un cambio en los hábitos de vida de nuestros pacientes. Debemos ser conscientes de que necesitamos ir más allá de la lucha contra las enfermedades y buscar el bienestar y la felicidad de las personas desmedicalizando la sociedad. Será necesario utilizar las nuevas tecnologías para ayudar a las personas a adquirir hábitos de vida saludables y que tomen el control sobre su salud. Y deberemos integrar los avances científicos y tecnológicos con una asistencia basada en el Humanismo Médico.

Slow Medicine es la opción sostenible, ecológica, creativa y humanizada.

Podéis ampliar la información en:

50studies.com/slow-medicine

movimientoslow.com

________________________________________________________

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Dr.Antonio Trujillo:”El humanismo médico encuentra un aliado perfecto en el desarrollo de las nuevas tecnologías”.

II Jornada Ética Médica

El doctor y escritor José Antonio Trujillo participó en la II Jornada de Ética Médica, celebrada en la sede de la OMC, donde habló sobre una de sus especialidades, “el humanismo médico”. En esta entrevista concedida a “Medicos y Pacientes” explica detalladamente la esencia de dicho humanismo y cómo entronca sin dificultad con la evolución de la Medicina como ciencia así como con las nuevas tecnologías.

Madrid, 28 de noviembre 2013 (medicosypacientes.com)

-“Un médico no puede saber solo de medicina, sino que el interés por la persona tiene que estar por encima del interés científico”, según ha dicho en alguna ocasión. ¿Es así en la práctica diaria?

-Las personas somos complejas. Cuando atiendo a los pacientes intento no ocuparme sólo de sus síntomas o enfermedades, sino que aspiro a ayudarle a encontrar respuestas en otras esferas de su interés y preocupación, como la emocional o la relacional

-¿Considera necesario mejorar la calidad ética y humanista de la formación médica?

-El médico en su formación no puede dedicarles sólo tiempo a las disciplinas científicas o técnicas. El humanismo nos descubre la complejidad del hombre y ayuda a que la relación medico con el paciente, sea el encuentro de una conciencia con una confianza. Debemos mejorar la formación humanista pregrado y posgrado de nuestros médicos, sin duda.

-¿Hacia dónde ha evolucionado la forma en la que el médico se implica con el paciente?

-Cada vez enseñan más a las nuevas generaciones de médicos a que sean sólo competentes en materia científica, con la consiguiente distancia emocional que construyen en sus posteriores relaciones con los pacientes. A veces, la brecha es tan grande que la ciencia no resuelve las demandas y necesidades de los pacientes, y fracasa la relación médico-enfermo.

-Su creencia en el humanismo médico le ha llevado a elaborar un decálogo del “medico humanista 2.0”. Cuéntenos su esencia.

-El humanismo en este inicio de siglo nos propone un brindis en forma de un decálogo que bebe de la tradición ética y científica de los países occidentales, que sitúan al hombre en el centro de su interés y defiende los valores que han hecho a los médicos sentirse unos privilegiados pudiendo servir a los demás.

-En uno de los puntos, cita la “Salud 3.0”, como “una nueva oportunidad de encuentro con los e-pacientes y e-profesionales, y fomentará el uso de sus herramientas tecnológicas con la intención de crecer compartiendo”. ¿Se trata de conciliar los valores clásicos del humanismo médico con el imparable avance médico?

-El humanismo médico encuentra un aliado perfecto en el desarrollo de las nuevas tecnologías, ya que en su esencia concede un papel primordial a la educación, y ésta puede beneficiarse de las nuevas formas de compartir contenidos, con más personas diferentes que, sin duda, nos enriquecen a todos.

-“Medicina basada en el Humanismo es la Medicina del alma”, según refleja en una reciente obra suya, que ayuda a adentrarse en los principios del humanismo, un patrimonio asentado en cuatro pilares básicos: “libertad, dignidad, justicia y bondad”…¿Cuál es el valor de este libro?

-No existe medicina al servicio del hombre sin respeto a los valores que hacen a las personas ser cada una de ellas una radical novedad en nuestra historia. Si cada uno de nosotros encarnamos los valores que defendemos, los primeros beneficiarios serán los pacientes, y después nosotros mismos. Invito a todo aquel que esté interesado en la Medicina con alma, que lea mi libro Medicina Basada en el Humanismo.

En mi web www.joseantoniotrujillo.com pueden conocer cómo hacerse con ejemplar del mismo en formato electrónico o en papel. En él, a lo largo de diez capítulos, recorro todos los aspectos que fundamentan la práctica de esta medicina, y recomiendo unas lecturas imprescindibles para crecer.”

Twitter:@Joseatrujillo

Web: www.joseantoniotrujillo.com

Fuente: Médicos y Pacientes

__________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

EL CONSUELO Y LA ENFERMEDAD.

El viejo concepto del médico que se proponía curar, aliviar si no lograba la curación, y si ni aun aliviar alcanzaba, consolar, está hoy casi desvanecido; acaso transitoriamente, mientras dure esta luna de miel del hombre con el progreso material, acaso para siempre si la luna de miel es el comienzo, y quizá lo sea, de una perdurable coyunda. El hecho es que el doctor de nuestros días emprende con entusiasmo los problemas médicos susceptibles de curación, acepta como un deber profesional los que solo pueden aliviarse; y abandona al consuelo de los que no tienen alivio al familiar, al amigo, al enfermero. Es evidente que el médico de hoy, a medida que gana en eficacia pierde en dulzura. Las grandes clínicas modernas nos impresionan tanto por el poderío y perfección de sus métodos de cura, cuanto por el automático olvido que en ellas impera, de que los pacientes son seres afectivos y sensibles. El médico va de cama en cama anulando el dolor físico, pero sin una sola reacción de aquella ternura que el clínico clásico administraba con sabiduría y que era uno de los componentes de su reputación y de su grandeza (1).

(1) Gregorio Marañón. De su prólogo al libro El cáncer, del profesor J. H. Maisin, en versión española con anotaciones y un apéndice por el doctor Emilio de la Peña. Espasa-Calpe Argentina, 1950.

_________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.