CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (30).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en hello Valencia. Nº 225, noviembre 2019

“Hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece”.

Cuántas veces al final del día has sentido la mente embotada y el cuerpo cansado por tanto ruido, ruido sensorial, ruido visual, ruido ambiental, ruido afectivo, ruido sentimental, ruido emocional, ruido mental. Y sientes cómo todo ese ruido acumulado te va quitando la paz interior; te va robando la alegría y las ganas de vivir y te consume las fuerzas.

Cuánto ruido produce en tu interior las contrariedades, los problemas, los contratiempos, las desilusiones, las humillaciones, los desengaños, el dolor, el sufrimiento, la soledad no buscada.

Si quieres disfrutar de una buena salud afectiva, busca esos momentos de silencio exterior e interior. Es mucho más fácil conseguir el silencio exterior que el silencio interior. El silencio interior requiere mucho trabajo, mucha práctica y mucha determinación.

Cultivar las cosas que no hacen ruido cuida tu salud afectiva. Una sonrisa en medio de los habituales problemas y dificultades. Un apretón de manos ante el sufrimiento. Una mirada que se tropiece con unos ojos solitarios. Un abrazo en momentos de desolación. Una palabra… Una palabra cargada de sabiduría alivia y genera bienestar.

Las palabras que brotan del estudio, la reflexión y la meditación irán cargadas de prudencia, de fortaleza y podrán aliviar el sufrimiento y sanar heridas. Una palabra puede ser el mejor regalo ayudando a encontrar el verdadero sentido a la vida.

Entrénate a usar tus palabras, no para juzgar, ni criticar, ni hacer daño. Entrénate para que tus palabras sean capaces de confortar y alegrar a quien se siente triste.

Si usas bien tus palabras, serás capaz de consolar a quien esté sufriendo. Serás capaz de orientar a quien haya perdido el rumbo. Con tus palabras serás capaz de fortalecer a quien se sienta flaquear; podrás acompañar y hacer más llevadero el camino. Esfuérzate para que tus palabras enriquezcan a quien las escucha.

Si quieres vivir con una buena salud afectiva evita las conversaciones vacías, superficiales y ociosas. Evita el enredo o la murmuración. Entrénate para no hablar mal de nadie.

Entrénate para que tus palabras trasmitan humildad y generen buenos sentimientos. Entrénate para que tus palabras, al pronunciarlas, generen en ti y a tu alrededor, confianza, serenidad, alegría y paz.


Contacto e información: promociondelasalud.sepis@gmail.com 

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (26).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en hello Valencia. Nº 221, julio 2019

Nunca pensé, hasta hoy, que cumpliría tres años escribiendo sobre Promoción de la Salud en hello Valencia. El hecho es que este mes de julio puede ser un mes para el recuerdo. El 25 de julio de 2017 falleció Marian Diamond. Una mujer que dedicó gran parte de su vida a comprender el funcionamiento del cerebro sentando las bases de la Neurociencia moderna. Con su trabajo contribuyó a describir el concepto de neuroplasticidad, capacidad intrínseca del cerebro para reorganizarse y reestructurarse a sí mismo.

La neuroplasticidad la podemos guiar a través de las experiencias mentales. ¿Alguna vez te has preguntado de qué se alimenta la mente? ¿Qué entendemos por cerebro y qué entendemos por mente?

El cerebro es un órgano formado por tejido nervioso que pesa alrededor de 1,5 Kg (aproximadamente el 2% del peso total del cuerpo), pero que consume un 20% de la energía total. Esta energía la obtiene solo de la glucosa y el oxígeno.

La mente está constituida por el conjunto de capacidades cognitivas o intelectuales soportadas por el cerebro como la facultad de pensar, recordar o imaginar…

Podemos decir que la mente se alimenta de los pensamientos y sentimientos que generamos y almacenamos en la memoria.

El estilo de vida occidental nos somete a constantes estímulos estresantes que nos empujan a generar pensamientos y sentimientos inútiles y destructivos. Las personas tenemos una extraordinaria tendencia a quejarnos, siendo una de las reacciones más inútiles y destructivas. Cuando los científicos observan qué pasa al generar ira, enfado, resentimiento, envidia, desconfianza… ven que se inhiben la neuroplasticidad y la formación de nuevas neuronas.

Podemos entrenar al cerebro para que ante esos mismos estímulos estresantes, genere respuestas constructivas y útiles. De esta forma estaremos alimentando nuestra mente con buenos sentimientos.

Desde aquí te invito a que entrenes tu cerebro a generar empatía, gratitud, compasión, humildad, confianza, serenidad, alegría, paz interior… Estos sentimientos actúan como los “superalimentos para la mente”. Con la práctica sentirás que el mayor reto al que puedes enfrentarte es generar amor allí donde parezca que sea imposible generar una chispa de amor.


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.