Los peligros ocultos de ese delicioso olor a auto nuevo.

Por: Jim Travers

El olor de un automóvil nuevo puede ser atractivo e incluso embriagador.

Y hay una buena razón para ello: proviene de una variedad deDRIVING MISS DAISY Paseando a Miss Daisy Dirigida por Bruce Beresford en 1989 productos químicosincluidos disolventes, adhesivos, plásticos, cauchos y tejidos utilizados en la construcción de automóviles.

Pero este placer tan particular puede llegar a ser dañino.

Ciertos compuestos contienen orgánicos volátiles (VOC, por sus siglas en inglés), que en cantidades excesivas pueden ser mortales, y otros, simplemente, son perjudiciales para tu salud.

“Es un cóctel químico formado por una gran cantidad de toxinas”, dice Jeff Gearhart, director de investigación del Centro de Ecología de Míchigan, EE.UU.

Sin regulación

El Centro de Ecología estuvo monitoreando y probando los niveles químicos de los interiores de los coches durante años y observó cierta mejora. Pero Gearhart dice que todavía queda mucho por hacer.

Hay más de 200 compuestos químicos en los vehículos. Pero, como estos químicos no están regulados, los consumidores no tienen la manera de conocer los peligros a los que se enfrentan”, afirma.

Tan sólo la lectura de la lista de sustancias es bastante aterradora: benceno, tolueno, formaldehido y metales pesados son parte de la mezcla.

Y el peligro a su exposición tampoco es atractivo: los síntomas inmediatos pueden variar desde un dolor de garganta hasta dolores de cabeza, mareos, reacciones alérgicas y náuseas, dependiendo de la sensibilidad de cada persona.

Efectos a largo plazo

Según la Agencia de Protección Ambiental de los Estados Unidos, la exposición continua a algunas de estas sustancias puede provocar trastornos hormonales y reproductivos, y dañar el hígado, los riñones y el sistema nervioso central, e incluso provocar cáncer.

Y es esa exposición a largo plazo lo que los expertos encuentran más preocupante.

“La gente pasa, de media más de una hora al día en sus vehículos”, explica Gearhart.

“Ya se trate de adultos, niños o mascotas, estamos preocupados por la exposición prolongada a los químicos tóxicos del interior del automóvil“.

El peligro es mayor cuando el vehículo es nuevo. Es entonces cuando los componentes todavía están inestables y propensos a lo que se conoce como liberación de gases: la expulsión de vapores químicos que genera el olor.

El calor de un vehículo que dejamos al sol puede empeorar las cosas y acelerar la reacción química.

El peligro se reduce con el tiempo y los expertos dicen que lo peor desaparece en torno a los seis meses.

Lo que están haciendo

¿Las buenas noticias? Todos los fabricantes de automóviles con los que hablamos –Fiat/Chrysler, Ford, General Motors y Honda– dicen haber tomado medidas para reducir los niveles de VOC en sus vehículos, además de otras sustancias de riesgo (SOC, por sus siglas en inglés).

Dicen que lo lograron, principalmente, utilizando diferentes materiales, recubrimientos y adhesivos de la industria manufacturera, y que continuarán buscando formas de reducir el uso de sustancias potencialmente nocivas en sus vehículos.

Un conocido carcinógeno que parece que va a dejar de utilizarse es el policloruro de vinilo (PVC), que el Centro de Ecología descubrió que se estaba utilizando en prácticamente todos los interiores de los automóviles nuevos en el año 2006. En 2012, ese número se redujo al 73%.

Los fabricantes dicen que el uso del PVC continúa en declive, y Honda asegura que lo eliminó por completo del interior de la mayoría de sus modelos. También dicen que mejoraron los sistemas de ventilación y filtración de la cabina.

Algunos, como Ford, indican que ahora utilizan fibras más naturales y espumas a base de soja ecológica en los cojines de los asientos, lo cual cumple una doble función: reducir los productos químicos y aumentar el uso de recursos renovables.

Por supuesto, aún están en discusión los efectos de algunos de estos materiales alternativos a largo plazo.

Restricciones en Europa

  • Muchos de estos cambios se produjeron en respuesta a las regulaciones en Europa, donde ya existen grandes restricciones en el uso de productos químicos.
  • China dijo estar desarrollando sus propias normas, y el Estado estadounidense de California aprobó una legislación para hacer lo mismo.
  • Estados Unidos, sin embargo, quedó atrás a nivel federal, pues la legislación se implementó pero, hasta ahora, no ha podido desarrollarse.

Mientras tanto, los expertos aconsejan que lo mejor que pueden hacer los compradores para limitar la exposición es:

  • Mantener los autos bien ventilados, especialmente durante los primeros seis meses.
  • Estacionar en la sombra con las ventanas abiertas cuando es seguro hacerlo o, al menos, tratar de orearlo antes de entrar, especialmente en días calurosos.
  • Tambiénevitar sentarse en el vehículo cuando está estacionado al sol, y utilizar un parasol en el parabrisas, para minimizar la acumulación de calor.
  • El Centro de Ecología también aconseja pasar frecuentemente una toalla de microfibra y un limpiador no tóxico, sobre todo cuando el vehículo es nuevo.

