CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (7).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en Hello Valencia. Nº 201, noviembre 2017.

El ritmo sí que importa.

Jeffrey C. Hall, Michael Rosbash y Michael W. Young fueron galardonados el pasado 2 de octubre con el Premio Nobel de Medicina por aclarar los mecanismos moleculares que controlan el ritmo circadiano, es decir, los ciclos biológicos que regulan los niveles hormonales, el sueño, la temperatura corporal y el metabolismo y su influencia en nuestra salud.

Los seres vivos de este bello planeta donde vivimos traemos “de serie” unos mecanismos naturales que nos conectan con las leyes de la naturaleza. Cuando dejamos que estas leyes actúen, nuestra vida está en perfecto equilibrio y armonía, cuando simplemente “permitimos”, todo en nuestra vida es perfección y belleza. Cuando nuestra vida va en concordancia con el orden de la naturaleza, gozamos de “buena salud”. Cuando interferimos con estos mecanismos perdemos el equilibrio, la armonía y la salud.

Algunos ejemplos que nos muestran esta idea serian: Cada vez que tomamos un avión y cambiamos de franja horaria; cuando cambiamos nuestros turnos de trabajo; cuando nos cambian el horario en primavera y en otoño; los horarios intensivos de trabajo; los trabajos nocturnos… Y todo ello es consecuencia de la invención de la luz eléctrica y la revolución industrial.

Como no vamos a retroceder hasta la Edad Media, deberíamos adaptarnos a estas circunstancias de la manera más saludable posible:

  • Crea, adaptándose a tus circunstancias, tus propias rutinas en los horarios de trabajo, comidas, ocio, descanso, recuperación y sueño.
  • Practica diariamente la concentración mental, la relajación y la meditación porque te ayudarán a manejar de forma constructiva el estrés de cada día.
  • Dedica a lo largo de la jornada breves instantes para escucharte: escuchar a tu cuerpo, escuchar tus pensamientos y sentimientos para tomar consciencia y reequilibrar lo que necesite ser reequilibrado.
  • Busca en tu interior la perfección y la belleza en cada palabra, en cada intención, en cada acción…Resultado de imagen de marco aurelio meditaciones

La ciencia continuamente está corroborando lo que ya intuían nuestros clásicos:

Cuando te apremien las circunstancias y te encuentres preocupado, vuelve enseguida a ti mismo y no te alejes de tu propio ritmo más tiempo del necesario. Alcanzarás mayor armonía si vuelves a ella con frecuencia.”

Marco Aurelio (121-180 d. C.)


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Anuncios

Dr. Julio Mayol: “Las Redes Sociales nos ayudan a transformar nuestro conocimiento en valor social”.

“Las Redes Sociales nos ayudan a obtener una reputación, a crear una marca, a visibilizar nuestra profesión, a difundir mensajes directamente entre ciudadanos y pacientes y a transformar nuestro conocimiento en valor social”, asegura el Dr. Julio Mayol, director Médico del Hospital Clínico San Carlos de Madrid.Dr. Julio Mayol

El Dr. Mayol, considerado “influencer” por su actividad y reputación en las Redes Sociales a nivel nacional e internacional, habla para este medio sobre estas vías de comunicación en las que considera “los facultativos debemos de estar, al menos como observadores”.

En su opinión, el número de seguidores y de interacciones con el que cuenta en los perfiles sociales “se debe a que abordo temas y asuntos de interés compartido por muchos otros profesionales, especialmente en áreas novedosas y controvertidas. Además, creo que también ayuda que en la red soy fácilmente accesible e interacciono con todo tipo de personas”.

El Dr. Mayol invita a sus colegas de profesión a participar en estas plataformas digitales porque “si queremos estar enterados de lo que pasa en gran parte del mundo, en nuestras profesiones o fuera de ellas, conviene estar en las redes como observador” y matiza que “la participación más activa dependerá de las ganas que tenga uno de compartir ideas, de interactuar, aprender, colaborar, dejar huella…”.

Acerca de la polémica sobre las redes sociales como elementos propagadores de bulos o “fake news” o como vías para acabar con ellos, opina que “las redes sociales traducen la naturaleza humana hasta el extremo. Los seres humanos nos contamos historias continuamente. Ninguna es completamente “verdad”. Es más, disfrutamos con las historias extremas, magníficas, que desbordan la realidad, y las acomodamos a nuestras creencias. Evidentemente, en ausencia de un pensamiento crítico, las redes sociales pueden convertirse en una herramienta poderosa de propaganda. Sin embargo, los médicos con una formación tan intensa y extensa, con un fuerte componente científico, deberíamos ser capaces de analizar críticamente la información disponible y obtener un gran valor del resultado. Por desgracia, no siempre se cumple”- afirma.

