Ecologistas, consumidores y sindicatos se unen para pedir la eliminación del mercurio de los empastes dentales.

En países como Suecia o Noruega ya es prácticamente un hecho.

Varias organizaciones han pedido al Gobierno español que apoye la eliminación del

MONSTERS Inc. Dirigida por Pete Docter, Lee Unkrich y David Silverman en 2001

MONSTERS Inc. Dirigida por Pete Docter, Lee Unkrich y David Silverman en 2001

mercurio dental para frenar la contaminación del agua, el aire y el suelo, así como las «graves consecuencias para la salud y el medio ambiente» que puede provocar.

Ecologistas en Acción, Amigos de la Tierra, la Confederación de Consumidores y Usuarios, Greenpeace, Comisiones Obreras y el Buró Europeo de Medio Ambiente han pedido al Gobierno español que apoye la eliminación del mercurio dental para frenar la contaminación del agua, el aire y el suelo y las «graves consecuencias para la salud y el medio ambiente» que puede provocar.

De este modo, ecologistas, consumidores y sindicatos han reclamado al Ejecutivo que respalde la eliminación progresiva en la Unión Europea y en el ámbito multilateral, introduciendo una cláusula en el Tratado del mercurio, un instrumento jurídicamente vinculante que actualmente está en fase de redacción en el Programa de Naciones Unidas por el Medio Ambiente (PNUMA).

En este sentido, las organizaciones han señalado que el mercurio dental es «una de las mayores fuentes de contaminación por mercurio después de la producción de cloro-sosa», subrayando que los empastes con mercurio consumen unas 400 toneladas anuales de mercurio y acaban contaminando el agua –a través de las aguas residuales y los residuos urbanos–, el aire –a través de las cremaciones, las emisiones de las clínicas dentales y la incineración–, y el suelo –a través de los vertederos, los cadáveres enterrados y la aplicación de lodos residuales–.

Los portavoces de las organizaciones advierten que una vez liberado, este mercurio puede convertirse en metilmercurio, que produce graves daños cerebrales y problemas neurológicos, especialmente en niños y fetos (mujeres embarazadas y en periodo de lactancia).

A este respecto han insistido en que ya existen «alternativas eficaces y asequibles» para los empastes de amalgama, que, en su opinión, son «altamente costosos si se tiene en cuenta los daños ambientales que provocan». Asimismo, han destacado que en países como Suecia o Noruega el mercurio dental ha sido «prácticamente eliminado» y que existen informes recientes, como el preparado por BIO Intelligence Service para la Comisión Europea, que recomiendan su retirada progresiva.

Fuente: Gaceta Dental. Edición: Enero de 2013 Nº 243    17-Ene-2013  

___________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Almacenamiento del mercurio en condiciones seguras.

almacenamiento seguro de mercurio.

Medio ambiente: La Comisión se congratula por la celebración de un acuerdo voluntario sobre el almacenamiento del mercurio en condiciones de seguridad

La Comisión Europea se congratula por la celebración de un acuerdo voluntario para garantizar el almacenamiento seguro del mercurio excedentario de la industria cloroalcalina de Europa cuando entre en vigor la prohibición de exportar ese metal sumamente tóxico desde la Unión Europea. La legislación obliga a almacenar el mercurio que ya no se utilice de tal manera que no pueda liberarse. Euro Chlor, asociación europea de la industria cloroalcalina (sector de la industria química responsable de la producción de cloro y sosa cáustica) ha acordado garantizar un almacenamiento seguro en condiciones óptimas cuando la legislación entre en vigor en 2011. Se trata del primer acuerdo voluntario de la industria reconocido oficialmente por una Recomendación de la Comisión desde que en 2002 se adoptó la Comunicación relativa a los acuerdos sobre medio ambiente.

El Comisario de Medio Ambiente, Stavros Dimas, ha declarado lo siguiente: «Felicitamos a Euro Chlor por esta iniciativa proactiva que va a asegurar la retirada de la circulación de varios miles de toneladas de mercurio y su almacenamiento en condiciones seguras. Este acuerdo voluntario es un ejemplo excelente del papel activo que puede desempeñar la industria para contribuir a aplicar importantes normas medioambientales que protegen la salud de los ciudadanos europeos y el medio ambiente».

