La obesidad y sedentarismo son el origen de muchas enfermedades.

Gran parte de las enfermedades actuales se debe a un hábito de vida inadecuado y al alejamiento de la dieta mediterránea, según Jara Valtueña, del Grupo de Investigación en Nutrición, Ejercicio y Estilo de Vida Saludable (Imfine) de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM), Jara Valtueña.

La investigadora asegura que unos hábitos de vida inapropiados nos llevan a un «incremento desmesurado del sobrepeso, la obesidad y sus patologías asociadas». A su juicio, la gente debe dar el «salto al cambio de mentalidad: del tratamiento de enfermedades a la prevención».

Para la experta, la base está en unos buenos modelos de prevención, tanto en la aparición de enfermedades como en la prevención de recidivas en caso de tenerlas, y para ello, «los esfuerzos deben centrarse en fomentar hábitos de vida saludables donde la actividad física y la nutrición cumplen un papel fundamental».

De esta manera, es necesario «transmitir y hacer consciente a la población de la importancia de cuidarse uno mismo diariamente con una alimentación variada, equilibrada y moderada realizando actividad física diaria -explica Valtueña-. Como el organismo va cambiando y las demandas no son las mismas, cada grupo de edad necesita cuidarse atendiendo a factores distintos».

Vitamina D

De esta manera, en el niño es importante aumentar la ingesta de determinados nutrientes como las proteínas, el hierro o el calcio, «tan importantes para su crecimiento y desarrollo». Asimismo, les viene bien hacer ejercicio durante 60 minutos diarios, ya que favorece muchos sistemas fisiológicos, como el aumento de la masa muscular y con ello un mayor consumo energético. Por su parte, las niñas, con la menstruación, sufren pérdidas de hierro y el riesgo de osteoporosis se incrementa, por lo que «es necesaria una adecuada ingesta de hierro, calcio y vitamina D», señala .

En los adultos, en cambio, el metabolismo disminuye y se recomienda que se realice diariamente actividad física al menos 30 minutos. Respecto a las personas mayores, «es fundamental vigilar que come», ya que están en riesgo de carencias nutricionales por una baja ingesta, pérdida de apetito, etc. «También hay que educarles para que adquieran el hábito de hidratación constante sin sed», añade la investigadora.

Además, y esto recomendado a todas las franjas de edad, «unos adecuados niveles de vitamina D son necesarios para la formación del hueso, contracción muscular, regular el sistema inmunológico, también participa a nivel neurológico regulando el estrés, la depresión, y se ha relacionado con la prevención del cáncer, diabetes y enfermedades cardiovasculares».
En varios estudios llevados a cabo en Imfine a nivel europeo se ha encontrado una «deficiencia de vitamina D en torno a un 80 por ciento entre los adolescentes», incluyéndose los españoles, por lo que «aumentar la ingesta por ejemplo de pescado azul a dos veces por semana y tomar el sol diariamente al menos 15 minutos sin protección solar es recomendable para optimizar su estado», apunta Valtueña.
Fuente: ABC SALUD
__________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto emailpromociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

La falta de actividad física y el sedentarismo se sitúan ya como cuarto factor de riesgo de mortalidad global.

La Organización Mundial de la Salud ha vuelto a alertar sobre el incremento del sedentarismo en muchos países y, con ello, el riesgo de desarrollar enfermedades. No en vano, es la principal causa del casi 25 % de los casos de cáncer de mama y colorrectal, del 27 % de los casos de diabetes y del 30 % de las enfermedades del corazón. Según la OMS, una persona adulta debe tener al menos 150 minutos semanales de actividad física moderada.

Madrid, 26 de febrero 2014 (medicosypacientes.com)

La falta de actividad física y el sedentarismo es ya el cuarto factor de riesgo de mortalidad global, sólo por detrás de la hipertensión, el consumo de tabaco y los niveles elevados de azúcar en sangre, según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que estima que el 6 por ciento de todas las muertes anuales, unos 3,2 millones de fallecimientos, se producen por no ser suficientemente activos.

Así lo asegura este organismo de Naciones Unidas, que lamenta que el sedentarismo esté aumentando en muchos países y, con ello, el riesgo de desarrollar enfermedades no transmisibles como las enfermedades cardiovasculares, el cáncer o la diabetes.

No en vano, es la principal causa del 21-25 por ciento de los casos de cáncer de mama y colorrectal, del 27 por ciento de los casos de diabetes y del 30 por ciento de las enfermedades del corazón.