Respecto a las reglas básicas para gestionar de una manera correcta las redes sociales desde el punto de vista de un profesional médico, el Dr. Mayol enumera diez principios que considera fundamentales: 

1. Lo que crees puede estar equivocado

2. Si te molesta lo que opinan otros y sufres, no lo leas

3. Si no te gusta lo que opinan otros, léelo y aprende

4. Ante la muy humana incoherencia, sonríe 

5. Disfruta aprendiendo, no hace falta que te enseñen (parafraseando a Churchill)

6. Las falacias pueden ser divertidas, si no te ofuscas

7. Las ideas son infecciosas: pueden ser vacuna o enfermedad

8. Discutir no es malo. No te lo tomes personalmente.

9. Recoge lo que siembres

10. A veces hay que pedir perdón

Respecto a la aportación que las redes sociales tienen o han tenido en su trayectoria profesional y personal, asegura que las redes le han supuesto una gran visibilidad, la creación de una marca (@juliomayol) y también muchos amigos, más trabajo, alguna investigación y mucha diversión. Sobre su red preferida señala claramente a Twitter porque es “muy dinámica, variada, permite recibir información rápidamente y puedes encontrar personas que van a lo esencial”.

Respecto a si considera que las redes son un elemento para internacionalizar la Medicina, afirma de manera rotunda que sí “pero sólo si uno tiene vocación ´internacionalizadora´. En mi caso, no habría tenido oportunidad de formar parte en muchas de las redes internacionales en las que participo si no fuera por las redes sociales” – manifiesta.

Sobre el papel de los Colegios de Médicos y las Sociedades Científicas como formadores y partes activas en la comunicación digital asegura que “las organizaciones sociales deben promover y facilitar la formación para el mejor uso de aquellas herramientas que forman parte del ejercicio profesional del médico, y hoy en día las redes sociales lo son.  Nos ayudan a obtener una reputación, a crear una marca, a visibilizar nuestra profesión, a difundir mensajes directamente entre ciudadanos y pacientes, y a transformar nuestro conocimiento en valor social y para ello es necesaria su colaboración y complicidad”.

Preguntado sobre alguna campaña o acción que deba de ponerse en marcha desde las corporaciones o asociaciones profesionales cree que “la super especialización de los médicos está debilitando nuestra profesión y su liderazgo social, por consiguiente, no estaría mal pensar cómo explicar qué es la profesión, que son los colegios y debatir sobre nuestro papel futuro ante el cambio cultural y tecnológico que se está produciendo en la sanidad”.

En este sentido quiso poner en valor la campaña #Ilooklikeasurgeon como ejemplo de éxito en Redes Sociales, una acción que – asegura – “ha promovido un movimiento en favor de la visibilización de las cirujanas no sólo en USA sino a nivel global. Su repercusión fue tal que desde las redes llegó a los grandes medios de comunicación de masas y al público en general”.

Fuente: Médicos y Pacientes


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Comida sana, niños felices.

Un estudio relaciona la alimentación con el bienestar infantil.

Una dieta saludable se asocia con una mejor autoestima y menos problemas emocionales en los menores, independientemente de su peso. Así concluye un nuevo estudio realizado en ocho países, entre ellos España, que también recoge datos a la inversa: la autoestima se vincula con pautas que restringen el consumo de azúcares y grasas, y fomentan el de pescados y verduras.

<p>El consumo recomendado de frutas, verduras, azúcar y grasa se relaciona con el bienestar infantil. / <a href="https://pixabay.com/es/sand%C3%ADa-verano-ni%C3%B1a-comiendo-sand%C3%ADa-846357/" target="_blank">Pixabay</a></p>

El consumo recomendado de frutas, verduras, azúcar y grasa se relaciona con el bienestar infantil. / Pixabay

Tener pocos amigos o ser objeto de burlas son algunos de los problemas emocionales que sufren cada día muchos niños y niñas. Ahora, un estudio publicado en la revista BMC Public Health vincula estos aspectos con la alimentación.

El trabajo asocia la ingesta de productos saludables con una mejor autoestima y menos trastornos emocionales en los menores, independientemente del peso corporal. De la misma forma, una mejor autoestima se relaciona con una mejor adherencia a las pautas de alimentación sana.

