Cuidarse a los 50 ayuda a evitar las enfermedades crónicas en la vejez.

Un estudio observacional de la Universidad de Harvard concluye que adoptar una dieta sana, hacer ejercicio con regularidad y evitar el sobrepeso, el alcohol y el tabaco en la edad madura se asocia con una reducción de enfermedades graves como el cáncer, las dolencias cardiovasculares y la diabetes en etapas posteriores de la vida.

Llevar un estilo de vida saludable es importante a cualquier edad. Ahora, investigadores de la Harvard T.H. Chan School of Public Health (Universidad de Harvard, EE UU) han llegado a la conclusión de que tener buenos hábitos en la cincuentena –beber poco alcohol, no fumar, hacer ejercicio y comer sano– no solo alarga la vida, sino que evita en gran medida el desarrollo de enfermedades crónicas en la vejez. El trabajo se ha publicado en el último número de la revista BMJ.

Los autores destacan que la esperanza de vida se ha alargado de media en todo el mundo. Pero a medida que las poblaciones envejecen, las personas suelen vivir con discapacidades y enfermedades crónicas como el cáncer, las dolencias cardíacas y la diabetes.

En cambio, los resultados de este estudio apuntan a que la adopción de buenos hábitos suma años libres de estas enfermedades en alrededor de 7,6 años para los hombres y 10 para las mujeres, en comparación con los participantes que no se cuidan.

El estudio es una continuación de otro previo de 2018 que encontró que el seguimiento de estos hábitos aumentaba la esperanza de vida en general.

Vida larga sin enfermedades graves

Según Yanping Li, científica experta en nutrición y autora principal del trabajo, “el nuevo estudio proporciona una fuerte evidencia de que seguir un estilo de vida saludable en la madurez puede extender sustancialmente los años en que una persona vive libre de enfermedades”.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores tomaron datos de dos grandes estudios realizados durante años en EE UU. Los de 73.196 enfermeras registradas en el Nurses’ Health Study y los de 38.366 profesionales sanitarios masculinos del Health Professionals Follow-up Study. Todos ellos, estaban libres de cáncer, enfermedad cardiovascular y diabetes en el momento de la inscripción.

Los autores utilizaron cinco factores de estilo de vida de bajo riesgo –no fumar, peso saludable, al menos 30 minutos de actividad física diaria, consumo moderado de alcohol y una dieta de buena calidad– para calcular una puntuación de estilo de vida saludable.

Los participantes fueron evaluados regularmente durante un período de más de 20 años. Durante este tiempo, se registraron nuevos diagnósticos y muertes por cáncer, enfermedad cardiovascular y diabetes tipo 2.

Después de ajustar la edad, el origen étnico, el historial médico familiar y otros aspectos potencialmente influyentes, los investigadores encontraron que las mujeres que practicaban cuatro o cinco de los hábitos saludables a los 50 vivían en promedio 34,4 años más libres de diabetes, enfermedades cardiovasculares y cáncer, en comparación con 23,7 años saludables entre las mujeres que no practicaban ninguno de estos hábitos.

Por su parte, los hombres que practicaban cuatro o cinco buenos hábitos a la edad de 50 años vivieron 31,1 años libres de enfermedades crónicas, en comparación con 23,5 años entre los que no practicaron ninguno. Además, los fumadores empedernidos y los hombres y mujeres obesos tenían la menor esperanza de vida libre de enfermedades.

Promover hábitos saludables

Los autores resaltan que se trata de un estudio observacional, así que no se puede establecer la causa. También existen algunas limitaciones, tales como confiar en los hábitos de estilo reportados por los propios participantes, y que los integrantes sean profesionales de la salud en su mayoría de raza blanca, por lo que los resultados podrían no aplicarse de manera más general, advierten.

No obstante –añaden– los datos cubrieron un gran número de personas con una evaluación detallada y repetida de los factores del estilo de vida durante un largo período de seguimiento.

Los investigadores concluyen que “las enfermedades crónicas tienen un alto coste en los sistemas de salud”. Por ello, “se deberían promover desde la administración estilos de vida más saludables”.

