Relación entre estilos de vida y caries dental.

En el marco de la XXXV Reunión anual de la Sociedad Española de Odontopediatría que se está celebrando en Alicante (16 al 18 de mayo de 2013) destacamos este trabajo de investigación en el que se estudia la relación entre los estilos de vida y la caries dental.

ESTILOS DE VIDA VS. CARIES DENTAL EN UNA MUESTRA DE NIÑOS VALENCIANOS DE 3 A 10 AÑOS

Muñoz Crespo I, González Galván F, Sanfeliu P, Carmona M, Ribelles M

Universidad Ceu-Cardenal Herrera

Introducción: La caries dental es la patología bucodental más frecuente durante la infancia y su etiología está íntimamente relacionada con los estilos de vida.

Actualmente, la prevención constituye un gran reto para el odontopediatra y para el resto de profesionales sanitarios que se esfuerzan en establecer directrices eficaces en la Promoción de la Salud. Será primordial considerar la educación para la salud como una combinación de oportunidades de aprendizaje que faciliten cambios voluntarios del comportamiento del niño obteniendo una mejora de su salud. Los odontopediatras consideran necesario una educación precoz y control de distintos factores etiológicos que se registran en la historia clínica ontopediátrica relacionados con los estilos de vida, para prevenir el desarrollo de la caries dental.

Objetivos: Valorar si existe relación entre los distintos factores que marcan estilos de vida dentro de la historia clínica odontopediátrica, y el desarrollo de la caries dental. También se pretende analizar qué factores presentan mayor significancia con el desarrollo de caries dental en la muestra estudiada.

Material y métodos: Estudio de casos observacional, analítico, transversal y retrospectivo en el que se han analizado 337 historias clínicas de niños entre 3 y 10 años, que han acudido para recibir tratamiento a la Clínica Odontológica de la Universidad CEU-Cardenal Herrera entre 2010 y 2013. Se han estudiado 38 variables relacionadas con el desarrollo de las caries, extraídas del apartado anamnesis de la historia clínica y que se han analizado mediante el programa G-Stat 2.0.

Resultados: El 42,14% de los niños estudiados, tiene una higiene oral buena y el 12,17% tiene una higiene oral deficiente. El 75% usan un cepillo manual y solo el 18,15% se cepillan 3 veces al día. Obtenemos resultados estadísticamente significativos de los niños con mala higiene y desarrollo de caries dental. En cuanto al consumo de azúcar, un 48,07% de los niños, consumen alimentos azucarados, lo que produce un aumento de la caries. El 59,55% de los niños tienen más de 5 caries. La mayoría de los niños acuden al odontopediatra para hacerse una revisión o porque tienen caries.

Conclusiones: Sí que existe relación entre determinados estilos de vida y la aparición de la caries dental. Destacamos el cuidado de higiene oral y dieta como variables con más impacto.

Se debe promocionar la salud bucodental a través de la enseñanza de estilos de vida como la higiene bucal y la importancia de la alimentación variada para así, disminuir la aparición de caries dental.

Fuente: Sociedad Española de Odontopediatría

____________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

20 de marzo de 2013, Día Mundial de la Salud Bucodental.

MADRID, 19 Mar. (EUROPA PRESS) –

Más del 90 por ciento de los mayores de 65 años tienen alguna enfermedad periodontal, lo que deriva en que solo conserven “una media de entre 6 y 12 piezas dentales”, según explican los expertos de la Sociedad Española de Geriatría y Gerontología (SEGG).

Debido a que la salud e higiene bucodental de los mayores españoles es “preocupante”, los miembros de esta sociedad científica hacen esta llamada de atención con motivo de la celebración este miércoles, 20 de marzo, del Día Mundial de la Salud Bucodental. Como muestra de ello, exponen que “el 50 por ciento de ellos no se cepilla los dientes, y sólo el 25 por ciento reconoce cepillarlos dos veces al día”.

A juicio del geriatra y presidente de la Sociedad Madrileña de Geriatría y Gerontología, el doctor Primitivo Ramos Cordero, los niveles de salud bucal de los mayores españoles “está por debajo de la de otros países europeos”. Según sus datos, “el 40 por ciento tiene dientes careados en piezas remanentes, el 52 por ciento son portadores de prótesis en cualquier variante, más del 50 por ciento precisarían una prótesis superior completa y un 20 por ciento presenta maloclusión”.

Sin embargo, sostiene que en las últimas décadas ha descendido el edentulismo o ausencia de dientes, “estando presente en entre el 30 por ciento y el 40 por ciento de los ancianos”. Ante ello, recomienda exámenes periódicos de su salud oral, los cuales sólo se realiza el 15 por ciento de la población mayor.

Por otro lado, Ramos Cordero aclara que no existen enfermedades bucodentales específicas en esta población, sino que a medida que se envejece se producen una serie de cambios en la cavidad oral “como son una atrofia de la mucosa oral y de las glándulas salivares con menor secreción de saliva”. Además se originan “encías menos firmes y adherentes, cambios del tamaño, color y brillo de los dientes y alteraciones en la sensibilidad y abrasiones”, explica.

ALGUNOS MEDICAMENTOS PUEDEN SER NOCIVOS PARA LOS DIENTES

Por su parte, en la mandíbula se puede desarrollar “osteoporosis y osteoartrosis temporo-mandibular”, indica. A ello se añade el hecho de que algunos medicamentos de los que consumen los mayores “pueden ser nocivos para los dientes”, señala.