“Una dieta saludable puede mejorar el bienestar de los niños”, explica Louise Arvidsson, una de las autoras de la Universidad de Gotemburgo (Suecia). “En los pequeños hay una asociación entre el cumplimiento de las pautas dietéticas saludables y un mejor bienestar psicológico –lo que incluye menos problemas emocionales, mejores relaciones con otros niños y una mayor autoestima– dos años después”.

Tras examinar a 7.675 niños de dos a nueve años de ocho países europeos (Bélgica, Chipre, Estonia, Alemania, Hungría, España y Suecia), los investigadores encontraron que una puntuación mayor en un índice de adherencia alimentaria saludable (HDAS) al inicio del estudio estaba asociado con una mejor autoestima y menos problemas emocionales y con sus semejantes un par de años después.

Además, las asociaciones entre HDAS y el bienestar fueron similares para los niños que tenían un peso normal y los que sufrían sobrepeso. “Fue sorprendente descubrir que la asociación entre la dieta inicial y un mayor bienestar dos años después era independiente de la posición socioeconómica de los niños y su peso corporal”, añade Arvidsson.

El HDAS tiene como objetivo capturar el cumplimiento de las pautas dietéticas saludables, que incluyen limitar la ingesta de azúcares refinados, reducir las grasas y comer frutas y verduras. Un HDAS más alto indica una mejor adherencia a las recomendaciones, es decir, una alimentación más saludable. Las pautas son comunes a los ocho países incluidos en este estudio.

Más pescado y verduras

Los autores utilizaron datos de un estudio prospectivo de cohortes que pretende comprender cómo prevenir el sobrepeso en los niños y al mismo tiempo considerar los múltiples factores que contribuyen a ello.

Al comienzo del período de estudio, se les pidió a los padres que informaran con qué frecuencia por semana sus hijos consumían alimentos de una lista de 43 artículos. Dependiendo de su consumo de estos alimentos, a los niños se les asignó una puntuación HDAS.

El bienestar psicosocial se evaluó en función de la autoestima, las relaciones con los padres, los problemas emocionales y con los compañeros. También se midieron la altura y el peso de los niños. Todos los cuestionarios se repitieron dos años después.

El estudio es el primero en analizar los componentes individuales incluidos en el HDAS y sus asociaciones con el bienestar de los niños. Los autores encontraron que la ingesta de pescado de acuerdo con las directrices (2-3 veces por semana) se asoció con una mejor autoestima y con una ausencia de problemas emocionales y entre compañeros. La ingesta de productos integrales se asoció con una falta de conflictos entre iguales.

Las asociaciones iban en ambas direcciones, es decir, un mejor bienestar se relaciona con el consumo recomendado de frutas, verduras, azúcar y grasa; una mejor autoestima se asocia con la ingesta de azúcar de acuerdo con las directrices; las buenas relaciones con los padres con el consumo de frutas y verduras ponderado; menos problemas emocionales con la toma de grasa aceptable; y menos problemas con los compañeros se asocian con el consumo de frutas y verduras saludable.

Los resultados deben confirmarse

Los autores advierten que los niños con mala alimentación y bajo bienestar eran más propensos a abandonar los estudios y, por tanto, estaban subrepresentados en el seguimiento a dos años, lo que complica las conclusiones acerca de las verdaderas tasas de mala alimentación y bajo bienestar.

Es más, como el estudio es observacional y se basa en datos facilitados por los padres, no es posible extraer conclusiones sobre la causa y el efecto. “Estas asociaciones deben confirmarse en estudios experimentales que tengan en cuenta a los niños con diagnóstico clínico de depresión, ansiedad u otros trastornos del comportamiento, en lugar del bienestar informado por los padres”, concluye Arvidsson.

Referencia bibliográfica:

Arvidsson et al.: Bidirectional associations between psychosocial well-being and adherence to healthy dietary guidelines in European children: prospective findings from the IDEFICS study. BMC Public Health 2017 DOI: 10.1186/s12889-017-4920-5

Fuente: Agencia SINC


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

Hábitos dietéticos saludables contra el cáncer gástrico.

Un nuevo estudio del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) revela unos hábitos alimentarios saludables podrían prevenir hasta un 30% de los tumores de estómago. La investigación, integrada en el proyecto MCC-Spain, refuerza la idea de que las recomendaciones nutricionales deben tener en cuenta patrones de dieta en lugar de alimentos individuales.

Madrid, 5 de diciembre de 2017.- Adoptar hábitos dietéticos que se alejan del patrón de dieta Occidental en favor de una dieta Mediterránea, podría reducir sustancialmente el riesgo de desarrollar cáncer de estómago. Se trata de una nueva evidencia científica descubierta por investigadores del Centro de Investigación Biomédica en Red de Epidemiología y Salud Pública (CIBERESP) y del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III. El estudio, liderado por Adela Castelló y Nuria Aragonés, ha sido publicado recientemente en la prestigiosa revista científica Gastric Cancer.