Referencia bibliográfica:

Yanping Li et al“Healthy lifestyle and life expectancy free of cancer, cardiovascular disease, and type 2 diabetes: prospective cohort study”. The BMJ (9 enero, 2020)

FUENTE: AGENCIA SINC


Contacto e información: promociondelasalud.sepis@gmail.com

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (31).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en hello Valencia. Nº 226, diciembre 2019

La práctica de la meditación conlleva una exploración apasionante que puede durar toda la vida porque siempre podemos aprender algo nuevo o mejorar un poco más nuestra técnica a través del estudio, la escucha, la observación, la reflexión.

Las prácticas contemplativas permiten elevar tu nivel de consciencia percibiendo la vida en alta definición, pudiendo apreciar los detalles que antes te pasaban desapercibidos. Te permiten hacer un análisis más preciso y diseñar una estrategia más efectiva.

Mediante el análisis podrás detectar tu defecto dominante, ese hábito inútil y destructivo que predomina sobre los demás, que te incomoda y hace tiempo que quieres cambiar. Es ese mal hábito que se manifiesta condicionando tus pensamientos, tus sentimientos, tus palabras, tus estados de ánimo, tu actitud y tu comportamiento.

Es bueno analizar dónde tienes puestos tus pensamientos, hacia dónde se dirigen tus deseos, qué te entristece, qué te preocupa, qué te quita la paz interior, qué te hace sufrir… Si quieres progresar en este trabajo interior debes analizar tus puntos débiles para corregirlos. No te rindas. No pactes con tus defectos.

Una vez que has detectado tu defecto dominante, debes crear la estrategia más conveniente para contrarrestarlo con un hábito útil y constructivo capaz de consolidar tu virtud dominante, esa que guíe tus pensamientos, tus palabras, tus sentimientos, tus intenciones y tus acciones. Es esa virtud capaz de generar en tu interior y contagiar en las personas que te rodean alegría, seguridad, entusiasmo, paz.

Las prácticas contemplativas te permiten explorar y recorrer tu propio camino. Cada persona, con su temperamento, sus circunstancias y sus peculiaridades tiene un camino personal e intransferible por recorrer. Cuando dejas de hacer este trabajo personal te estás perdiendo una de las experiencias más transcendentes que se pueden vivir.

Las prácticas contemplativas ofrecen a tu cerebro una experiencia que te ayuda a entrenarte para adquirir o consolidar ese buen hábito que buscas y actuar en esa dirección. Y esto es lo importante, que el entrenamiento vaya seguido de la acción para convertirte en una persona bondadosa, alegre, optimista, capaz de trasmitir seguridad, en definitiva, convertirte en una persona que irradie felicidad.

Y todo este proceso requiere un sincero deseo de evolucionar, de mejorar, de modelarte interiormente.

¿Que tendrás dificultades? Lo más seguro. Para vencerlas te ayudará “jugar punto a punto”, como en el tenis. Comenzando y recomenzando cada día, pero conservando la alegría, la esperanza y la determinación.


Contacto e información: promociondelasalud.sepis@gmail.com 

¡FELIZ NAVIDAD 2019!

“Al Señor tu Dios adorarás y a El solo servirás”. (Lc 4,8)

“La adoración de los pastores” por Bartolomé Esteban Murillo

Desde la Red de Personas Promotoras de la Salud os deseamos una feliz Navidad

y

un año 2020 lleno de salud, paz y amor.

Prácticas contemplativas para entrenar el cerebro.

Por: Ángel Escudero Villanueva

Coordinador Médico de la Unidad de Medicina Psicosomática del Hospital Quirónsalud Valencia.

Si consigues ser constante ejercitándote en las prácticas contemplativas, estarás entrenando a tu cerebro para ser capaz de transformar la soberbia en humildad, el odio en compasión, la ansiedad en serenidad, el miedo en confianza y el rencor dejará paso al perdón. Aun en medio del caos entrena tu cerebro para restaurar el equilibrio, la armonía, la perfección y la belleza.


Contacto e información: promociondelasalud.sepis@gmail.com

CONSEJOS DE VIDA SALUDABLE (30).