En concreto, la OMS establece que una persona adulta debe tener al menos 150 minutos semanales de actividad física moderada, considerando como tal cualquier movimiento corporal que requiere un gasto de energía, e incluye tanto las actividades que se puedan realizar durante la jornada laboral, el ocio, actividades del hogar, viajes, etcétera. En el caso de los niños y adolescentes, la recomendación se reduce a al menos 60 minutos de actividad física.

De este modo, y con independencia de la cantidad de actividad física que se realice y de su intensidad, se puede mejorar la capacidad muscular y cardiorrespiratoria, la salud ósea, el riesgo de hipertensión, el riesgo de caídas y de fracturas, etcétera.

El problema, señalan, es que actualmente el 31 por ciento de las personas de más de 15 años no son suficientemente activos (28% en el caso de los hombres y el 34% de las mujeres), según datos de 2008.

Cuando los datos se centran sólo en países de altos ingresos, el porcentaje de sedentarismo o inactividad aumenta hasta el 41 por ciento de los hombres y el 48 por ciento de las mujeres, el doble que en los países menos desarrollados (18% de los hombres, 21% de las mujeres).

Las consecuencias de esta inactividad se traduce en un mayor riesgo de muerte. Según la OMS, de tener al menos 30 minutos de actividad física moderada casi todos los días a no tener nada, el riesgo de mortalidad aumenta entre un 20 y 30 por ciento.

Para combatir estas deficiencias, el año pasado los Estados Miembros de la OMS acordaron reducir las tasas de sedentarismo en un 10 por ciento de cara a 2025, principalmente fomentando la actividad física en el ámbito educativo y laboral, mediante más y mejores instalaciones deportivas y promocionando el acceso a medios de transporte más activos como la bicicleta.

Sin embargo, lamentan que sólo el 80 por ciento de estos países han desarrollado políticas o planes de actuación para lograrlo, de los cuales sólo la mitad (56%) los han puesto en marcha.

Fuente: Médicos y Pacientes

________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email:  promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Documento de consenso sobre obesidad y sedentarismo.

Por: Dr. Rafael Urrialde, PhD, Health and Nutrition Manager Coca-Cola Iberia 

La Universidad CEU San Pablo ha presentado el primer Documento de Consenso del mundo sobre obesidad y sedentarismo. Se trata de un acuerdo histórico sobre el abordaje multidisciplinar de la obesidad, fruto del trabajo conjunto de más de treinta de los principales profesionales de nuestro país en materia de nutrición, bioquímica y biología molecular, nutrigenómica, inmunonutrición, endocrinología, epidemiología, pediatría, atención primaria, control clínico y hospitalario, salud pública, educación, ciencias de la actividad física y del deporte y medicina del deporte. Este análisis científico, coordinado por el Prof. Gregorio Varela-Moreiras, Catedrático de Nutrición y Bromatología de la Universidad CEU San Pablo y Presidente de la Fundación Española de Nutrición, ha sido elaborado a partir de 17 ponencias debatidas por este foro científico multidisciplinar.

Adjunto el paper, versión en inglés y versión en español, que ha publicado la revista científica Nutrición Hospitalaria en un suplemento extraordinario este mes de septiembre.

Varela-Moreiras G.(Coordinator). Consensus Document and Conclusions. Obesity and Sedentarism in the 21st Century: What can be done and what must be done? Nutrición Hospitalaria. 2013;28(Supl. 5):1-12

___________________________________________________

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

 

“FIFTY-FIFTY” un programa para prevenir las enfermedades cardiovasculares.

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de mortalidad o discapacidad en España.

PROGRAMA FIFTY-FIFTY

El Programa “Fifty-Fifty” pretende  mejorar la salud integral de las personas de 25 a 50 años, ayudándolas a controlar los principales factores de riesgo de las patologías cardiovasculares:

  • Sedentarismo
  • Obesidad
  • Hipertensión arterial
  • Tabaquismo 

Según el Dr. Valentín Fuster, “ si se capacita a los adultos en conocimientos, habilidades y actitudes sobre un estilo de vida saludable, entre iguales, mejoraran sus hábitos de salud cardiovascular y el autocontrol de los factores de riesgo. ”

El Programa Fifty-Fifty nace de la iniciativa de la Fundación SHE, promovida por el Dr. Valentín Fuster y de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, en el marco de la Estrategia NAOS y del Observatorio de la Nutrición y de Estudio de la Obesidad, con el fin de mejorar la salud de manera integral en personas adultas mediante la modificación de sus hábitos de salud.