En definitiva, los problemas de salud oral pueden conllevar “disfunciones mecánicas orofarínfeas y atragantamientos, selección inadecuada de la dieta, agregación plaquetaria, colesterol malo, placas de ateroma y arterioesclerosis, y cambios fonatorios”, manifiesta el galeno.

Los motivos de esta mala salud los encuentra Ramos Cordero en “una falsa creencia de que la pérdida de dientes con la edad es inevitable, una inconsciencia de la importancia que tienen unos hábitos de salud favorables, ideas erróneas de sus necesidades, el temor al dentista, el coste de los tratamientos bucodentales y la imposibilidad de desplazarse”.

Ante ello, apuesta por “una dieta baja en azúcares fermentables, limpiar regularmente los dientes y las prótesis, utilizar un cepillo de dureza intermedia y renovar las prótesis cada cierto tiempo”. Por último, es necesario “hacerse un reconocimiento por el dentista al menos una vez al año”, concluye.

FUENTE: EUROPA PRESS

_________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

El 40% de los niños no se cepilla los dientes antes de irse a la cama

Madrid, 18 de septiembre de 2012 (medicosypacientes.com)

El “IV Estudio Anual sobre Hábitos Bucodentales en niños”, presentado en las I Jornadas Europeas de Salud Bucodental Infantil que se enmarcan en las celebraciones del Mes de la Salud Bucodental, pone de manifiesto que el 40% de los niños no se cepilla los dientes antes de irse a la cama, algo fundamental ya que durante la noche disminuye la formación de saliva en la boca, un agente básico que ayuda a los dientes a defenderse de las bacterias, por lo que cuanto más limpia esté la boca existen menos posibilidades de sufrir el ataque de las bacterias.

Un dato positivo extraído de este estudio sobre los hábitos de higiene bucal de los menores, es que estamos cada vez más concienciados de la importancia de la prevención y la educación en hábitos saludables en los niños para evitar posibles problemas bucodentales que afecten a su salud. Así, el 99,8% de los niños tiene cepillo de dientes en casa. Sin embargo, no todos se cepillan los dientes todos los días, ya que el 91% lo hace diariamente frente a un 9% que aún no lo hace. En este sentido las niñas están más concienciadas que los niños ya que el 92,9% de las niñas se cepilla todos los días frente al 89,1% de los niños.

Por edades, son los 6 y los 11 años las dos edades que menos se cepillan los dientes a diario con un 88,3% y un 88,9% respectivamente. Destacan los 8 años como la edad que más se cepilla a diaria con un 94,7%.

Además, según el informe solo el 40,1% de los niños cambia el cepillo de dientes cada tres meses, tal y como recomiendan los odontólogos, para que éste siga realizando su función de forma correcta que no es otra que eliminar la placa bacteriana de dientes y encías. Si no lo reemplazamos con periodicidad, las cerdas perderán efectividad y por tanto nuestra limpieza bucal será deficiente, afirman los expertos. De nuevo ganan las niñas ya que el 41,2% lo cambia cada 3 meses mientras que con esa periodicidad lo hace el 39,1% de los niños.

Los niños que han acudido a la consulta del odontólogo para solucionar algún problema bucodental, se han hecho en su mayoría empastes (51,9%), seguido de otros tratamientos (25%) y de ortodoncia (23,1%). Por sexo, los niños superan a las niñas en cuanto a empastes se refiere, ya que el 68,5% de los niños se ha realizado un empaste frente al 62,4% de las niñas. También en ortodoncia los niños superan porcentualmente a las niñas, ya que el 30,3% se ha sometido a este tratamiento frente a un 27,8% de niñas.

El hábito de tomar chucherías y dulces va íntimamente relacionado con el hecho de tener que pasar por la consulta del odontólogo para realizarse un tratamiento bucodental y solucionar un problema. De este  modo y según la investigación, el 46,8% de los niños que comen dulces dos o tres veces por semana se han tenido que hacer algún tratamiento dental. Este dato desciende hasta el 38,9% que come dulces muy de vez en cuando. En este sentido, el 45,7% de los niños que comen golosinas han tenido que hacerse algún tratamiento, seguido con un 44,2% por aquellos que comen bollos y por los que toman caramelos con un 44%.

Que los niños tomen dulces y chucherías es algo lógico, pero es necesario que se controle y vigile la cantidad que toman así como que mantengan una buena higiene bucodental después de ingerir este tipo de alimentos, recomiendan los especialistas.

Otros datos que se desprenden del estudio son que los niños tienen mayor prevención frente a las niñas, ya que el 59,2% ha acudido al dentista a realizarse revisiones a pesar de no tener ningún problema bucodental, frente al 55,5% de las féminas; que la revisión semestral o anual del odontólogo desciende conforme los niños van creciendo en edad, al igual que la visita al dentista para realizarse un tratamiento que también se incrementa conforme los niños cumplen años; o que en el caso de acudir al dentista para realizarse algún tratamiento, la cifra decrece en niños de 6 años hasta el 30% y aumenta en niños de 12 hasta el 58,5% (demostrando estos datos una mayor despreocupación y desgana por parte de los niños de su salud bucodental conforme evolucionan hacia la adolescencia).

Fuente: http://www.medicosypacientes.com/noticias/2012/09/12_09_18_dientes

_____________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.