MCC-Spain, cómo influyen los factores ambientales en tumores frecuentes

El cáncer de estómago es el tercer tumor con mayor mortalidad en el mundo, debido a su baja tasa de supervivencia tras el diagnóstico. Por ello, es de vital importancia llevar a cabo estudios orientados a la prevención que eviten el desarrollo de este tumor maligno como medida fundamental para atajar los efectos de esta enfermedad en la población. El proyecto MCC-Spain, impulsado por el CIBERESP y del que forma parte este reciente estudio, cuenta con la colaboración de investigadores de 11 comunidades autónomas españolas y busca aportar nueva información sobre factores de riesgo y posibles estrategias de prevención. “MCC-Spain es el mayor estudio multicaso-control llevado a cabo en España para identificar factores ambientales y de hábitos de vida -incluyendo la dieta- asociados al desarrollo de tumores frecuentes o con alta mortalidad como el cáncer de estómago”, sostiene la investigadora del CIBERESP Nuria Aragonés.

En esta investigación, en la que participaron 295 pacientes con adenocarcinoma de estómago y 3.040 personas sanas de diez provincias españolas, se ha explorado la relación entre el riesgo de tener un adenocarcinoma gástrico y tres patrones de dieta que caracterizan los hábitos alimentarios de la población española. Por un lado, el patrón Occidental representa un tipo de dieta con alto consumo de  productos lácteos grasos, granos refinados, carne procesada, bebidas azucaradas, dulces, comida preparada y salsas. Por otro lado, el patrón Prudente, es característico de personas que parecen estar preocupadas por su peso y consumen productos lácteos bajos en grasas, granos integrales, frutas, verduras y zumos. Finalmente, los individuos que siguen un patrón Mediterráneo, presentan también un elevado consumo de frutas y verduras, pero añaden a su dieta pescado, patatas hervidas, legumbres y aceite de oliva y prefieren consumir las frutas enteras en lugar de ingerirlas en zumos.

Los participantes del estudio MCC-Spain con una alta adherencia al patrón de dieta Occidental mostraron el doble de riesgo de desarrollar un adenocarcinoma de estómago que los individuos con una baja adherencia a esta dieta. Por otro lado, una alta adherencia al patrón de dieta Prudente, no se asoció con el riesgo de este tumor; mientras que los participantes con adherencias altas al patrón Mediterráneo presentaron la mitad de riesgo de desarrollar un tumor maligno de estómago que aquellos con adherencias bajas. Según apunta Adela Castelló, “Este último resultado es especialmente importante puesto que indica que para prevenir el cáncer gástrico no es suficiente con consumir una gran cantidad de frutas y verduras sino que además hay que añadir a la dieta productos ricos en grasas saludables como el pescado o el aceite de oliva y otros productos típicos de la dieta mediterránea como las legumbres”.

La investigadora Nuria Aragonés destaca que “Es importante ser cautos con las conclusiones del estudio. La dieta es uno más entre los factores de riesgo. Tener una dieta altamente concordante con el patrón Occidental no es sinónimo de desarrollar cáncer gástrico y seguir una la dieta Mediterránea no garantiza que pueda evitarse el desarrollo de este tumor”.

En cualquier caso, los resultados de este estudio confirman la necesidad de transmitir a la población que se debe reducir el consumo de los alimentos propios de patrón Occidental y aumentar la ingesta de alimentos característicos del patrón Mediterráneo. Según la Dra. Castelló, “Moderar el consumo de lácteos grasos, granos refinados (pan, pasta y arroz blancos), carnes procesadas (embutidos, hamburguesas, salchichas, etc.), refrescos azucarados, zumos, dulces, comida preparada y salsas en favor de una dieta con una alta presencia de frutas enteras, verduras, legumbres, pescado y aceite de oliva, podría reducir el riesgo de padecer cáncer de estómago a la mitad”.

Artículo de referencia:
Castelló A, Fernández de Larrea N., Martín V. , Dávila-Batista V, Boldo E, Guevara M, Moreno V, Castaño-Vinyals G, Gómez-Acebo I, Fernández-Tardón G, Peiró R, Olmedo-Requena R, Capelo R, Navarro C, Pacho-Valbuena S, Pérez-Gómez B, Kogevinas M, Pollán M, Aragonés N; MCC-Spain researchers.High Adherence to the Western and Mediterranean dietary patterns and risk of gastric adenocarcinoma. Gastric Cancer. 2017 Nov 14. doi: 10.1007/s10120-017-0774-x.