PROGRAMA “FIFTY-FIFTY”

________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

La esperanza de vida bajará si los niños siguen siendo tan sedentarios.

Sólo un 25% de los chicos y un 8% de las chicas de primaria hacen la actividad física recomendable, según un informe del Hospital Sant Joan de Déu.ACTIVIDAD FÍSICA PARA LA SALUD (OMS)

Barcelona. (Efe) 15/5/2013.- La esperanza de vida bajará en las próximas generaciones si los niños siguen siendo tan sedentarios, según un informe del Hospital Sant Joan de Déu que destaca que la actividad física se debe introducir desde la infancia porque, además de mejorar el rendimiento escolar, favorece la salud.

La falta de actividad física aumenta el riesgo de sobrepeso, obesidad, diabetes, hipertensión arterial, colesterol o asma, mientras que su práctica incide positivamente en la salud mental porque puede reducir el riesgo de sufrir enfermedades mentales a largo plazo o la gravedad de algunas alteraciones psicológicas.

Según el informe, sólo un 25% de los chicos y un 8% de las chicas de primaria hacen la actividad física que sería recomendable, un mínimo de 30 minutos al día de ejercicio moderado como pasear, ir en bici, bailar o nadar, y otros 30 de ejercicio vigoroso como correr o practicar un deporte a nivel avanzado.

Constata, además, que la juventud está cada vez más polarizada en jóvenes inactivos, que no hacen nada, y en jóvenes activos, con un exceso de actividad física, y que en ambos casos hay peligro para su salud, por defecto o por exceso.

El jefe del departamento de fisiología del Centro de alto rendimiento deportivo (CAR) de Sant Cugat y doctor en medicina y fisiología del FC Barcelona, Franchek Drobnic, y el jefe de la Unidad de asistencia del Consorcio sanitario de Terrassa, Luis Til, han señalado al presentar el trabajo que en los últimos años ha aumentado el número de menores atendidos por una lesión deportiva y de hospitalizados por lesiones graves.

Además, han remarcado que el ejercicio físico en humanos produce cambios profundos en el cerebro, en su estructura y volumen y que el ejercicio intenso aumenta la concentración de neurotransmisores, como la serotonina, la dopamina, la adrenalina y la noradrenalina, algunos de los cuales modulan procesos cognitivos como la consolidación de la memoria.

La doctora Angels Cazorla, neuróloga del Hospital Sant Joan de Déu, ha explicado que el ejercicio estimula las conexiones neuronales que son fundamentales en procesos relacionados con el aprendizaje y la memoria, y por ello es imprescindible establecer hábitos de actividad física en edades tempranas para asegurar una buena salud cognitiva en etapas posteriores de la vida.

En la rueda de prensa se ha recordado que los deportes también enseñan a aceptar las reglas, a valorar el compañerismo, a integrarse y a asumir responsabilidades, valores que ayudarán a los jóvenes en la edad adulta.

Los autores del informe alertan de que padres, entrenadores y educadores deben entender el deporte como una acción educativa y como una oportunidad para formar personas, más que una prueba competitiva.

En los últimos años se ha registrado un aumento del número de niños que tienen que ser atendidos por una lesión deportiva, debido a un exceso de práctica de actividad física o a una mala planificación de esta.

Se estima que un 20% de las lesiones que sufren los niños ocurren cuando practican un deporte porque el cartílago de crecimiento es más vulnerable a las tensiones, no tienen desarrolladas las habilidades motoras necesarias para determinados deportes, su superficie corporal con relación al peso es mayor y los equipos de protección no siempre están diseñados para ellos.

Fuente: LA VANGUARDIA

_________________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Caminar media hora al día y llevar una dieta equilibrada sería suficiente para prevenir la diabetes tipo 2, según expertos.

Pamplona, 7 de noviembre de 2012 (medicosypacientes.com/E.P.) 

La diabetes tipo 2, una enfermedad “crónica, debilitante y costosa” que, afecta al 14% de la población española, puede prevenirse manteniendo una dieta equilibrada y caminando media hora al día, según los expertos.

El día 14 de noviembre se celebrará el Día Mundial de la Diabetes, por este motivo desde la Asociación Navarra de Diabetes (ANADI) han querido recordar que es ésta una patología “crónica, debilitante y costosa” asociada, a “complicaciones importantes que suponen un grave riesgo para las familias, países y el mundo entero”-manifiesta Juantxo Remón, presidente de la Asociación.