Alistair Steel, Director Ejecutivo de Euro Chlor, ha dicho: «En nombre de las empresas miembros de nuestra asociación, acojo con satisfacción este reconocimiento. Nos sentimos satisfechos de ser uno de los primeros sectores industriales con un acuerdo voluntario reconocido por la Comisión Europea. Este acuerdo pone de manifiesto nuestra sólida convicción de que la industria debe asumir la responsabilidad de contribuir a combatir los problemas ecológicos».

Acuerdo voluntario de Euro Chlor

En septiembre de 2008, se adoptó un acto legislativo que prohíbe, a partir de marzo de 2011, todas las exportaciones de mercurio desde la Unión Europea. Las nuevas normas exigen que el mercurio que deje de utilizarse en la industria cloroalcalina o que se produzca en otras grandes operaciones industriales se almacene en condiciones de seguridad. Euro Chlor, asociación de empresas de la industria cloroalcalina de países de la UE y de la Asociación Europea de Libre Comercio, se ha comprometido a garantizar el almacenamiento subterráneo en condiciones de seguridad de los excedentes de mercurio del sector cuando entre en vigor esa prohibición. Aunque ese almacenamiento seguro es una obligación en virtud de la nueva legislación, Euro Chlor ha acordado dar un paso más.

El mercurio excedentario se retirará de las instalaciones que hayan cesado su actividad, se transportará a su destino definitivo en contenedores de acero precintados y aprobados, y se almacenará, preferentemente, en minas de sal a gran profundidad bajo tierra. El depósito en esas minas constituye la eliminación definitiva y sin riesgos del mercurio, ya que en ellas no hay humedad ni posibilidad de corrosión. La Comisión elaborará unos criterios técnicos específicos y una serie de requisitos rigurosos de seguridad que tendrán que cumplir los emplazamientos.

Este es el primer acuerdo voluntario de la industria reconocido oficialmente por una Recomendación de la Comisión desde que, en 2002, esta estableció normas y principios comunes sobre acuerdos medioambientales[1]. Los acuerdos voluntarios en materia de medio ambiente se consideran una herramienta normativa complementaria que brinda a la industria la oportunidad de desempeñar un papel proactivo y contribuir a la resolución de problemas ecológicos.

Utilización del mercurio

La utilización del mercurio se halla en franca disminución tanto en la UE como en el resto del mundo, a pesar de lo cual perduran algunos usos de cierta importancia. A nivel mundial, el mercurio se utiliza esencialmente en la minería de oro a pequeña escala, la industria cloroalcalina y, principalmente en China, en el proceso a base de acetileno para la fabricación de PVC. En la UE, la industria cloroalcalina es ya la única usuaria de relevancia y está suprimiendo gradualmente el empleo de las células de mercurio en la producción de cloro. Por ahora, el mercurio vuelve al mercado mundial, pero esta situación acabará cuando, en virtud de la nueva legislación, se supriman las exportaciones desde la UE.

Peligros de la exposición al mercurio

El mercurio y sus compuestos son sumamente tóxicos para los seres humanos, los animales y los ecosistemas. En dosis elevadas, pueden resultar letales para los seres humanos, pero incluso en dosis relativamente bajas pueden afectar gravemente al sistema nervioso, y se han establecido vínculos con posibles efectos perjudiciales en los sistemas cardiovascular, inmunológico y reproductor. El mercurio persiste en el medio ambiente, donde puede transformarse en metilmercurio, su forma más tóxica. Esta sustancia atraviesa tanto la placenta como la barrera hematoencefálica, por lo que es muy preocupante la posibilidad de exposición de las mujeres en edad fértil y de los niños.

Contexto

La prohibición de exportar y el almacenamiento en condiciones de seguridad de los excedentes de mercurio constituyen dos de los pilares de la estrategia de la UE para reducir la oferta mundial de mercurio y limitar, así, las emisiones de esa sustancia al medio ambiente. En enero de 2005, la Comisión puso en marcha la estrategia de la UE sobre el mercurio, plan de alcance general dirigido a luchar contra la contaminación provocada por el mercurio tanto en la UE como fuera de ella. Consta de 20 medidas destinadas a reducir las emisiones de mercurio, recortar la oferta y la demanda y ofrecer protección frente a la exposición a esta sustancia y, en particular, al metilmercurio presente en el pescado.

Para más información sobre la estrategia relativa al mercurio, visite la dirección siguiente:

http://ec.europa.eu/environment/chemicals/mercury/index.htm

Fuente: http://europa.eu/rapid/pressReleasesAction.do?reference=IP/08/2047&aged=0&language=ES&format=HTML&guiLanguage=en

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal https://promocionintegraldelasalud.wordpress.com/aviso-legal/