Sobre el CIBERESP

El CIBER (Consorcio Centro de Investigación Biomédica en Red, M.P.) depende del Instituto de Salud Carlos III –Ministerio de Economía, Industria y Competitividad– y está cofinanciado por FEDER. Su Área Temática de Epidemiología y Salud Pública –CIBERESP– está formada por 48 grupos de investigación de excelencia, de carácter multidisciplinar y multicéntrico. Centra sus actividades en dos aspectos clave: conocer la magnitud y la distribución de los problemas de salud pública e identificar los factores determinantes de los mismos para evaluar la efectividad y la eficiencia de las intervenciones, ya sean éstas desde el ámbito de las políticas públicas o de las implementaciones prácticas de prevención y resolución.

El Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III

El Centro Nacional de Epidemiología es uno de los centros nacionales integrados en el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), un organismo público de investigación adscrito orgánicamente al Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, a través de la Secretaria de Estado de Investigación Desarrollo e Innovación; y funcionalmente a este Departamento y al Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

Las principales misiones del ISCIII son: financiar, gestionar y ejecutar la investigación biomédica en España, desarrollar actividades de investigación, servicios de apoyo al Sistema Nacional de Salud y formación.

Más información

Departamento de comunicación CIBER
comunicacion@ciberisciii.es / 91 1718119

Documentos adjuntos

Fuente: Instituto de Salud Carlos III


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (6).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en Hello Valencia. Nº 200, octubre 2017.

¿Te gustaría conseguir que los asuntos de tu vida que consideras más complejos y que te quitan la paz y el sueño se transformaran en asuntos asombrosamente sencillos?

Vivimos en una sociedad que ante las circunstancias vitales que nos abruman y no nos dejan ser felices lo que se nos ofrece es un diagnóstico seguido de un tratamiento farmacológico cuando lo que realmente necesitamos es dialogar y escuchar.

Ante nuestro vacío existencial lo que se nos ofrece son enfoques pseudomédicos o superficiales principios propios de la New Age en lugar de los principios de la sabiduría, valores, ética y racionalidad fruto de siglos de búsqueda, meditación y contemplación puestos a prueba por el tiempo.

Bertrand Russel describió la filosofía como “algo intermedio entre la teología y la ciencia […] una tierra de nadie expuesta a ataques procedentes de ambos bandos”. El gran reto de este siglo XXI es aplicar a los problemas cotidianos de la vida personal, social y profesional la filosofía. De esta forma, la filosofía nos iluminará y nos guiará para sacar a la superficie ideas útiles y constructivas que nos permitan encontrar soluciones imaginativas y efectivas a los retos que nos plantea la vida.

La filosofía además de servir de una saludable gimnasia mental, proporciona soluciones que cualquier persona puede aplicar en su vida para vivirla en plenitud recuperando el equilibrio, la armonía, la templanza y la paz interior. En lugar de remover el pasado, la filosofía nos ayuda a analizar el presente y diseñar estrategias de futuro. Es un proceso en el que el intercambio de ideas actúa como un bálsamo para las heridas del alma. La filosofía en acción nos ayuda a conocernos a nosotros mismos y nos impulsa a ser mejores personas.

La idea de “autoayuda” va paralela al individualismo del siglo XX y continúa vigente en el siglo XXI constituyendo uno de los conceptos más desafortunados de nuestra civilización. Cuando una persona necesita ayuda, lo mejor que puede hacer es pedirla. ¡Cuánto antes! De esta forma, se siente acompañada, reconfortada, consolada y le da la oportunidad a quien le ayuda de sentirse útil haciendo algo bueno. ¡No hay nada mejor que sentir que estamos acompañados!

En esta ocasión quiero terminar este artículo citando a René Descartes: “Y para que nuestra alma tenga de qué estar contenta, sólo tiene que seguir exactamente la virtud. Pues cualquiera que haya vivido de tal modo que su conciencia nunca pueda reprocharle que haya dejado de hacer lo que creía mejor (que es lo que llamo aquí seguir la virtud), recibe una satisfacción que es tan poderosa para hacerle feliz, que los más violentos efectos de las pasiones nunca tienen poder suficiente como para turbar la tranquilidad de su alma.”      


Q.S.D. N.S.D.

Contacto email: promociondelasalud.sepis@gmail.com

Antes de enviar una respuesta lea nuestro aviso legal.