“Últimamente cada vez está saliendo más gente y más joven con diabetes tipo 2 por el tipo de vida de hoy en día, que se caracteriza por el sedentarismo y la mala alimentación“, subraya Remón, y destaca que “con una dieta equilibrada y andar media hora al día sería suficiente” para prevenir esta enfermedad.

De esta manera, el presidente de ANADI explica que la diabetes tipo 2 se puede “en muchos casos” prevenir si se ayuda y advierte a aquellos en riesgo y a la población en general.

Así, este experto recomienda mantener un peso saludable, realizar ejercicio habitualmente y controlar otros factores de riesgo como pueden ser la hipertensión o el colesterol para combatir esta patología.

Por otro lado, el presidente de ANADI considera que “la diabetes es una enfermedad difícil, ya que impone ciertas demandas de por vida a las personas que la padecen y a sus familias”. Según precisa, las personas con diabetes son responsables del 95 por ciento de la atención que necesitan, por ello, es “de suma importancia que reciban una continua educación diabética de alta calidad a la medida de sus necesidades”, concluye.

Diabetes tipo 1

En cuanto a la diabetes tipo 1, Juantxo Remón explica que ésta no se puede prevenir y destaca que los factores desencadenantes que se cree generan el proceso, que tiene como resultado la destrucción de las células del organismo productoras de insulina, siguen bajo investigación.

Fuente: http://www.medicosypacientes.com/pacientes/2012/11/12_11_07_prevencion

________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

¿Debería considerarse el sedentarismo una enfermedad?

ELMUNDO.es | Madrid. Actualizado martes 14/08/2012

Fuente: http://www.elmundo.es/elmundosalud/2012/08/14/noticias/1344942078.html

Un estilo de vida sedentario es una causa frecuente de obesidad, sobrepeso y otros factores precursores de enfermedades como la diabetes, hipertensión, deterioro de las articulaciones y otros graves problemas de salud. Pero, ¿esto es suficiente como para considerar la falta de ejercicio como una enfermedad? A esa pregunta responde con un sí rotundo Michael Joyner, fisiólogo de la Clínica Mayo (EEUU), en un artículo que publica la revista ‘The Journal of Physiology’.

La inactividad afecta no sólo a la salud de muchos pacientes obesos, sino también a la de las personas con un peso normal, como los trabajadores cuya jornada laboral discurre delante de una mesa, los pacientes inmovilizados durante largos periodos después de sufrir un accidente o de someterse a una cirugía y las mujeres que deben permanecer en reposo por problemas durante su embarazo, entre otros, enumera Joyner.

La falta de ejercicio prolongada hace que el cuerpo no esté en buena forma física junto con numerosos cambios metabólicos y estructurales: la frecuencia cardiaca puede aumentar excesivamente durante la actividad física, los huesos y los músculos se atrofian, disminuye la resistencia física y el volumen sanguíneo.

Además, habitualmente cuando aquellas personas que no están en forma intentan hacer ejercicio, se suelen casar rápidamente o sufren mareos u otros trastornos, por lo que suelen abandonar rápidamente el ejercicio y entonces su problema va a peor.

“Podría decir que la inactividad es la raíz de muchos de los problemas habituales que tenemos”, explica Joyner. “Si la medicalizáramos, podríamos empezar una vía de acción, justo como ha ocurrido en las adicciones, al tabaco u otras cosas, para dar a las personas tratamientos enfocados en modificaciones de su conducta, como lo hicimos en el tabaquismo o en el alcoholismo, y de esta manera limitar el sedentarismo y promover la actividad física”.

Varios estudios médicos muestran la relación entre numerosas patologías y la falta de ejercicio, como la fibromialgia, fatiga crónica y el síndrome de taquicardia postural ortostática (un ritmo cardiaco acelerado cuando la persona se pone en pie o a un cierto nivel de ejercicio). Y, según Joyner, con demasiada frecuencia, para estas personas se prescriben medicamentos en lugar de un ejercicio progresivo, cuando un estudio reciente demostró que tres meses de entrenamiento puede revertir o mejorar los síntomas de este síndrome.

Si la inactividad física fuera tratada con un problema médico en sí mismo más que simplemente como una causa de otras enfermedades, los médicos serían más concienciados del valor de prescribir ejercicio y programas formales de rehabilitación que incluyan terapias cognitivas y conductuales, defiende este fisiólogo.

Joyner da un mensaje a quienes han llevado una vida sedentaria y están intentando ejercitarse: “no saltes al otro lado e intentes entrenarte para una maratón. Comienza con metas razonables y hazlo poco a poco“.

_______________________________________________________

Información revisada por el Consejo de Redacción de SEPIS-2010.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.