CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (26).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en hello Valencia. Nº 221, julio 2019

Nunca pensé, hasta hoy, que cumpliría tres años escribiendo sobre Promoción de la Salud en hello Valencia. El hecho es que este mes de julio puede ser un mes para el recuerdo. El 25 de julio de 2017 falleció Marian Diamond. Una mujer que dedicó gran parte de su vida a comprender el funcionamiento del cerebro sentando las bases de la Neurociencia moderna. Con su trabajo contribuyó a describir el concepto de neuroplasticidad, capacidad intrínseca del cerebro para reorganizarse y reestructurarse a sí mismo.

La neuroplasticidad la podemos guiar a través de las experiencias mentales. ¿Alguna vez te has preguntado de qué se alimenta la mente? ¿Qué entendemos por cerebro y qué entendemos por mente?

El cerebro es un órgano formado por tejido nervioso que pesa alrededor de 1,5 Kg (aproximadamente el 2% del peso total del cuerpo), pero que consume un 20% de la energía total. Esta energía la obtiene solo de la glucosa y el oxígeno.

La mente está constituida por el conjunto de capacidades cognitivas o intelectuales soportadas por el cerebro como la facultad de pensar, recordar o imaginar…

Podemos decir que la mente se alimenta de los pensamientos y sentimientos que generamos y almacenamos en la memoria.

El estilo de vida occidental nos somete a constantes estímulos estresantes que nos empujan a generar pensamientos y sentimientos inútiles y destructivos. Las personas tenemos una extraordinaria tendencia a quejarnos, siendo una de las reacciones más inútiles y destructivas. Cuando los científicos observan qué pasa al generar ira, enfado, resentimiento, envidia, desconfianza… ven que se inhiben la neuroplasticidad y la formación de nuevas neuronas.

Podemos entrenar al cerebro para que ante esos mismos estímulos estresantes, genere respuestas constructivas y útiles. De esta forma estaremos alimentando nuestra mente con buenos sentimientos.

Desde aquí te invito a que entrenes tu cerebro a generar empatía, gratitud, compasión, humildad, confianza, serenidad, alegría, paz interior… Estos sentimientos actúan como los “superalimentos para la mente”. Con la práctica sentirás que el mayor reto al que puedes enfrentarte es generar amor allí donde parezca que sea imposible generar una chispa de amor.


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (23).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en Hello Valencia. Nº 218, abril 2019

Estamos viendo en nuestra sociedad los efectos de la globalización de estilos de vida no saludables y de modelos agresivos y violentos de convivencia. Proponernos globalizar estilos de vida saludables y modelos sanos de convivencia se convierte hoy en día en una tarea titánica que enfrenta a la Promoción de la Salud con fuerzas e intereses muy poderosos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), considera la paz como uno de los prerrequisitos para la salud.

Si nos asomamos a los medios de comunicación o a las “redes sociales” cabría preguntarnos dónde ha quedado todo el trabajo y el esfuerzo de las Ciencias, la Filosofía o las Humanidades para lograr una convivencia pacífica, una conducta digna y conseguir que las personas lleven una vida plena y feliz.

¡Es tan fácil sembrar odio, miedo, dolor y sufrimiento!

En la Constitución de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura se declara quepuesto que las guerras nacen en la mente de las personas, es en sus mentes donde deben erigirse los baluartes de la paz”.

Las mentes se cultivan mediante una buena educación a todos los niveles. Una educación enfocada a promover una cultura de la paz es aquélla en la que se fomenta el respeto por la vida, la dignidad, los sentimientos y la libertad de las personas.

La Organización de Naciones Unidas recomienda que desde la sociedad civil, a través de la ciudadanía activa, se lidere un movimiento mundial en favor de una cultura de la paz donde se trabaje para conseguir:

  • Una educación para todas las personas, sin ningún tipo de discriminación, con miras a lograr un adecuado desarrollo humano, social y económico.
  • Que las nuevas generaciones, desde la primera infancia, reciban formación en valores, actitudes, comportamientos y estilos de vida que permitan resolver conflictos por medios pacíficos con un espíritu de respeto por la dignidad humana y de tolerancia y no discriminación.
  • Promover la revisión de los planes de estudio, incluidos los libros de texto con la cooperación de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.
  • Desarrollar valores y aptitudes que promuevan el diálogo y el consenso, la prevención de conflictos, la solución pacífica de controversias y la consolidación de la paz y la convivencia después de los conflictos.

Una sociedad que promueve la cultura de la paz necesita personas pacíficas; personas con paz interior. Hay dos ingredientes esenciales para encontrar la paz interior: la sencillez y la humildad.


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.