“Los productos químicos suelen adherirse al polvo”, dice Gearhart.

Y, para aquellos especialmente sensibles a los químicos, les sugiere sentarse un buen rato detrás del volante para ver si los síntomas o la irritación comienzan a desarrollarse.

Pasa tiempo en el vehículo antes de comprarlo“, sugiere Gearhart. “O incluso considera la opción de comprar un automóvil usado“.

Fuente: BBC

____________________________________________________________

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

 

En el Medio Ambiente hay muchos productos que además de ser tóxicos son prescindibles.

sensibilidad química múltipleEl Colegio de Médicos de Madrid acoge del 24 al 26 de junio el quinto “Congreso Internacional de Medicina Ambiental”, una cita para las personas interesadas en cómo afecta a nuestra salud el medioambiente en el que vivimos y un punto de encuentro para que los médicos y el personal sanitario conozcan toda la información disponible así como los protocolos de tratamiento en cada caso

Madrid, 9 de junio 2011 (medicosypacientes.com)

Del 24 al 26 de junio se celebra en el Colegio de Médicos de Madrid el quinto “Congreso Internacional de Medicina Ambiental”, un encuentro en el que se darán cita expertos mundiales en este campo con objeto de trasladar esta concienciación y formación necesaria a los médicos y personal sanitario. Como señalan los responsables de la Fundación Alborada y la Fundación Vivo Sano, organizadoras del congreso, “hacemos una llamada a la responsabilidad de los médicos y el personal sanitario, también a las autoridades sanitarias, para que colaboren ofreciendo la información adecuada y el tratamiento pertinente”. Y es que como señalan, “los médicos y el personal sanitario deben conocer los protocolos de tratamiento para expulsar los tóxicos acumulados en el cuerpo”.

No vale en esto, pues, “esconder la cabeza como el avestruz ante la dimensión del problema” ni tampoco “callarnos para que no nos llamen alarmistas”. Según explican, el tratamiento de las enfermedades ambientales siempre comienza por evitar los tóxicos y las radiaciones, y continúa ayudando al cuerpo a eliminar los tóxicos que ya se han acumulado en órganos y tejidos, así como a tratar las diversas patologías generadas por las radiaciones.

Aclaran, no obstante, que “no todos los productos del progreso son dañinos, pero debemos usar nuestra inteligencia para detectar los que son dañinos y además prescindibles”.

Mes de concienciación sobre la sensibilidad química múltiple

Precisamente el mes de mayo fue declarado en más de veinte estados de Estados Unidos, mes de concienciación sobre la Sensibilidad Química Múltiple. “Todos podemos ser afectados en cualquier momento, o incluso ya estarlo, debido a los miles de tóxicos existentes aún no investigados en profundidad” comentan los organizadores, que dejan bien claro que “no queremos provocar alarma pero sí alertar del riesgo del uso abusivo de químicos tóxicos en productos que usamos todos los días y en nuestras casas y lugares de trabajo, así como de todas las radiaciones artificiales a las que estamos sometidos y sus efectos en salud”.

Por todo ello exigen una información veraz sobre la toxicidad ambiental y que se tomen medidas para dejar de producir toneladas de sustancias tóxicas y de crear continuamente nuevas fuentes de contaminación electromagnética.

“Un altísimo porcentaje de las enfermedades emergentes, también de las enfermedades mentales, está causado por los tóxicos –añaden- por lo que es urgente dejar de producir aquello que daña a los organismos vivos y es urgente dejar de negar la evidencia de que el mundo tóxico hace daño al individuo y a la sociedad”.

Entre los especialistas mundiales en la prevención y tratamiento de enfermedades relacionadas con el medio ambiente, que este año participan en el congreso, se encuentran, por ejemplo: William Rea, del Environmental Health Center of Dallas; Martin Pall, profesor de Bioquímica; Jean Monro, directora médica del centro Breakspear; Peter Ohnsorg, director médico de la Academia Europea de Medicina Ambiental; Eduardo Rodriguez Farré, médico especializado en Toxicología; Eduardo Rodriguez Farré, médico especializado en Toxicología y miembro del Comité Científico de la UE para nuevos riesgos sobre la salud; Ceferino Maeztu, doctor en Medicina y especialista en bioelectromagnetismo; los abogados Luis Bertelli y Jaume Cortés y otros muchos ponentes del máximo nivel.

Fuente: http://www.medicosypacientes.com/noticias/2011/06/11_06_09_medio_ambiente

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal https://promocionintegraldelasalud.wordpress.com/aviso-legal/