Por: Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud.

Publicado en hello Valencia. Nº 225, noviembre 2019

“Hace más ruido un árbol que cae que un bosque que crece”.

Cuántas veces al final del día has sentido la mente embotada y el cuerpo cansado por tanto ruido, ruido sensorial, ruido visual, ruido ambiental, ruido afectivo, ruido sentimental, ruido emocional, ruido mental. Y sientes cómo todo ese ruido acumulado te va quitando la paz interior; te va robando la alegría y las ganas de vivir y te consume las fuerzas.

Cuánto ruido produce en tu interior las contrariedades, los problemas, los contratiempos, las desilusiones, las humillaciones, los desengaños, el dolor, el sufrimiento, la soledad no buscada.

Si quieres disfrutar de una buena salud afectiva, busca esos momentos de silencio exterior e interior. Es mucho más fácil conseguir el silencio exterior que el silencio interior. El silencio interior requiere mucho trabajo, mucha práctica y mucha determinación.

Cultivar las cosas que no hacen ruido cuida tu salud afectiva. Una sonrisa en medio de los habituales problemas y dificultades. Un apretón de manos ante el sufrimiento. Una mirada que se tropiece con unos ojos solitarios. Un abrazo en momentos de desolación. Una palabra… Una palabra cargada de sabiduría alivia y genera bienestar.

Las palabras que brotan del estudio, la reflexión y la meditación irán cargadas de prudencia, de fortaleza y podrán aliviar el sufrimiento y sanar heridas. Una palabra puede ser el mejor regalo ayudando a encontrar el verdadero sentido a la vida.

Entrénate a usar tus palabras, no para juzgar, ni criticar, ni hacer daño. Entrénate para que tus palabras sean capaces de confortar y alegrar a quien se siente triste.

Si usas bien tus palabras, serás capaz de consolar a quien esté sufriendo. Serás capaz de orientar a quien haya perdido el rumbo. Con tus palabras serás capaz de fortalecer a quien se sienta flaquear; podrás acompañar y hacer más llevadero el camino. Esfuérzate para que tus palabras enriquezcan a quien las escucha.

Si quieres vivir con una buena salud afectiva evita las conversaciones vacías, superficiales y ociosas. Evita el enredo o la murmuración. Entrénate para no hablar mal de nadie.

Entrénate para que tus palabras trasmitan humildad y generen buenos sentimientos. Entrénate para que tus palabras, al pronunciarlas, generen en ti y a tu alrededor, confianza, serenidad, alegría y paz.


Contacto e información: promociondelasalud.sepis@gmail.com 

SALUD BUCODENTAL y SALUD GENERAL.

Existe una contrastada evidencia científica que relaciona una mala salud bucodental con enfermedades como el Alzheimer, enfermedad obstructiva crónica (EPOC), artritis reumatoide, enfermedades cardiovasculares, diabetes, cáncer…

Esta evidencia científica debe ser compartida con toda la población informando y formando acerca de los beneficios de una buena salud bucodental sobre su salud global.

Por todo esto, desde la RED de PERSONAS PROMOTORAS de la SALUD, hemos organizado un SEMINARIO de SALUD ORAL y SALUD GENERAL.

El seminario estará impartido por:

Ángel Escudero Villanueva, Médico Promotor de la Salud

Sábado 14 de diciembre de 11:00 a 13:30h.

En Kosmo (Av. Baleares, 46 bajo, Valencia)

Información y reserva de plazas: Tel. 677 23 56 17


Contacto e información: promociondelasalud.sepis@gmail.com

La experiencia modela el cerebro.

Por: Ángel Escudero Villanueva

Coordinador Médico de la Unidad de Medicina Psicosomática del Hospital Quirónsalud Valencia

La neuroplasticidad es la capacidad intrínseca del cerebro para reestructurarse a través de la experiencia, es decir, la experiencia modela el cerebro anatómica y funcionalmente.

La meditación ofrece al cerebro esa experiencia para restaurar el equilibrio y la armonía que nos roba el estrés y la ansiedad.


Contacto e información: promociondelasalud.sepis@gmail.com